La importancia de la conciencia plena para los niños que piensan y aprenden diferente

Por Kate Kelly

Cuando los niños practican la conciencia plena (también conocida como atención plena), se enfocan en el presente. Puede ayudar a los niños a notar sus pensamientos negativos y cambiar su atención hacia lo que están haciendo o sintiendo en ese momento. Practicar la atención plena puede disminuir el estrés y la ansiedad. También tiene otros beneficios.

Conciencia plena significa vivir el momento sin emitir juicios. Sin embargo, tanto niños como adultos no solemos funcionar de esa manera.

Nuestros pensamientos tienen que ver con cosas ocurridas en el pasado o que podrían ocurrir en el futuro. Incluso si el pensamiento no es exacto, puede que reaccionemos como si lo fuera.

Suponga que un niño está estudiando para un examen y comienza a sentir ansiedad por eso. Intenta enfocarse en sus apuntes, pero sus pensamientos van de un lado a otro: Reprobé el examen anterior... Debería haber pedido más ayuda ... Voy a reprobar.

La práctica de la conciencia plena puede ayudar a los niños a notar sus emociones y cambiar hacia un pensamiento más neutro, como por ejemplo cómo se siente su respiración al inhalar y exhalar. Tener conciencia plena puede ayudar a los niños a manejar sus emociones y enfrentar los desafíos.

Continúe leyendo para enterarse cómo la conciencia plena puede ayudar a desarrollar habilidades clave como la atención y el autocontrol.

Profundice

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Kate Kelly ha estado escribiendo y editando por más de 20 años, enfocándose en cuidado parental.

    Revisado por

    Revisado por

    Sheldon H. Horowitz (EdD) es el director de investigación y recursos para el aprendizaje de National Center for Learning Disabilities.