Mi hijo acaba de ser diagnosticado con discalculia. ¿Ahora qué?

La discalculia no es tan conocida como otras dificultades de aprendizaje y de atención, como la . De hecho, muchas familias nunca han escuchado sobre esta dificultad con las matemáticas hasta que sus hijos son evaluados y se determina que la tienen. Pero es importante saber que hay maneras de ayudar a los chicos con discalculia a progresar en la escuela y en la vida. Siga estos pasos para ayudar a su hijo a obtener los apoyos que necesita, tanto en la escuela como en la casa.

Averigüe todo lo que pueda sobre la discalculia

Conozca qué habilidades pueden verse afectadas por la discalculia, incluyendo el sentido numérico y el procesamiento visoespacial. La discalculia también puede afectar la vida social de su hijo. Desmienta los mitos comunes sobre la discalculia. Revise las respuestas de expertos a preguntas comunes sobre las dificultades con las matemáticas, y averigüe cómo los síntomas de la discalculia pueden manifestarse a través del tiempo.

Investigue sobre tratamientos y terapias para la discalculia

Hable con el médico de su hijo sobre las opciones de tratamiento. Estas puede que incluyan , la cual puede ayudar a los niños que tienen problemas con el lenguaje de las matemáticas. También puede incluir terapia educativa o , dependiendo de las necesidades específicas de su hijo. Haga cualquier pregunta que pudiera tener sobre otras opciones de terapias. Y familiarícese con los términos que podría escuchar de los maestros, médicos y especialistas.

Discuta con la escuela sobre los apoyos y servicios para la discalculia

Programe una reunión con la escuela y presente una copia de cualquier reporte de especialistas o pediatras. Aun cuando la escuela haya realizado su propia evaluación, tener una evaluación externa y recomendaciones puede ayudar en el proceso del o del . Discuta qué apoyos informales o adaptaciones en el salón de clases podrían ser apropiados. También puede preguntar sobre la y tutores.

Enseñe a su hijo a abogar por sí mismo

Hable con su hijo sobre sus diferencias de aprendizaje. Discuta maneras en las que puede pedir ayuda para su discalculia en primaria o en la escuela media. Aprender a abogar por sí mismo es una habilidad que puede beneficiarlo a lo largo de su vida.

Entender el posible impacto emocional

Los chicos con dificultades de aprendizaje y de atención tienen más riesgo de dificultades de salud mental. Aprenda cuáles son las señales de ansiedad y depresión. Hable con el médico de su hijo si algo lo preocupa.

Conozca qué puede hacer en casa

Existen muchas maneras divertidas de practicar matemáticas sin estrés después de la escuela y durante los fines de semana. Aproveche sus intereses y utilice sus destrezas. Conozca formas de desarrollar su autoestima y ayúdelo a permanecer motivado.

Conozca cómo ayudarlo con la tarea

Establezca un espacio para hacer la tarea que funcione para su hijo. Averigüe por qué tiene errores en las tareas de matemáticas y descubra maneras de ayudarlo en tareas de matemáticas que sean complicadas. Si su hijo está en primaria, lea algunas recomendaciones para ayudarlo a aprender a multiplicar.

Busque apoyo

Visite el centro de capacitación e información para padres (PTI, por sus siglas en inglés) de su localidad para enterarse de los servicios para la discalculia disponibles. Y relaciónese con otras familias que tengan hijos con discalculia en nuestra comunidad.

Mantenga el contacto con la escuela

Haga preguntas sobre la enseñanza de matemáticas en la escuela y sobre cómo le está yendo a su hijo en clase. Mantenerse en comunicación con los maestros de su hijo también lo ayudará a saber si los apoyos y servicios que recibe están funcionando.

Share