5 novedades para diagnosticar y tratar el TDAH que usted y el médico de su hijo deben conocer

Por The Understood Team

Adivine cuántos niños son diagnosticados con TDAH por un proveedor de atención primaria en lugar de ser diagnosticados por un especialista. La respuesta es más de la mitad según una encuesta nacional. También los pediatras son los que tratan el TDAH en muchos niños.

En los Estados Unidos no existen suficientes especialistas de salud mental especializados en niños. Sin embargo, American Academy of Pediatrics (AAP) está intentando reducir esta deficiencia.

Por primera vez desde 2011, APP ha actualizado sus lineamientos para el tratamiento del TDAH en niños. Las modificaciones introducidas en estos nuevos lineamientos son muy importantes. Miles de pediatras se basan en ellos para diagnosticar y tratar a los niños que tienen TDAH.

Las nuevas normas fueron publicadas en octubre en la revista Pediatrics. Esas actualizaciones reflejan las investigaciones más recientes sobre el TDAH, y se basan en los criterios del DSM-5 para diagnosticarlo.

A continuación cinco recomendaciones actualizadas de APP que usted y el médico de su hijo deben conocer.

1. Determinar si hay otras condiciones

Los nuevos lineamientos indican que la mayoría de los niños con TDAH tiene al menos otra condición de salud mental. Esto es cierto tanto para niños como para niñas. Por ello AAP enfatiza la necesidad de descartar condiciones coexistentes.

Se ofrecen una lista de ejemplos que van desde la apnea del sueño y el trastorno del desarrollo de la coordinación hasta el autismo. También se especifica a qué estar atentos en los niños a partir de los 12 años.

Los lineamientos mencionan que los médicos deben buscar “como mínimo” señales de discapacidades del aprendizaje, ansiedad, depresión y abuso de sustancias en niños en este grupo de edad que hayan sido diagnosticados con TDAH recientemente. A menudo estas cuatro condiciones coexisten con el TDAH. Y las cuatro pueden afectar la manera en que los médicos tratan el TDAH.

La existencia de otras condiciones que ocurran simultáneamente es una gran problema, al igual que un mal diagnóstico. Los nuevos lineamientos indican que los médicos tienen que descartar otras causas que tengan síntomas similares a los del TDAH.

2. Coordinar con las escuelas

Los nuevos lineamientos hacen énfasis en que los pediatras deben fomentar que las familias colaboren con las escuelas. Coordinar esfuerzos entre el hogar y la escuela puede ayudar a los niños a controlar su TDAH.

Trabajar en equipo con las escuelas empieza con solicitar información a los maestros al evaluar a los niños. Puede que sea más difícil obtener este tipo de información de los estudiantes que tienen varios maestros. No obstante, AAP indica que es muy importante hacerlo cuando se evalúa a niños que tienen 12 años de edad o más.

¿Por qué? Puede que no estén tanto tiempo en la casa como los niños pequeños, por lo que las familias tienen menos tiempo para observar sus comportamientos. Además, los niños de estas edades suelen restarle importancia a sus conductas problemáticas.

Los nuevos lineamientos señalan que en niños de 12 años en adelante, los médicos deben intentar obtener información de al menos dos maestros. También se puede obtener información de entrenadores y otras personas. Además afirman que es fundamental que los niños en este grupo de edad estén de acuerdo en participar en la evaluación.

3. Proporcionar cuidado continuo

Los nuevos lineamientos informan que estudios a largo plazo han encontrado que muchos niños dejan de recibir tratamiento para el TDAH. En consecuencia, tienen más riesgo de resultados negativos como accidentes automovilísticos y abuso de sustancias. También informan que los médicos deberían supervisar el TDAH de la misma manera que supervisan otras condiciones crónicas.

Mencionan que toma tiempo ajustar la dosis de la medicación del TDAH, ya que no depende únicamente de la edad, el peso o la altura. Las respuestas varían entre los niños. Con el tiempo, los médicos pueden encontrar la dosis más baja que controle los síntomas del TDAH del niño con el menor número e intensidad de efectos secundarios.

4. Primero intente controlar el comportamiento en los preescolares

Los lineamientos indican que primero se intente manejar el comportamiento cuando los niños tienen 4 o 5 años de edad. Si esto no ayuda, entonces considerar la posibilidad de usar medicamentos para el TDAH.

El manejo de la conducta capacita a los adultos a evitar comportamientos problemáticos y a responder cuando surjan. Tantos los padres como los maestros pueden recibir este entrenamiento.

(Es importante que las familias sepan que este tipo de terapia conductual es muy diferente a la terapia cognitiva-conductual, o CBT por sus siglas en inglés. La terapia cognitiva-conductual requiere que los niños reflexionen sobre sus sentimientos y acciones).

AAP sigue recomendando combinar medicación y control del comportamiento en niños a partir de los 6 años de edad, y el uso de medicación como primer tratamiento para el TDAH en niños de al menos 12 años de edad.

También indica que las intervenciones educativas y los apoyos conductuales “son parte necesaria de cualquier plan de tratamiento”, y que “a menudo incluyen” un o un .

5. Disuadir el uso de terapias que probablemente no ayuden

La práctica de la atención plena. La dieta. La biorretroalimentación. El aceite de cannabidiol (CBT). La estimulación nerviosa. Los nuevos lineamientos indican que aún no existen suficientes evidencias que demuestren que ayudan a tratar el TDAH en niños.

Un anexo de los lineamientos profundiza en esta área. Afirma que algunos tratamientos, como la terapia del juego, han demostrado que ayudan con otros trastornos pero no se ha demostrado que ayuden con el TDAH.

Este artículo complementario dice que “existe evidencia, pero no es sólida” de que CBT ayuda a los niños con TDAH de 7 años y mayores. Sin embargo, no se ha demostrado que ayude a los niños más pequeños que tengan TDAH.

El anexo menciona que los médicos “deben disuadir” el uso de terapias que son menos probables de ayudar con el TDAH que otras. Advierte que el riesgo no es solo la pérdida de tiempo y de dinero. Si un tratamiento no funciona, algunas familias pueden pensar que ninguno funcionará.

Obstáculos del tratamiento del TDAH

Un segundo anexo a los nuevos lineamientos revisa los obstáculos en la manera de tratar a los niños con TDAH, y cómo evitarlos.

Uno de ellos es que muchos médicos no reciben capacitación sobre el TDAH. Una manera de ayudar es dedicar más tiempo al TDAH en los programas de especialización en pediatría.

Otro obstáculo es que los seguros médicos no cubren todos los servicios que necesitan los niños con TDAH. Este problema es más difícil de resolver.

“Ojalá que los nuevos lineamientos abran las puertas a una discusión”, comenta la experta de Understood la Dra. Elizabeth Harstad. “Enfocarse en estas barreras es el primer paso para superarlas”.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de understood.org, son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no reflejan necesariamente los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

    Díganos qué le interesa

    Comparta