Por qué los niños se dicen cosas negativas a sí mismos

Por Julie Rawe

"Soy tonto". "Nadie me quiere". "Nunca seré bueno en esto". ¿Por qué los niños dicen cosas negativas sobre ellos? La mayoría de los niños (y adultos) hacen comentarios negativos de sí mismos ocasionalmente. 

A veces quieren desahogarse o hacer una broma. También puede ser una manera de relacionarse con otras personas. Si se trata de un comentario aislado, generalmente no hay de qué preocuparse.

Sin embargo, algunos niños dicen cosas negativas acerca de ellos una y otra vez. Esto es común en niños que tienen dificultades en la escuela o que experimentan más contratiempos que otros niños. Cuando ocurre algo malo o decepcionante, es posible que lo generalicen a todas las facetas de su vida.

Por ejemplo, un estudiante de primaria que se equivoca al hacer una resta podría decir: “Nunca hago nada bien”. En el caso de adolescentes, hasta el más mínimo comentario o percance social podría parecerles el fin del mundo o una crítica de sus capacidades.

Si los niños se dicen constantemente cosas negativas, usted puede ayudarlos a reconocer estos patrones de pensamiento o “trampas de la mente”. Identificar estos patrones puede ser el primer paso para ayudar a los niños a dejar de preocuparse tanto y a no ser tan duros con ellos mismos.

Profundice

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Julie Rawe es editora sénior en Understood.

    Revisado por

    Revisado por

    Kristin J. Carothers (PhD) es una psicóloga clínica infantil dedicada a la desestigmatización de las enfermedades mentales.