6 maneras sorprendentes en que la discapacidad del aprendizaje no verbal me afecta de adulta

Por The Understood Team

“¿Cómo la afecta su discapacidad del aprendizaje no verbal?”

Me han hecho esta pregunta en diferentes circunstancias durante años. Ya sea que esté reunida con un maestro, en una entrevista de trabajo o en una conversación casual, de inmediato me pongo a reflexionar. Algunas veces sé las respuestas de inmediato. Otras veces, tengo que pensarlo más detenidamente.

Cuando tenía 14 años me enteré que tenía una discapacidad del aprendizaje no verbal, TANV, (NVLD, por sus siglas en inglés) y un trastorno del aprendizaje no especificado (LD-NOS, por sus siglas en inglés). Ahora, con 23 años, me doy cuenta cuánto he madurado y cambiado desde entonces. No existe una “cura” para la discapacidad del aprendizaje no verbal, pero en el camino he aprendido habilidades y estrategias para ayudarme, especialmente cuando se trata de lo académico.

Cada persona tiene una experiencia diferente con esta discapacidad. Pero estas son algunas maneras sorprendentes en que la discapacidad del aprendizaje no verbal me afecta como adulta.

1. No puedo planificar las cosas en mi cabeza

Tengo una memoria funcional y a largo plazo excelente. Puedo recordar lo que usé el primer día de kinder, cosas que se dijeron hace años y frases de libros, películas y canciones.

Pero, debido a la discapacidad del aprendizaje no verbal, a menudo tengo problemas para planificar mentalmente eventos, reuniones o citas. Esto incluye planear cómo llegar a sitios desconocidos. Me pierdo con frecuencia, incluso cuando uso mi teléfono inteligente para orientarme.

Me he dado cuenta que puedo organizarme y ejecutar un plan si anoto las cosas, ya sea en mi calendario digital o de papel. Escribir las cosas me ayuda a ver lo que necesito hacer, explicado en palabras, que es una de mis fortalezas. Y en parte es la razón por la que siempre logro llegar adonde voy y recuerdo reuniones y citas.

2. Mi habitación es un caos

A lo largo de los años, mi habitación siempre ha estado desordenada. Cuando estudiaba en la universidad, mi madre, quien es impresionante con la limpieza y la organización, me ayudaba a dejar mi habitación impecable al inicio de cada semestre. Sin embargo, al final de cada ciclo era simplemente un desastre.

Ahora que soy mayor, sé que los estándares de limpieza son mucho más altos. Así que he aprendido maneras de ser más limpia y ordenada. La mejor estrategia para mi discapacidad del aprendizaje no verbal es: todo tiene un sitio. Después de utilizar algo, de inmediato lo vuelvo a dejar en su sitio.

3. Conducir es complicado y sigo poniéndome nerviosa

La mayoría de las personas no entienden que conducir un auto requiere tener conciencia del espacio y percepción de profundidad. Las personas como yo, que tenemos una discapacidad del aprendizaje no verbal, a menudo tenemos dificultad con esas habilidades. Por eso nunca me gustó conducir.

Aunque sé que mientras más practicas algo, te vuelves más seguro y diestro. Tengo licencia y puedo conducir, y una de mis metas es practicar más para sentirme menos nerviosa.

4. No puedo procesar la información sin una lectura activa

Cuando leo tengo dificultad para procesar la información. Eso es un gran problema ahora que estoy haciendo un postgrado, porque constantemente estoy leyendo artículos y presentando exámenes.

Cuando leo tengo que usar estrategias de lectura activa, como subrayar puntos importantes, escribir notas al margen y saber cómo identificar los pasajes más importantes. También hacer fichas es una estrategia útil. La lectura activa me ayuda a procesar y a retener lo que leo.

5. Escribir es difícil aunque me gustan las palabras

Cuento con habilidades verbales sólidas y me gustan las palabras. Pero tengo una relación de amor y odio con la escritura porque la escritura requiere organización, planificación y procesar información, lo cual es difícil para mí. Comenzar a escribir suele ser muy complicado.

Debido a mis destrezas verbales, frecuentemente dicto lo que quiero escribir en una computadora. También utilizo el centro de escritura de la universidad para ayudarme a desarrollar y organizar mis ideas. Cuando escribo usando mis destrezas y las estrategias que he aprendido, y aprovecho los apoyos disponibles en la universidad, el producto final es generalmente un escrito profundo, organizado y comprensible.

6. Adoro a las personas, pero temo decir algo inconveniente

Me considero extrovertida por naturaleza y “empática” de corazón. Tengo un montón de amigos. Me encantan las personas y a la gente le gusta estar cerca de mí.

Sin embargo, tengo ansiedad social, la cual está relacionada con mi diagnóstico de discapacidad del aprendizaje no verbal. A veces me preocupa que pudiera decir algo equivocado. También me preocupa dejar pasar algo importante de la conversación. Afortunadamente, me he rodeado de un grupo de personas maravillosas que me ayudan, como la familia y los amigos. No hubiera podido hacer esto sola.

Lea más sobre Michaela: Averigüe cómo encontró un deporte que funcionó, a pesar de sus dificultades con las habilidades motoras.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

    Díganos qué le interesa

    Comparta