Dislexia y ansiedad en los niños

Por Peg Rosen

De un vistazo

  • No es inusual que los niños con dislexia experimenten ansiedad.

  • La ansiedad generalmente se limita a situaciones que requieren leer.

  • Existen maneras de ayudar a los niños con dislexia a lidiar con la ansiedad.

Los niños saben lo importante que es leer. Lo escuchan de sus padres y maestros desde muy temprana edad. Tener dificultad con una habilidad tan importante puede crear mucho estrés en los niños con dislexia. Y esto puede conducir a la ansiedad.

Estos sentimientos generalmente se limitan a situaciones que requieren leer. No obstante, algunos niños con dislexia desarrollan un problema de ansiedad más serio. Se preocupan con mucha anticipación por tener que leer y puede que incluso sientan terror.

Cuando los niños con dislexia sienten ansiedad, a menudo se quedan atrapados en pensamientos del tipo "y si...". "¿Y si los demás niños me ven leyendo un libro fácil y piensan que soy tonto?" "¿Y si la maestra me pide que lea y me enredo con las palabras?".

Nota: Este video de YouTube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles“ y haga clic en la opción “Spanish”. Asegúrese de que la función “CC” esté activa.

Los niños con dislexia podrían sentir miedo al fracaso, a ser criticados o sentirse avergonzados. Incluso puede haber momentos en los que teman que nunca aprenderán o tendrán éxito en nada debido a sus desafíos con la lectura. Esto puede conducir a que dejen de intentarlo o a evitar los obstáculos.

Obtener el tipo de apoyo y la instrucción en lectura adecuados puede hacer una gran diferencia. Los niños pueden ver que sus habilidades mejoran con apoyo y esfuerzo. Y esas mejoras pueden ayudar a disminuir la ansiedad y fortalecer la autoestima.

Profundice

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Peg Rosen escribe para publicaciones digitales e impresas, incluyendo

    Revisado por

    Revisado por

    Jerome Schultz (PhD) es un neuropsicólogo clínico y conferencista en el departamento de psiquiatría infantil de Harvard Medical School.