¿Cómo piensa un niño con dificultades del funcionamiento ejecutivo?

Por Laura Tagliareni (PhD)

How does a child with executive functioning issues think differently?, child sad

Pregunta:

La semana pasada una psicóloga me dijo que mi hijo tiene dificultades del funcionamiento ejecutivo. Dijo que él tiene “una mente desorganizada”. ¿Qué significa eso? ¿De qué manera piensan diferente los niños con dificultades del funcionamiento ejecutivo?

Responder:

Los desafíos con la pueden variar considerablemente de un niño a otro. Por eso quiero empezar diciendo que no puedo hacer generalizaciones acerca de cómo piensan los niños que tienen estas dificultades. No existe una respuesta única que se pueda aplicar a todos.

También es importante destacar que los niños con dificultades del funcionamiento ejecutivo no necesariamente “piensan” de manera diferente. Con lo que tienen dificultades es con el proceso de coordinar, priorizar o manejar la información necesaria para ejecutar correctamente ciertas tareas.

Es por eso que aunque los niños con estas dificultades pueden ser muy inteligentes, talentosos, artísticos, atléticos o tener grandes aptitudes musicales, también es posible que tengan problemas para completar tareas aparentemente sencillas como recordar entregar la tarea.

Los niños con problemas para comenzar o terminar una tarea podrían tener dificultad con uno o más aspectos del funcionamiento ejecutivo. Este es el término general para referirse al desarrollo de habilidades en las siguientes áreas:

  • Planificar y priorizar.

  • Comenzar una tarea (los expertos generalmente lo describen como “iniciación”).

  • Controlar los impulsos (los expertos lo llaman “inhibición”).

  • Cambiar de una actividad a otra.

  • Controlar las emociones.

  • Utilizar la memoria funcional.

  • Organizar materiales.

  • Utilizar la autosupervisión.

Para utilizar estas habilidades, los niños también deben ser capaces de hacer cosas como poner atención y separar los detalles esenciales de los no esenciales. Algunos niños con dificultades del funcionamiento ejecutivo podrían desarrollar estas habilidades más tardíamente que sus compañeros. En otros niños las limitaciones pueden perdurar.

Todas estas habilidades se desarrollan de manera diferente. También pueden variar considerablemente, dependiendo de la edad del niño, del grado de dificultad y de las fortalezas que tengan en otras áreas.

Por ejemplo, los niños superdotados podrían no necesitar tomar apuntes en clase durante la primaria o la escuela media. O podrían obtener a las respuestas correctas en matemáticas sin tener que “mostrar su trabajo”. No obstante, su desarrollo en áreas como tomar apuntes podría ser más limitado porque no necesitan esas destrezas hasta que llegan al bachillerato o la universidad.

Por lo tanto, recapitulando: No está claro a qué se refiere la psicóloga cuando afirma que su hijo tiene “una mente desorganizada”. Sin embargo, independientemente de su edad o sus habilidades, la infancia está llena de experiencias nuevas y requiere el manejo de una gran cantidad de información.

Recuerde que su hijo es único. Identificar sus fortalezas y sus limitaciones a través de una evaluación completa es un buen primer paso para determinar cómo abordar sus desafíos.

Tenga en cuenta que hay muchas opciones para ayudar a su hijo con dificultades del funcionamiento ejecutivo. Estas opciones incluyen adaptaciones en el salón de clases, organizadores gráficos, así como apps y otros tipos de tecnología de asistencia.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Laura Tagliareni (PhD) es neuropsicóloga pediátrica e instructora clínica en NYU Langone Medical Center.