Ir a contenido

4 maneras en que los niños utilizan la autosupervisión para aprender

Por Amanda Morin

De un vistazo

  • La autosupervisión es una habilidad utilizada para controlar las propias acciones y rendimiento.

  • Las personas utilizan la autosupervisión como ayuda con toda clase de actividades, desde cocinar hasta resolver problemas de matemáticas.

  • Los niños que tienen una capacidad de autosupervisión limitada pueden beneficiarse usando listas de verificación y otros apoyos para el aprendizaje.

La autosupervisión es un nombre elegante para una habilidad que usted utiliza todo el tiempo para llevar control de lo que está haciendo. Es una serie de evaluaciones que uno durante una actividad: ¿Cómo va esa actividad? ¿Qué funciona y qué no? ¿Debería hacer ajustes o cambios?.

Temas relacionados

Por ejemplo, cuando usted hace el desayuno se fija si la mantequilla se ha derretido en la sartén antes de agregar los huevos, o si los huevos estaban poco cocinados la última vez. Usted podría pensar: ¿Qué es lo que tendría que hacer diferente esta vez?

La misma habilidad también se utiliza en el aprendizaje. Estas son cuatro maneras en las que los niños utilizan la autosupervisión para ayudar con el aprendizaje.

1. Autosupervisión y aprendizaje básico

Los niños utilizan la autosupervisión para ayudarse a aprender habilidades como las matemáticas y la lectura. También la utilizan para cosas más básicas como entender direcciones, estar al día con las fechas de entregas de tareas y controlar el trabajo.

Si su hijo tiene habilidades de autosupervisión limitadas, podría no reconocer errores cuando está corrigiendo una tarea escrita, o cuando tiene que comprobar si tuvo errores en matemáticas. También puede ser que le cueste determinar si siguió las indicaciones correctamente. Esto puede dificultar saber cuándo necesita pedir ayuda.

2. Autosupervisión y matemáticas

Cuando se trata de matemáticas, los niños utilizan auto supervisión para darse cuenta cuál es la mejor manera de resolver un problema y determinar si su respuesta parece razonable. Los niños pequeños la utilizan para decidir qué operación (u operaciones) usar en un problema matemático de lógica. Si su hijo tiene problemas con esta habilidad, usted podría notar que a él le cuesta mucho trabajo entender las palabras clave (tales como además de o cuánto menos que) o saber si usar los signos de + o – cuando tiene que escribir el problema.

Temas relacionados

La autosupervisión ayuda a los niños mayores a revisar sus respuestas usando la operación inversa. Por ejemplo, usar la multiplicación para revisar un problema de división. Además, la auto supervisión es la habilidad que los niños utilizan para estar seguros de que han seguido todos los pasos de un problema y fueron hechos correctamente.

Si su hijo tiene problemas con la autosupervisión, podría no darse cuenta de que se ha equivocado en uno o en todos los pasos de una operación matemática. Incluso, puede que tampoco se dé cuenta de que la respuesta no tiene sentido.

3. Autosupervisión y aprendizaje de la lectura

Los niños que comienzan a leer utilizan la autosupervisión para determinar si tienen sentido los sonidos que están asignando a las letras al pronunciar una palabra que reconocen, habilidad conocida como decodificar. La autorevisión es lo que los ayuda a repensar una palabra cuando no suena bien.

Si su hijo tiene problemas con la autosupervisión y decodifica la palabra boat (bote) como bow-AT, puede que no se dé cuenta de que no tiene sentido. A medida que avanza en la escuela y comienza a leer oraciones, podría tener un problema semejante reconociendo que una palabra en ese contexto no tiene sentido y en descubrir cuál sí lo tendría.

4. Autosupervisión y comprensión lectora

Los niños utilizan la autosupervisión para ser mejores y más efectivos lectores. Cuando los comienzan a leer y tratan de darle sentido a lo que leen, los padres y maestros los ayudan a obtener información de lo que están leyendo y entender lo que significa. A medida que se vuelven mejores lectores, ellos reemplazan esos supervisores externos por la autosupervisión y pueden preguntarse a sí mismos:

  • ¿Por qué estoy leyendo esto y qué es lo que aprenderé de esto?

  • ¿Entiendo la manera en que la información es presentada? (como en una lista, o un libro en capítulos).

  • ¿Puedo relacionar esto con alguna otra cosa que ya sepa?

  • ¿Entiendo las ideas y las palabras o necesito detenerme a buscarlas en un diccionario o pedir ayuda?

La buena noticia: Hay maneras de ayudar

Si su hijo tiene problemas con la autosupervisión, esto no significa que no será capaz de aprender, pero sí necesitará apoyo y ayuda adicional. Existen adaptaciones que los maestros pueden ofrecer para ayudarlos en el salón de clases, así como también estrategias y tecnología que usted puede utilizar en la casa para hacer las cosas más fáciles.

Puntos clave

  • Los niños utilizan la autosupervisión como una manera de verificar que están aprendiendo.

  • La autosupervisión ayuda a los niños a saber si sus respuestas tienen sentido.

  • Hay estrategias que pueden ser usadas en la escuela y en la casa para ayudar a que los niños aprendan a supervisarse ellos mismos más eficazmente.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta 4 maneras en que los niños utilizan la autosupervisión para aprender

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta 4 maneras en que los niños utilizan la autosupervisión para aprender

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom