Mi hijo con TDAH interrumpe las comidas en las festividades. ¿Qué puedo hacer?

P: Mi hijo con TDAH suele interrumpir las cenas durante las festividades. No quiero armar un escándalo. Ni tampoco quiero que mi estrés empeore las cosas. ¿Qué puedo hacer? 

A: Usted no es la única. Las festividades de fin de año puede ser una época estresante para las familias. Tal vez se sienta presionada a actuar de cierta manera frente a sus parientes y amigos, o a demostrar que sabe educar a su hijo. También es probable que quiera que su hijo se porte bien, y esto puede que sea difícil para los niños con TDAH. 

La clave para evitar situaciones conflictivas es preparar a su hijo antes de que empiecen las celebraciones. Estas son algunas recomendaciones para que tanto usted como su hijo puedan mantener la calma durante las cenas decembrinas. 

Hacer un plan de acción. Anote ejemplos de buen comportamiento. Háblelos con su hijo. Incluya detalles importantes, como la duración de la cena y quién asistirá. 

Planificar cuánto tiempo estarán. Una reunión navideña puede durar cuatro horas o todo el día. Esto no significa que usted y su hijo tengan que quedarse hasta el final. Decida cuánto tiempo se quedarán. A veces es mejor una estancia breve.

Ensayar el momento de comer. Ayude a su hijo a practicar, comenzando por hacer que se siente a la mesa durante al menos 15 minutos. Ensaye el protocolo de la cena, como comer en silencio. La práctica puede ayudar a su hijo a sentirse más cómodo durante los reuniones familiares.

Considerar dónde se sentará su hijo. Sentar a su hijo al lado de otro niño o adulto con buenos modales puede ser de gran ayuda. Por ejemplo, si su hijo hacer ruido al comer, siéntelo cerca de un miembro de la familia que coma en silencio. Las influencias positivas pueden ayudar a su hijo reforzar lo que practicaron en la casa. 

Crear un sistema de recompensas. Es importante elogiar a los niños cuando se portan bien durante la cena. Permita que su hijo elija una recompensa por su buen comportamiento. Tenga preparada la recompensa para entregársela después de la cena. 

Conseguir apoyo. Informe a los miembros de la familia cómo pueden ayudar. Si la cena se realizará en la casa de otra persona, pregunte si hay un área para que los niños jueguen. Averigüe qué otros niños estarán en la reunión. Es probable que su hijo esté más dispuesto a ir si sabe que asistirán otros niños. 

Ser paciente y tratar de mantener la calma. Si empieza a sentirse abrumada por el comportamiento de su hijo, haga una pausa para tranquilizarse. La manera en que usted actúe y su tono de voz afectará el comportamiento de su hijo. Además, si está estresada es menos probable que disfrute las festividades, y más probable que tenga interacciones acaloradas con su hijo.

Obtenga más recomendaciones para que la temporada festiva sea más fácil de manejar. Conozca maneras de hacer que las fiestas sean más divertidas para su hijo

Comparta

Revise temas relacionados

Próximos pasos