6 ideas de ropa sensorialmente agradable

Para los niños que son hipersensibles a cómo se sienten las cosas en contacto con su piel, vestirse puede ser literalmente doloroso. Hasta molestias mínimas como un puño demasiado apretado o una etiqueta, pueden ser insoportables. Estas son algunas ideas a considerar.

Ropa muy suaves

Si su hijo no puede tolerar telas rígidas o ásperas esté atento a los detalles. Seleccione camisas sin cuellos ásperos y franelas sin adornos adheridos porque el interior puede ser rígido, rugoso o raspar. Pruebe pantalones holgados con cintura elástica. Los jeans u otros pantalones con cremallera pueden sentirse pesados o ásperos.

También considere prendas que hayan sido usadas o lavadas muchas veces (ropa de segunda mano). Esto puede ser especialmente útil para la ropa gruesa que puede ser rígida cuando está nueva.

Materiales naturales

La ropa confeccionada con materiales sintéticos puede ser incómoda para los niños con dificultades táctiles. En lugar de mezclas sintéticas, considere comprar telas naturales, como las de 100% algodón, lana suave que no pique, bambú y lino.

Ropa sin etiquetas ni costuras

Hay niños a los que les resulta insoportable una etiqueta dentro de la camisa o un calcetín mal puesto. Cuando vaya de compras busque prendas de vestir sin etiquetas ni costuras. La mayoría de las tiendas grandes, especialmente las compañías de ropa para niños las ofrecen en las tiendas y en línea.

Ropa sin cierres complicados

Las dificultades del procesamiento sensorial pueden afectar las habilidades motoras. Esto puede causar que tareas como atar, abotonar o usar la cremallera sean difíciles y frustrantes. Busque cierres de velcro y pantalones que se ajusten en la cintura con cordones (evitan crear un solo punto de presión).

Ropa que no se frunza

Los calzoncillos tipo bóxer pueden ser molestos cuando se arrugan. Busque los cortos y seleccione trajes de baño sin forro. Si se trata de un sujetador, opte por uno que no se deslice por los hombros (un sujetador deportivo puede ser una buena opción). Y elija calcetines que no se arruguen ni se deslicen dentro de los zapatos.

Prendas pesadas

Como parte de la terapia de integración sensorial, los niños a veces son cubiertos con mantas pesadas o usan chalecos lastrados (chalecos especiales con pesos, que ocasionalmente se conocen como chalecos de “compresión”).

Si su hijo le gusta esa sensación de “capullo”, vestirlo con varias capas puede ser una buena alternativa. Una camiseta, un suéter con capucha y un chaleco podrían hacerlo sentir mejor. También puede comprar ropa lastrada, pero suele ser costosa.

Share

Revise temas relacionados