Ir a contenido

Leyes sobre el acoso: Los derechos de su hijo en la escuela

De un vistazo

  • Los chicos tienen protecciones legales contra el acoso escolar.

  • Las leyes federales y estatales abordan el acoso de diferentes maneras.

  • Las leyes federales brindan protecciones específicas que pueden beneficiar a los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención.

Es una triste realidad que los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención son más propensos a ser acosados en la escuela que otros chicos, y el acoso puede tener un grave impacto. Puede perjudicar todo: desde la confianza en sí mismo, hasta lo académico. Afortunadamente, los chicos cuentan con protecciones legales que obligan a las escuelas a actuar cuando los estudiantes son acosados (conocido en inglés como bullying).

A continuación un desglose de cómo la ley protege a su hijo del acoso.

Leyes estatales contra el acoso

Si a su hijo lo acosan en la escuela, la primera defensa es la ley anti-acoso de su estado. Los 50 estados cuentan con leyes contra el acoso. Por lo general, estas leyes brindan las mejores protecciones para los estudiantes, y pueden ayudar a detener el acoso de inmediato.

Un típica ley estatalanti-acosoexige que la escuela reporte, documente e investigue el acoso en un determinado número de días. También requiere que la escuela actúe para detenerlo. Muchas leyes estatales enumeran las consecuencias para los acosadores. Algunas consideran un proceso para ofrecer servicios de consejería para la víctima y el acosador.

Las leyes pueden diferir mucho de un estado a otro. Usted puede buscar la ley anti-acoso de su estado en el sitio gubernamental Detener el acoso, o a través del departamento de educación de su estado.

También es importante revisar, tanto el código de conducta, como la política contra el acoso de la escuela. Estas políticas escolares en contra del acoso complementan las protecciones ofrecidas por la ley estatal.

Al revisar la ley estatal (y la política de la escuela), estas son preguntas importantes de hacer:

  • ¿Cómo define la ley el acoso?

  • ¿Se mencionan ejemplos de acoso en la ley?

  • ¿La ley cubre el ciberacoso o el acoso fuera del horario escolar?

  • ¿Cómo se reporta el acoso?

  • ¿La ley exige que la escuela reporte el acoso?

  • ¿Hay un límite de tiempo para que la escuela investigue el acoso?

  • ¿La escuela tiene un límite de tiempo para actuar y detener el acoso?

  • ¿Qué sanciones considera la ley para los acosadores?

  • ¿Qué sucede según la ley si la escuela no puede o no detiene el acoso?

  • ¿La ley exige que la escuela capacite a su personal en la prohibición y prevención del acoso?

  • ¿Qué servicios están disponibles si su hijo es acosado?

Protecciones federales contra el acoso

La ley estatal usualmente tiene límites de tiempo y protecciones más estrictas que la ley federal en lo referente al acoso. Pero las leyes federales ofrecen protecciones específicas que pueden favorecer a los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención.

  • La Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) garantiza una educación pública apropiada y gratuita (FAPE, por sus siglas en inglés) a los estudiantes . IDEA exige que la escuela actúe si el acoso interfiere con el derecho de un estudiante a la FAPE.

  • La Sección 504 de la Ley de Rehabilitación de 1973 también garantiza a los chicos el derecho a FAPE. Los estudiantes que tengan un Plan 504 están amparados por la Sección 504. Si el acoso interfiere con el derecho a FAPE de un niño que tiene un plan 504, la escuela tiene que actuar.

  • La Sección 504 y el Título II de la Ley para Estadounidenses con Discapacidades(ADA, por sus siglas en inglés) prohiben la discriminación en la escuela contra los chicos con discapacidades, lo que puede incluir a los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención. Cuando los chicos son acosados debido a su discapacidad, la escuela debe actuar.

Las diferentes maneras en que las leyes federales pueden proteger a su hijo, pueden ser confusas. Básicamente se reducen a dos situaciones:

  1. Acoso que conduce a que el niño no reciba FAPE: Si un niño es acosado por cualquier razón, y el acoso interfiere con que se beneficie de FAPE, la escuela debe actuar. Los estudiantes que tienen un IEP o un plan 504 están amparados.

  2. Acoso basado en la discapacidad del niño: Si el acoso genera un “entorno hostil”, es decir que el acoso es lo suficientemente grave como para impedir que el niño participe en algún ámbito escolar, la escuela tiene que actuar. Cualquier niño que tenga una discapacidad está amparado.

Estos son algunos escenarios posibles.

Ejemplo de acoso que evita que el niño se beneficie de FAPE: Un niño con tiene un IEP y recibe enseñanza especializada en lectura. Otros chicos se burlan de él porque su familia es de bajos ingresos. El acoso causa que el chico se sienta avergonzado. En consecuencia, deja de asitir a la escuela y no se reúne con el especialista en lectura. El niño no está siendo acosado debido a su dislexia, pero el acoso interfiere con su derecho a una FAPE.

Cómo debe responder la escuela: Una vez que el personal conozca que el acoso está afectando a FAPE, deben seguir los pasos necesarios para detener el acoso. También deben actuar para evitar que el acoso ocurra nuevamente. La escuela debe convocar a una reunión del equipo del IEP para discutir cómo el acoso afecta su educación. El equipo debe discutir si necesita servicios adicionales para solucionar el acoso, como la consejería. Como padre/madre tiene el derecho de asistir a esta reunión.

El proceso es similar cuando se trata de un plan 504. La escuela debe determinar cómo el acoso ha impactado la educación del niño y considerar si se requieren más apoyos.

Sin embargo, es importante que usted no dependa exclusivamente de la escuela. Si considera que el acoso está afectando la educación de su hijo, solicite una reunión con el equipo del IEP o del plan 504.

Ejemplo de acoso basado en la discapacidad del niño: Un niño con dislexia no tiene un IEP ni un plan 504. Sin embargo, cuando lee en voz alta en clase lo hace lentamente y con dificultad. Otros niños se burlan de él por ello y le ponen apodos. Esto conlleva a que se vuelva más retraído y trate de evitar situaciones donde se le pida leer. Esto origina un “ambiente hostil” en la escuela.

Cómo debe responder la escuela: Una vez que el personal escolar sepa del acoso, debe detenerlo y evitar que ocurra de nuevo.

En algunos casos, el acoso causado por una discapacidad también puede resultar en un impedimento del derecho a FAPE. Cuando esto ocurre, la escuela no solo debe detener el acoso; debe además convocar una reunión con el equipo del IEP o del plan 504 para discutir cómo se han visto afectados los servicios.

(Para conocer otros ejemplos y aprender más acerca de la ley federal, lea esta guía sobre el acoso del Departamento de Educación de los Estados Unidos).

Cuando las leyes contra el acoso son confusas

En papel, las leyes contra el acoso son claras. Sin embargo, en la práctica pueden ser confusas.

Cuándo deben las escuelas investigar el acoso, es un área poco clara. La ley dice que si la escuela sabe que existe acoso, debe actuar. Pero ¿qué ocurre si no hay una queja formal?

Según la ley federal y la mayoría de las leyes estatales, si la escuela tan solo tiene una sospecha de acoso, debe investigar. Por ejemplo, si un maestro ve que hay niños que se burlan de otro porque le cuesta leer, el maestro debe reportarlo. La escuela debe estudiar la situación, incluso si el niño no ha dicho nada.

¿Otra área confusa?: Lo que oficialmente se considera acoso. No todos los conflictos son acoso, y puede haber una diferencia entre acosar y bromear. Entonces, ¿cómo decide la escuela si algo es suficientemente grave como para ser considerado acoso?

En este caso, la escuela deberá revisar la definición y ejemplos de acoso en su ley estatal anti-acoso. Generalmente, las leyes estatales tienen definiciones amplias que incluyen muchos tipos de comportamientos indeseados y agresivos, por lo que puede que usted no esté de acuerdo con la escuela acerca de si algo es acoso. Si eso sucede, informe a la escuela por escrito por qué no está de acuerdo.

La ley federal es más limitada. No hay en la ley federal una regla de blanco o negro para decidir si el acoso es lo suficientemente grave como para afectar la educación de un niño.

Por lo tanto, las escuelas están obligadas a considerar varios factores, entre los que se incluyen:

  • Un empeoramiento de las calificaciones

  • Estallidos emocionales

  • Problemas de conducta

  • Saltarse servicios ofrecidos por el IEP o plan 504

  • Evitar ir a la escuela

  • Evitar actividades extracurriculares que al niño le gusten

Cómo las escuelas pueden detener y prevenir el acoso

¿Qué exactamente se supone que debe hacer la escuela para prevenir o detener el acoso? No existe una “solución única” o simple para detener y evitar el acoso, pero existen algunas buenas prácticas, que incluyen:

  • Disciplinar a los chicos que acosan a otros

  • Proporcionar consejería u otros servicios para chicos que son acosadores

  • Contar con la supervisión de adultos, especialmente en áreas comunes como pasillos, cafeterías y zonas de juego

  • Capacitar a maestros y al personal sobre cómo se expresa la conducta de acoso y cómo responder

  • Proporcionar instrucción formal y explícita a los estudiantes acerca de qué comportamientos se esperan en la escuela

Un enfoque que está ganando popularidad es el llamado intervenciones y apoyos conductuales positivos (PBIS, por sus siglas en inglés). PBIS usa muchas de las prácticas mencionadas anteriormente. Se enfoca en la enseñanza explícita de qué es un comportamiento apropiado. Esto puede, no solo reducir el acoso, sino también las suspensiones escolares.

Tenga en cuenta que detener el acoso no puede lograrse a expensas de la víctima. Esto significa que si se hacen cambios en la escuela, los cambios no pueden ser responsabilidad del niño que está siendo acosado. Por ejemplo, la escuela no puede cambiar a un niño acosado a un ambiente más restrictivo para limitar el contacto con el acosador.

En ocasiones, los acosadores también tienen discapacidades. ¿Cómo la escuela maneja esta situación?

Si un acosador tiene una discapacidad, entonces debe tener protecciones legales en cuanto a la disciplina escolar. Esto no excusa a la escuela de tener que detener el acoso. Sin embargo, esas protecciones están dirigidas a entender por qué está ocurriendo ese comportamiento y evitarlo en el futuro.

Qué hacer si acosan a su hijo

Puede ser difícil saber qué acción seguir si acosan a su hijo. ¿Cómo puede estar seguro de que la escuela está protegiéndolo?

Primero, es crucial que documente el acoso. Averigüe qué ocurrió para determinar qué leyes podrían aplicar. También es importante presentar una queja a la escuela a través de un email o carta. Explicar por escrito lo que usted cree que sucedió puede ayudar a proteger los derechos de su hijo.

También es importante documentar cómo afectó a su hijo. Por ejemplo, ¿su hijo se muestra reacio a ir a la escuela debido al acoso? ¿Su hijo se siente más sensible y es menos capaz de prestar atención? Ayude a la escuela a entender cómo el acoso está afectando la educación de su hijo para que se vea obligado a actuar.

Revise los pasos a seguir si sospecha que hay acoso en la escuela. Obtenga sugerencias sobre cómo ayudar a su hijo a defenderse por sí mismo de los acosadores de la escuela. Tal vez también le interese revisar recursos contra el acoso para usted y su hijo.

Puntos clave

  • Cada estado tiene una ley contra el acoso que puede ayudar a detener de forma inmediata cualquier abuso.

  • Los chicos que son acosados debido a sus discapacidades poseen protecciones adicionales bajo la ley federal.

  • Si su hijo ha sido víctima de acoso, documente lo que sucedió y cómo afectó a su hijo.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

IEP

IEP

dislexia

Comparta Leyes sobre el acoso: Los derechos de su hijo en la escuela

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Leyes sobre el acoso: Los derechos de su hijo en la escuela

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom