El proceso de evaluación de educación especial: En qué consiste

Por Amanda Morin

¿Qué sucede durante el proceso de evaluación de educación especial? Una parte importante de esta pregunta es la palabra "proceso". Eso es porque en el caso de las evaluaciones en la escuela, evaluación no significa lo mismo que prueba.

Se llama proceso de evaluación porque hay una serie de pasos que intervienen en él. Una evaluación de educación especial analiza las áreas problemáticas y las fortalezas del estudiante. Realizar únicamente una prueba o valoración, no ofrecería toda la información que necesita el equipo del para tomar decisiones acerca de los servicios, apoyos e intervenciones. 

En la mayoría de las escuelas, una evaluación es conocida como "evaluación educativa integral". Tenga en cuenta que no todas las escuelas manejan este proceso de evaluación de la misma manera. Pero estas son algunas de las partes típicas del proceso:

Crear un plan de evaluación

Los padres pueden solicitar una evaluación o la escuela puede remitir al estudiante para que sea evaluado. En cualquiera de los casos, un equipo de evaluación se reúne para revisar la solicitud/recomendación. Ese equipo incluye a los maestros que trabajan con el estudiante. Otros miembros del equipo incluyen a la familia del estudiante, un maestro de educación especial y un administrador escolar. 

El equipo discute los motivos de la solicitud/recomendación y decide qué pruebas necesita el estudiante. Después, elaboran un plan que describe las pruebas recomendadas. Estas pueden incluir: 

  • Pruebas psicoeducativas: Implican dos tipos de pruebas. Una es cognitiva. La otra es de logros. Las pruebas cognitivas analizan cómo procesa la información el estudiante. Las pruebas de logros se enfocan en lo académico (cómo es el desempeño del estudiante en habilidades relacionadas con la escuela, según la edad o el grado).
  • Entrevistas: Pueden ser en persona. También pueden ser a través de cuestionarios que deben completar la familia, el estudiante y los maestros. El objetivo es obtener información detallada del historial social, funcional y académico del estudiante.
  • Observación en el aula: Da una idea de cómo funciona el estudiante en el aula.
  • Evaluación funcional del comportamiento (FBA, por sus siglas en inglés): Ofrece una mejor comprensión de cualquier desafío de comportamiento que pueda estar obstaculizando el aprendizaje. 
  • Evaluación psicológica: Analiza más de cerca las emociones, el comportamiento y las habilidades sociales del estudiante. 
  • Otras evaluaciones: Pueden incluir evaluaciones del habla y el lenguaje, terapia física, terapia ocupacional u otras evaluaciones especializadas. 

Otorgar el consentimiento para la evaluación

Como padre o representante legal del niño, usted debe proporcionar su consentimiento por escrito antes de que se realicen las pruebas. Revise el plan de evaluación y haga preguntas antes de otorgar su consentimiento. Estas son algunas preguntas que puede hacer: 

  • ¿Estas pruebas son las adecuadas para averiguar si mi hijo tiene una “supuesta discapacidad”? (Si no está seguro en qué consisten las pruebas, solicite al coordinador de servicios del IEP que se las explique). 
  • ¿Qué mide cada una de las pruebas? 
  • ¿Cuál es el formato de la prueba (por ejemplo, escrita o verbal)? 
  • ¿Hay un objetivo específico para la observación en el aula? 
  • ¿La observación se realizará durante una asignatura en la que mi hijo tiene dificultad?
  • ¿Qué evaluador trabajará con mi hijo? 
  • ¿Cuáles son las credenciales y la experiencia del evaluador? 

Realizar la evaluación

La mayoría de las pruebas de la evaluación se realizan en la escuela. En ocasiones, el distrito escolar no cuenta con un tipo de evaluador específico entre su personal. En ese caso, el estudiante puede que tenga que ir a la oficina de un profesional que no trabaja para el distrito escolar.

Es posible que la evaluación se lleve a cabo a lo largo de varios días si el estudiante está realizando muchas pruebas. Sin embargo, se debe completar en un lapso de 60 días a partir de la fecha en que se hizo la recomendación. (La mayoría de los estados tienen establecido este plazo, pero no todos).

Una evaluación analiza todas las áreas del desarrollo del niño, y al menos dos profesionales evalúan y observan. Los profesionales que evalúan a los estudiantes deben: 

  • Tener capacitación y credenciales en el área de desarrollo que están evaluando, como el habla y el lenguaje.
  • Tener experiencia trabajando con niños.
  • Conocer los comportamientos y habilidades esperados a diferentes edades.
  • Proporcionar información que ayude a obtener la visión más completa del estudiante.

Los resultados de las pruebas no son lo único que revisan los evaluadores para valorar las habilidades del estudiante. Leen y revisan los expedientes, muestras de trabajos y exámenes del estudiante. También hablan con la familia, los maestros y el estudiante.

Dependiendo del tipo de evaluación y de las políticas de la escuela, usted puede que esté o no presente durante las pruebas de su hijo. Pero incluso si no está presente, usted puede desempeñar un papel activo.

Ayude a su hijo a entender el proceso de evaluación. Asegúrese de decirle que no hay que estudiar para la evaluación. Saber esto puede ayudar a reducir el estrés. Es probable que su hijo tenga que salir del aula para participar en algunas pruebas. Hablen de esto con anticipación para que no sea una sorpresa.

El evaluador lo contactará para reunirse con usted y proporcionarle información. Pero si no lo hace, comuníquese usted con él para programar una cita. 

Revisar los resultados

La evaluación finaliza con un informe escrito. Cada evaluador escribe la parte que le corresponde. El informe incluye los motivos de la solicitud/recomendación. También debe proporcionar las puntuaciones obtenidas y un resumen de lo que encontró el evaluador.

Muchos informes también ofrecen recomendaciones sobre cómo ayudar al estudiante. El equipo de evaluación se reunirá con el equipo del IEP para hablar de los resultados y las recomendaciones. Esto se conoce como reunión de elegibilidad. En esta reunión los padres se enteran si su hijo califica para los servicios de educación especial.

Los padres tienen derecho a conocer los resultados de la evaluación al menos tres días hábiles antes de la reunión de elegibilidad. Si no ha recibido una copia antes de esa fecha, solicítela al coordinador de servicios del IEP. 

La información que proporciona una evaluación puede guiar a todos en la dirección correcta para ayudar al estudiante.

Puntos clave

  • Una evaluación de educación especial incluye pruebas y observaciones.

  • Un coordinador de servicios del IEP organiza las pruebas de evaluación.

  • Los resultados de la evaluación ayudan al equipo del IEP a determinar si un estudiante necesita servicios de educación especial.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education” y fue la directora de liderazgo intelectual en Understood.

    Revisado por

    Revisado por

    Molly Algermissen (PhD) es profesora asociada de psicología médica en Columbia University Medical Center y directora clínica de PROMISE.