Situaciones que causan ansiedad a algunos niños durante las festividades

PorAmanda Morin

8 difficult holiday situations for kids with anxiety, girl playing with an ornament on a tree

Las festividades son una ocasión excelente para crear recuerdos y estar con la familia. Pero también pueden causar estrés y preocupación a algunos niños que piensan y aprenden de manera diferente. Esto es especialmente cierto para los niños con TDAH, desafíos sensoriales o ansiedad. Se pueden sentir abrumados por las presiones adicionales propias de las festividades.

Estas son 7 situaciones comunes a tener en cuenta, y maneras de ayudar.

1. Vestirse

Por qué puede causar ansiedad: Las dificultades del procesamiento sensorial y la ansiedad frecuentemente van de la mano. En el caso de los niños que son sensibles al tacto, tan solo saber que se vestirán con ropa que normalmente no utilizan les puede causar ansiedad. La textura de ciertas telas o usar prendas como corbatas o zapatos formales puede ser molesto.

Cómo puede ayudar: Permita que elija entre dos atuendos que sean aceptables. Si la ropa de uso diario no es una opción, trate de que su hijo esté lo más cómodo posible con el atuendo formal. Elimine las etiquetas que pican. Y lleve consigo ropa de uso diario para que su hijo se cambie lo antes posible.

2. Conocer a Santa Claus

Por qué puede causar ansiedad: Conocer a Santa Claus, San Nicolás o Papá Noel puede suponer mucha presión para cualquier niño. Pero puede ser particularmente abrumador para algunos niños que piensan y aprenden de manera diferente. Los niños que tienen dificultades con el lenguaje se preocuparán por tener que decirle a Santa lo que quieren.

Cómo puede ayudar: Antes de planificar una visita para ver a Santa, pregunte a su hijo si quiere ir. Si la respuesta es un “no” rotundo, respételo. También puede aclararle que si decide ir, puede arrepentirse mientras está en la fila.

Antes de la visita practique con su hijo qué decirle a Santa. Considere decirle a Santa que su hijo se pone nervioso con personas desconocidas y preferiría solamente darle la mano. O puede entregarle una nota a Santa en la que explique cómo se siente su hijo y cuál es la mejor manera de interactuar con él.

3. Recibir regalos

Por qué puede causar ansiedad: Puede ser decepcionante para los niños cuando no reciben el regalo que querían. Y a los niños con ansiedad les podría preocupar herir los sentimientos del que hizo el regalo alguien si se da cuenta de su desilusión o no expresan su agradecimiento.

Cómo puede ayudar: Hable con anticipación acerca de la importancia de reconocer la intención de dar un regalo. Ensaye respuestas de agradecimiento como: “Gracias, qué lindo”, o “gracias por pensar en mí”. Tenga en cuenta que esto requerirá practicar continuamente.

Conozca por qué algunos niños hacen berrinches al abrir los regalos.

4. Comidas festivas

Por qué puede causar ansiedad: Las comidas de las festividades pueden causar ansiedad por una serie de razones. Los niños con paladares exigentes o que tienen dificultades sensoriales puede que no toleren los sabores, los olores y las texturas de las comidas tradicionales de las festividades. También puede que sean reacios a probar cosas nuevas o a decir cuáles son sus preferencias. Y podrían sentirse más ansiosos si se los presiona a que lo hagan.

Cómo puede ayudar: Muestre a su hijo cómo dar pequeños "bocados de agradecimiento" durante una comida. Después de probar un alimento nuevo su hijo puede decir “no, gracias” o “gracias, quisiera un poco más”. No olvide llevar comida que le guste a su hijo. No vale la pena arriesgar la alegría de todos forzando la situación.

Conozca algunas sugerencias en caso de sensibilidades alimentarias.

5. Fiestas y reuniones festivas

Por qué puede causar ansiedad: Las situaciones sociales pueden ser especialmente difíciles para algunos niños. Podrían sentir temor de conocer personas nuevas o hablar con familiares que no han visto en mucho tiempo. Algunos pueden evitar las fiestas o la interacción con otros porque temen ser criticados.

Cómo puede ayudar: Facilite una salida airosa para su hijo. Si la fiesta es en su vecindario y hay alguien que podría cuidarlo (o tiene edad suficiente para quedarse solo en casa) no es necesario que asista a la reunión. Si esto no es posible busque un lugar apartado desde el que su hijo pueda mirar. También puede preguntar al anfitrión si hay otra habitación donde su hijo pueda quedarse jugando.

6. Conversaciones casuales

Por qué puede causar ansiedad: Comentarios y preguntas del tipo “¡cuánto has crecido!” o “¿cómo te va en la escuela?” son comunes en las reuniones. Pero algunos niños que piensan y aprenden de manera diferente se sienten incómodos hablando de la escuela. Otros niños pueden tener dificultades con las habilidades para conversar.

Cómo puede ayudar: Practiquen las interacciones sociales. Ayude a su hijo a tener respuestas a preguntas comunes y a que practique cómo participar en una conversación. Enséñele maneras respetuosas de cambiar de tema, como hacer preguntas a la otra persona. Y acuerden una seña que su hijo pueda utilizar cuando necesite que usted intervenga y lo ayude.

7. Presentaciones o conciertos

Por qué puede causar ansiedad: Muchas cosas sobre las presentaciones escolares pueden hacer sentir ansiosos a los niños. Tienen que aprenderse un libreto, dominar movimientos de baile y adaptarse a cambios en la rutina escolar. También puede que les incomode ser el centro de atención.

Cómo puede ayudar: Hable en la escuela sobre las expectativas del evento. ¿Con qué frecuencia ensayarán? ¿Cómo puede ayudar a preparar a su hijo en la casa? Creen un plan para que su hijo pueda abandonar discretamente el escenario si se siente demasiado abrumado.

Utilice un registro de ansiedad para ayudarlo a entender cuándo y por qué su hijo se siente ansioso. También puede descargar una hoja informativa para ayudarlo a identificar los desafíos de las festividades y estrategias para manejarlos.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education” y fue la directora de liderazgo intelectual en Understood.

    Revisado por

    Revisado por

    Jerome Schultz (PhD) es un neuropsicólogo clínico y conferencista en el departamento de psiquiatría infantil de Harvard Medical School.