Ir a contenido

Quiero Necesito Uso Leo: La estrategia de regalos navideños que funcionó con mis hijos

Por Amanda Morin

Imagine una habitación con papel de regalo arrugado en el suelo, cajas rotas y juguetes nuevos con pequeñas piezas rotas.

Agregue la banda sonora de niños llorando y familiares opinando en voz alta sobre cómo deberíamos manejar la situación.

Así eran nuestras celebraciones.

Mis hijos, de 5 y 13 años, piensan y aprenden de manera diferente. El más pequeño puede ser impulsivo y entusiasmarse en exceso con facilidad. El mayor puede ponerse ansioso y tener dificultades en situaciones sociales.

Cada época navideña, los niños se enfrentaban a una montaña de regalos desorganizados de parte de nosotros y de la familia. No tenían idea de lo que había dentro de cada paquete y literalmente temblaban por la expectativa.

Cuando era el momento de abrir los regalos, cada niño agarraba los paquetes con rudeza intentando apropiarse del que le correspondía. ¿Tomar turnos? Ni pensarlo.

Después venía la desilusión.

Mis hijos suelen tener ideas muy específicas de lo que quieren recibir. Así que cuando no reciben exactamente lo que desean, se produce un berrinche o una crisis emocional. No ayudaba que nuestros bien intencionados familiares a menudo daban regalos que no tenían sentido para los niños (los Transformers son maravillosos, pero no para un pequeño de 5 años que aún no domina las habilidades motoras finas).

Por lo que, a pesar de los regalos, nadie disfrutaba la festividad.

La situación era tan desagradable que consideramos dejar de festejar y no mencionar en absoluto los regalos. Pero creo que los niños no hubieran aceptado ese plan sin protestar.

Además, queríamos que apreciaran el espíritu de la festividad. Queríamos que experimentaran la satisfacción de pasar tiempo con la familia y entendieran que es mejor dar que recibir.

De manera que, en lugar de abandonar la tradición de los regalos, decidimos simplificarla con una nueva estrategia.

Esta estrategia se llama: Quiero Necesito Uso Leo.

La idea es que solo se entregan cuatro regalos a cada niño: algo que quieren, algo que necesitan, algo para usar y algo para leer.

Esto permite que usted incluya a sus hijos en el proceso de decidir. Pregúnteles, ¿qué es lo que realmente quieres? Dependiendo de las dificultades de su hijo o su edad, puede que usted tenga que guiar su elección. No hay nada oculto, ellos saben exactamente qué van a recibir.

Para nosotros, cada tipo de regalo es una manera excelente de pensar en las necesidades de nuestros hijos que piensan y aprenden de manera diferente:

  • QUIERO: El regalo “quiero” nos da la oportunidad de escuchar a nuestros hijos y entender sus pasiones. En lugar de comprar el juguete de moda de la temporada, tratamos de averiguar lo que los hace felices. Les damos algo que realmente disfrutarán y usarán, y también se evitan las crisis emocionales que se generan al recibir un “regalo decepcionante”.

  • NECESITO: El regalo “necesito” nos permite dar a nuestros hijos algo que necesitan que podría estar relacionado con sus diferencias en la manera de pensar aprender, sin tener que ser algo inesperado o de gran importancia. Por ejemplo, nuevos auriculares que cancelan el ruido o una mochila que sea fácil de organizar.

  • USO: El regalo “uso” es cuando podemos tener en cuenta el estilo particular de cada niño y también cualquier dificultad sensorial. Puede que tardemos más tiempo en encontrar un suéter de Batman que sea suave y no tenga etiquetas, ¡pero vale la pena!

  • LEO: El regalo “leo” nos da la oportunidad de escoger libros relacionados con sus intereses. Podemos ser más creativos al seleccionar y no preocuparnos de que reciban los tradicionales libros de lectura. Las novelas gráficas, los libros de ideas para construir con LEGO y hasta los libros de cocina son recibidos con gran emoción.

Quiero, necesito, uso, leo ha significado menos caos, expectativas más claras y menos decepción en nuestra familia. Incluso con menos regalos, ambos niños se sienten más contentos porque pueden opinar sobre los regalos que recibirán.

También hay otros beneficios. El otro día, cuando pregunté a mi hijo mayor, Jacob, cuál sería su regalo “quiero” este año, su respuesta me sorprendió gratamente.

“No se me ocurre nada que quiero que no sea algo que necesite o me gustaría leer”, me dijo. “Pero ¿qué es lo que quieres mami?”.

Lea otras excelentes recomendaciones para que las festividades sean más manejables para sus hijos.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no reflejan necesariamente los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

Comparta Quiero Necesito Uso Leo: La estrategia de regalos navideños que funcionó con mis hijos

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Quiero Necesito Uso Leo: La estrategia de regalos navideños que funcionó con mis hijos

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom