Qué hacer si su hijo deja de recibir servicios incluidos en el IEP

PorAndrew M.I. Lee (JD)

Su hijo ha estado recibiendo servicios y apoyo a través de un Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés). Pero ahora la escuela está planeando eliminar esos servicios o el IEP. ¿Qué puede hacer? Estos son algunos pasos que usted puede seguir si su hijo dejará de recibir servicios.

Asegúrese de haber recibido una notificación previa por escrito

La Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés) exige que la escuela le informe antes de eliminar servicios incluidos en el IEP de su hijo. La escuela debe explicar detalladamente sus razones. Esto se llama notificación previa por escrito. Suele ser una carta de la escuela dirigida a usted.

Antes de eliminar servicios, la escuela debe convocar una reunión con el equipo del IEP para discutir el cambio.

Si usted no recibió una notificación previa por escrito, envíe una carta a la escuela solicitando que se la envíen. Es importante hacer esto por dos razones. Primero, la escuela no puede eliminar servicios sin una notificación por escrito. Al enviar una carta a la escuela, usted estará documentando el incumplimiento de la ley. Segundo, usted puede pedir a la escuela que le explique por qué está eliminando servicios.

Entender por qué la escuela quiere eliminar servicios lo ayudará a planificar cómo responder. Por ejemplo, si la razón de la escuela no es apropiada, como por ejemplo: “Nunca antes hemos ofrecido esa opción de servicio”, usted puede preparar una respuesta firme.

También podría enterarse de que la escuela tiene una buena razón. Por ejemplo, si su hijo ha sido recientemente reevaluado y está leyendo al nivel de su grado, el equipo del IEP podría considerar que ya no necesita sesiones dos veces por semana con el instructor de lectura.

Utilice los derechos “stay put” de su hijo

Stay put” se refiere al derecho que tiene su hijo de mantener la actual y los servicios incluidos en el IEP, mientras usted y la escuela están resolviendo una disputa. Al utilizar los derechos “stay put”, usted puede impedir que la escuela suprima un servicio, al menos de manera temporal.

La manera más simple de asegurarse de que su hijo continue recibiendo sus servicios es solicitar una mediación. La mediación permite que un tercero neutral los ayude a usted y a la escuela a llegar a un acuerdo.

Para solicitar una mediación, escriba una carta a la escuela. Para que se mantengan los servicios, usted tiene que hacerlo en un lapso de 15 días a partir de la fecha en que la escuela le notificó por escrito la terminación de los servicios.

Solicite evaluaciones adicionales

Dependiendo de lo que la escuela planea hacer, usted podría tener derecho a pruebas adicionales.

Si la escuela desea retirar por completo la clasificación de educación especial para su hijo, primero debe reevaluar a su hijo. La escuela debe analizar todas las áreas de necesidad de su hijo para determinar si alguna califica según los criterios de IDEA. Y debe hacerlo antes de eliminar el IEP de su hijo.

Si la escuela quiere suprimir únicamente algunos servicios pero no todo el IEP de su hijo, usted no tiene necesariamente el derecho a una revaluación inmediata. Pero aún así puede solicitar una, especialmente si está en desacuerdo con la escuela.

Un niño con un IEP tiene derecho a ser evaluado nuevamente cada tres años. También tiene derecho a una reevaluación si la escuela tiene motivos para sospechar que hay otras áreas en las que su hijo necesita servicios.

Si la evaluación realizada por la escuela determina que su hijo ya no necesita servicios, tal vez usted quiera obtener una evaluación educativa independiente (IEE, por sus siglas en inglés). Esta evaluación es realizada por un profesional que no trabaja para la escuela. Generalmente, usted es quien debe pagar la evaluación educativa independiente, pero puede solicitar a la escuela que la pague. Si la escuela se niega, está obligada a demostrar que su evaluación fue realizada correctamente.

Contacte al centro de capacitación e información para padres

De acuerdo con IDEA, cada estado debe tener un centro de capacitación e información para padres (PTI, por sus siglas en inglés). Estos centros proporcionan la información que los padres necesitan para colaborar con las escuelas que proveen servicios de educación especial.

El centro de capacitación en información de su área puede que ofrezca recursos legales, grupos de apoyo y la posibilidad de conectarlo con otros padres y defensores educativos. El personal del centro podría estar capacitado para responder preguntas específicas sobre el sistema de educación especial de su estado.

Hable con un defensor educativo o un abogado

Quizás usted quiera consultar con un defensor educativo. Se trata de un profesional que puede ayudarlo a entender el sistema escolar y sus opciones, e incluso negociar una solución con la escuela.

Otra opción a considerar es hablar con un abogado, quien puede representar legalmente a su hijo.

Los defensores y abogados suelen cobrar por sus servicios, pero algunos ofrecen servicios gratuitos a familias de bajos ingresos. Conozca las diferencias entre los defensores educativos y los abogados.

Considere otras opciones de resolución de disputas

Algunas veces es necesario presentar una queja ante la (OCR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Educación de los Estados Unidos. Esta oficina puede investigar y resolver las disputas rápidamente.

También puede considerar otras opciones de resolución de disputas amparadas por IDEA, como el debido proceso y las quejas estatales. El debido proceso es el procedimiento formal que comienza con una queja por escrito, continúa con una especie de juicio en la corte y culmina con una decisión. Una queja estatal es una carta por escrito dirigida al departamento de educación del estado.

Estas opciones pueden ser costosas, requerir tiempo e involucrar un proceso legal. Por ello es importante consultar con un defensor o abogado acerca de sus derechos antes de continuar con el proceso.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Andrew M.I. Lee (JD) es un editor y abogado que ayuda a las personas a entender las complejidades legales, educativas y de ser padres.

    Revisado por

    Revisado por

    Robert Tudisco, JD es un abogado en ejercicio en las áreas de la ley educativa, la defensa de las personas con discapacidades y el derecho penal.