Entender la impulsividad en los niños

Por Gail Belsky

Revisado por experto Bob Cunningham (EdM)

¿Cuántas veces ha visto a niños actuar sin pensar? Probablemente muchas veces. La mayoría de los niños tienen momentos en los que son impulsivos y dicen o hacen cosas antes de que puedan detenerse. Podrían decir algo inapropiado o correr hacia la calle tras una pelota sin mirar.

Si esto ocurre de vez en cuando, puede verse como un comportamiento infantil cotidiano. Sin embargo, si sucede muy frecuentemente es posible que se trate de un problema con el autocontrol.

A veces es una cuestión de madurez. No todos los niños se desarrollan al mismo ritmo, y algunos tardan más que otros en adquirir la capacidad de detenerse y pensar antes de actuar.

No obstante, algunos niños no pueden apretar el “freno mental”. Interrumpen frecuentemente a las personas, arrebatan cosas y se exponen a riesgos físicos. En estos casos, puede ser otra cosa la causa de la impulsividad.

Los niños impulsivos puede que parezcan menores de lo que son. Un niño de 8 años, por ejemplo, podría tener el autocontrol que se espera de un niño de 5 años. Usted podría ver conductas que pensaba habían terminado hace mucho tiempo.

Luchar contra la impulsividad o cualquier otro problema de conducta puede afectar cómo se sienten los niños acerca de ellos mismos. Cuando los niños tienen más control sobre sus acciones, se sienten más “maduros” y tienen más autoestima.

Profundice

Share