Problemas de autocontrol: Cómo iniciar la conversación con el maestro de su hijo

Por Tara Drinks

De un vistazo

  • Hablar sobre la dificultad que tiene su hijo para controlarse puede ayudarlo a encontrar respuestas.

  • El maestro puede proporcionar información y sugerencias sobre el comportamiento de su hijo.

  • Saber qué decir y preguntar facilitará el diálogo.

Si su hijo tiene dificultad para controlarse, ¿qué puede hacer? Un primer paso sería preguntar al maestro cómo se comporta en el aula. De esa manera usted y el maestro pueden colaborar para ayudar a su hijo.

Usted puede tener esta conversación en persona, por correo electrónico o por teléfono. Las conferencias de padres y maestros también son una buena oportunidad para discutir las dificultades de su hijo.

¿Cómo iniciar la conversación sobre la dificultad de su hijo para controlarse? ¿Qué le puede decir usted al maestro?

Estas son algunas reglas generales:

  • Sea claro.
  • Sea específico.
  • Haga preguntas.
  • Continúe preguntando hasta que le quede claro.

Tenga en cuenta que es la oportunidad de obtener información que no tenía antes. Por lo tanto, escuche con la mente abierta y no tema hacer todas las preguntas que necesite.

Estos ejemplos de cómo iniciar la conversación le facilitarán que hable con el maestro sobre los problemas de autocontrol de su hijo:

Solicitar una cita o conversación: “Hola. Soy Julia, la mamá de Luis. Quería comentarle que me preocupa que mi hijo esté teniendo dificultad para controlarse. Me gustaría que acordáramos cuándo podemos hablar de ello”.

Iniciar la conversación: “Gracias por tomarse el tiempo de hablar conmigo. He notado que cuando Luis tiene dificultades con algo, por ejemplo con su tarea, se enfada y tira los útiles al suelo. ¿Alguna vez se ha comportado de esa manera en clase?”.

Compartir información: “Luis me interrumpe a menudo cuando estoy hablando. Al principio pensaba que era impaciente. Ahora me pregunto si no es otra cosa. ¿Usted qué opina?”.

Obtener información: “¿Podría decirme si Luis por lo general puede controlar sus impulsos? ¿Hay algo en particular con lo que tenga dificultad, como seguir instrucciones o esperar su turno?”.

Dar seguimiento con más preguntas: “Usted mencionó que mi hijo parece inquieto. ¿Me puede explicar a qué se refiere. Me podría dar un ejemplo?”.

Solicitar ayuda: “¿Qué piensa que lo ayudaría? ¿Hay algo que usted está haciendo en clase para ayudar a Luis? ¿Hay alguna otra persona en la escuela que pueda ayudar? ¿Cómo puedo ayudarlo en la casa?”.

Terminar la conversación: “Muchas gracias por conversar conmigo. Ahora tengo una idea más clara de lo que está sucediendo y a qué estar atento. Si se le ocurre algo más que pudiera ayudar, por favor póngase en contacto conmigo. ¿Puedo contactarlo otra vez para hablar de pasos adicionales?”.

Puntos clave

  • Hable con el maestro sobre el comportamiento de su hijo en la casa.

  • Siga haciendo preguntas si los comentarios del maestro no le han quedado claros.

  • Manténganse en contacto con el maestro para estar informado del progreso de su hijo.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Tara Drinks es directora asociada en Understood.

    Revisado por

    Revisado por

    Bob Cunningham (EdM) es director ejecutivo del desarrollo del aprendizaje en Understood.