Ir a contenido

TDAH y terapia conductual

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • La terapia conductual se enfoca en reemplazar hábitos y conductas negativas con positivas.

  • Los padres emplean un sistema de recompensas dirigido a comportamientos específicos.

  • Parte de la terapia consiste también en enseñar a los padres cómo modificar sus propios comportamientos.

Si su hijo tiene TDAH, puede que esté buscando opciones de tratamiento. Un tratamiento que no incluye medicamentos y que puede ayudar es la terapia conductual. La meta de esta terapia es reemplazar las conductas y hábitos negativos de un niño con positivos. Y los padres son quienes dirigen el proceso.

Temas relacionados

Obtenga más información sobre la terapia conductual y cómo puede ayudar a los niños con TDAH.

Cómo funciona la terapia conductual

Cuando algunas personas escuchan el término “terapia” se imaginan a los clientes sentados frente a un terapeuta hablando de sus emociones y tratando de resolver sus problemas. Sin embargo, la terapia conductual es muy diferente a eso. Se enfoca en los actos de la persona, no en sus pensamientos ni en sus emociones.

Los terapeutas, por lo general psicólogos clínicos, crean un plan con sus clientes para modificar el comportamiento. El plan se diseña para reemplazar hábitos y actos negativos con positivos.

La terapia conductual en niños está dirigida a cambiar el comportamiento de los niños y también de sus padres. Los padres pueden tener el hábito de quejarse y gritar, lo que puede reforzar las conductas negativas de sus hijos. Una parte importante de la terapia es enseñar a los padres cómo reemplazar sus conductas negativas con positivas.

Qué esperar de la terapia conductual

¿Qué puede esperar de la terapia conductual? Comienza con una reunión de usted, su hijo y el terapeuta.

En ella hablarán de las conductas que son más problemáticas en la escuela y en la casa. Podrían ser cosas como interrumpir una conversación, no terminar la tarea escolar o tener arranques de cólera.

El terapeuta lo ayudará a diseñar un plan para usted y su hijo que aborde las conductas que desea modificar. Los planes se basan en un sistema de recompensas y consecuencias. (Es importante que su hijo esté presente, ya que usted necesitará su ayuda para decidir recompensas que realmente lo motiven).

Después, se creará una tabla en la que usted anotará todas las acciones específicas que su hijo necesita hacer. Tienen que ser claras, concretas y medibles para que su hijo sepa exactamente qué se espera de él.

La tabla puede incluir imágenes, palabras o ambas y debe colocarse en un lugar de la casa en donde él la pueda ver y usar fácilmente. Cada vez que su hijo cumpla lo que se supone que debe hacer, usted lo marcará en la tabla y él acumulará puntos con la meta de recibir un premio.

Temas relacionados

Una vez que usted empiece a utilizar la tabla, se reunirá con el psicólogo semanalmente sin que su hijo esté presente. El propósito de estas sesiones es hablar sobre cómo van las cosas, la identificación y solución de problemas y ajustar el plan según sea necesario. Básicamente, el terapeuta lo estará capacitando para que usted sea el “terapeuta” en la casa. Una vez al mes, su hijo participará con usted en esas sesiones.

Cómo la terapia conductual puede ayudar a los niños con TDAH

La terapia conductual puede ser beneficiosa para muchos niños y también para los adultos. Pero puede ser particularmente beneficiosa para los que tienen TDAH. Los niños con TDAH pueden tener dificultad para controlarse y manejar su enojo, lo cual conduce a problemas de conducta. Tampoco es inusual que los niños con TDAH mientan con frecuencia acerca de actividades diarias como los quehaceres domésticos.

La terapia de conducta tiene un enfoque parecido al de negociar para ayudar a los niños con TDAH a modificar cómo actúan ante situaciones. Una de las metas es eliminar las discusiones en la casa y motivarlos a que cambien sin que los padres estén muy involucrados.

El objetivo de la terapia es reemplazar comportamientos negativos con positivos, por lo que el sistema de recompensas y consecuencias es muy específico. Pero sea cual sea la recompensa, siempre va acompañada del elogio para reforzar la conducta deseada. (Es importante que los maestros de su hijo estén al tanto de este plan para que también refuercen el comportamiento en la escuela).

Supongamos que uno de los comportamientos que usted desea modificar es el de posponer hacer la tarea. En su tabla usted anotará el comportamiento deseado: “Empezar a hacer la tarea cuando se supone que debo hacerlo”.

También usted decidirá la recompensa. Podría ser que cada cinco veces que empiece a tiempo, podrá usar la computadora una hora más. Así cada vez que él haga su tarea sin que usted se lo recuerde más de una vez, usted lo marcará en la tabla y él ganará puntos.

Igual de importante es el reconocimiento verbal y el elogio que usted le dé. Por ejemplo, usted podría decir: “Hiciste un buen trabajo recordando alzar tu mano en clase. Me alegra que te estés esforzando”.

Si él no recuerda alzar la mano no recibe un punto ni pierde puntos. Los puntos son una recompensa del buen comportamiento y no están relacionados con el comportamiento negativo.

Sin embargo, si este enfoque no funciona podría ser necesario usar consecuencias negativas como perder puntos. En caso de que el comportamiento negativo que intenta modificar es la agresividad , también en esa situación tendría que usar consecuencias negativas.

Terapia conductual en la escuela

En ocasiones la terapia se enfoca en el comportamiento en la escuela. En esos casos, los maestros tienen que ser parte del proceso. Usted tendrá que hablar con los maestros para que se comprometan en aplicar el plan de comportamiento. También tendrá que asegurarse de que el plan sea lo suficientemente sencillo para que el maestro no tenga que invertir demasiado tiempo ni atención.

A veces la terapia no es suficiente para ayudar con los síntomas del TDAH . Si su hijo continúa teniendo problemas, hable con su médico. Juntos decidirán si es recomendable usar medicamentos para el TDAH además de la terapia conductual. Es recomendable que sepa cuáles son los profesionales que ayudan a los niños con TDAH.

Puntos clave

  • Además de recompensas, los padres necesitan reconocer y elogiar a sus hijos cuando se comportan de la manera que se supone deben hacerlo.

  • Cuando las recompensas no funcionan, serán necesarias consecuencias negativas como perder puntos.

  • Cuando la terapia conductual no es suficiente para ayudar con los síntomas, considere hablar con el médico de su hijo acerca del uso de medicación para el TDAH.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta TDAH y terapia conductual

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta TDAH y terapia conductual

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom