¿Son las dificultades de mi hijo lo suficientemente severas como para una evaluación?

Por Bob Cunningham (EdM)

Pregunta:

Mi hija está en tercer grado y tiene dificultades en la escuela. ¿Cómo puedo saber si sus problemas son lo suficientemente graves como para solicitar que la evalúen?

Responder:

Usted no es la única persona que se hace esa pregunta. Muchas familias se preguntan lo mismo. Lamentablemente, no se puede definir qué es “suficientemente grave” cuando se habla de dificultades en la escuela. Sin embargo, si usted está preocupado y se hace esta pregunta probablemente es razonable considerar hacer una evaluación.

Yo no diría esto si usted solo tuviera curiosidad de saber cuáles son las aptitudes de su hija. Las evaluaciones requieren tiempo y esfuerzo, y pueden ser estresantes para algunos niños. Además, puede que usted le preocupe que su hija reciba ayuda adicional en la escuela.

El primer paso es hablar de sus preocupaciones con la escuela o con un adulto en el que usted confíe. Esa persona puede ser el médico de su hija o un amigo que haya pasado por esa situación.

Estas son algunas preguntas que pueden orientarlo en su decisión:

1. ¿Qué lo condujo a hacer esta pregunta ahora? ¿Se trata de una reacción a algo específico que ocurrió recientemente? ¿El maestro de su hija sugirió que fuera evaluada? ¿Su hija se ha quejado de la escuela? Reflexionar sobre esto puede ayudarlo a describir sus inquietudes al maestro y al médico.

2. ¿Cuánto tiempo lleva preocupado? ¿Ha estado preocupado por mucho tiempo o sus preocupaciones son recientes? Todos los niños tienen problemas en la escuela de vez en cuando. Usualmente esos problemas no duran más de uno o dos meses. Que el maestro o los padres proporcionen más ayuda puede regularizar la situación.

Sin embargo, es posible que el estudiante continue teniendo problemas a pesar de la ayuda y sea necesario realizar una evaluación.

3. ¿De qué manera las dificultades de su hija afectan su desempeño escolar? Sea específico cuando se responda esta pregunta. ¿Su hija está teniendo dificultades con una asignatura en particular, como lectura o matemáticas? ¿Está teniendo dificultad para socializar o para concentrarse durante la clase?

4. ¿Las dificultades la están afectando fuera de la escuela? ¿Ha notado el mismo tipo de dificultades en la casa? ¿Ha escuchado comentarios similares de otros maestros? ¿Su hija parece tener problemas en las mismas áreas año tras año, a pesar de tener diferentes maestros?

Estas preguntas pueden ayudarlo a decidir si debería solicitar una evaluación. No importa lo que decida, al preguntarse si debería solicitar una evaluación ya está ayudando a su hija.


Entérese de qué podría causar dificultades en lectura, escritura, matemáticas y con la concentración. Conozca las preguntas que puede hacer a los maestros si su hijo tiene dificultades en la escuela.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Bob Cunningham (EdM) es director ejecutivo del desarrollo del aprendizaje en Understood.