El TDAH y la disforia sensible al rechazo

Por Gail Belsky

Revisado por experto Andrew Kahn (PsyD)

Actualizado el 14 de abril de 2023

ADHD and coping with rejection, girl looking out the window

De un vistazo

  • El rechazo puede afectar más a las personas que tienen TDAH.

  • Una reacción severa al rechazo a menudo se denomina "disforia sensible al rechazo".

  • El rechazo puede desencadenar sentimientos tan dolorosos en las personas con TDAH que hacen todo lo posible para evitarlo

Todas las personas experimentan rechazo en algún momento de su vida. A nadie le gusta no ser invitado a una fiesta, no formar parte de un equipo o ser rechazado para una cita.

Pero el rechazo puede ser especialmente difícil para las personas con TDAH. A menudo experimentan sus efectos con mayor intensidad y tardan más en recuperarse. Este intensa reacción al rechazo a menudo se denomina "disforia sensible al rechazo" (RSD, por sus siglas en inglés).

Obtenga más información sobre la disforia sensible al rechazo y por qué las personas con TDAH pueden tener dificultad para lidiar con el rechazo.

¿Qué es la disforia sensible al rechazo?

La disforia sensible al rechazo no es una condición formal o un diagnóstico médico. Es un término que se refiere a una reacción emocional extrema al rechazo. Las personas puede que sientan un dolor intenso cuando se sienten rechazadas por alguien importante para ellas. También puede suceder si no cumplen con sus expectativas o las de los demás.

La disforia sensible al rechazo tampoco es un síntoma de TDAH. Pero muchas personas con TDAH lo experimentan. Tienden a sentir emociones, positivas y negativas, más intensamente que los demás.

Por qué el TDAH dificulta superar el rechazo

Muchas personas con TDAH tienen dificultad para controlar sus emociones. Ser rechazado puede generar sentimientos fuertes y duraderos como la decepción, la tristeza, la vergüenza y el arrepentimiento.

Las personas que no tienen TDAH suelen encontrar más fácilmente maneras de sentirse mejor. Por ejemplo, si un amigo no está disponible para reunirse porque tiene otro compromiso, las personas podrían pensar: “Supongo que mi amigo hizo ese plan antes de que yo se lo propusiera. No importa, ya nos reuniremos la próxima semana”. 

Pero las personas con TDAH tienen dificultades con un conjunto de habilidades llamadas la función ejecutiva. Esas habilidades incluyen el pensamiento flexible y el autocontrol, las cuales juegan un papel importante en el manejo del rechazo.

Las habilidades ejecutivas permiten que las personas encuentren explicaciones a lo ocurrido y desarrollen un plan para seguir adelante. Este tipo de pensamiento ayuda a poner las cosas en perspectiva. Pero las personas con TDAH pueden tener dificultad para cambiar su forma de pensar. Por lo tanto, se enfocan excesivamente en el rechazo.

TDAH y su impacto en la autoestima

Las personas con TDAH a menudo se sienten aisladas. Es más probable que tengan dificultades en la escuela o en el trabajo y que sus habilidades sociales sean limitadas. Esto puede conducir a una baja autoestima.

Las personas con TDAH también tienden a ser más sensibles. Es más probable que se culpen cuando las cosas no salen como lo esperaban. Si no las invitan a una fiesta, podrían pensar: “¿Cuál es el problema conmigo?”.

El rechazo puede desencadenar sentimientos tan dolorosos que las personas hacen todo lo posible para evitarlo. Podrían invertir mucha energía tratando de complacer a otras personas. O alejarse de situaciones que podrían resultar en rechazo, ya sea pidiendo formar parte de un comité en el trabajo o de un juego en el recreo.

Esto hace que se sientan más solos. Y puede contribuir a problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión. Estas condiciones suelen coexistir con el TDAH.

Formas de superar el rechazo

Si bien el rechazo puede afectar más a las personas con TDAH que a otras, existen estrategias que pueden ayudar a superarlo.

Considerar diferentes explicaciones. La primera reacción cuando alguien no responde a un mensaje de texto podría ser: “No le agrado”. Pero puede ayudar detenerse a pensar en otras razones. Es posible que la persona no haya podido responder todavía.

Idear un plan para seguir adelante. ¿No lo eligieron como integrante del coro? Busque otra actividad que le interese. ¿Un amigo cancela sus planes? Busque a otra persona que pudiera estar disponible. Practicar estrategias como estas pueden ayudar a desarrollar la resiliencia cuando surjan contratiempos en el futuro.

Buscar ayuda. Si sentimientos negativos intensos duran más de lo que podría considerarse razonable, póngase en contacto con un médico o con un profesional de la salud mental. Las personas con TDAH tienen más riesgo de tener problemas de salud mental si no reciben la ayuda que necesitan. Por eso hay que estar atentos a las señales de ansiedad o depresión. Existen tratamiento para niños y adultos.

¿Desea más información?

Puntos clave

  • Los problemas con la función ejecutiva causan que sea especialmente difícil para las personas con TDAH superar el rechazo.

  • Las personas con TDAH pueden aislarse o enojarse para evitar el rechazo.

  • Si el sentimiento de rechazo es muy intenso y dura más de lo razonable, comuníquese con un médico o un profesional de la salud mental.

Share