Cómo un mentor puede ayudar a los niños que piensan y aprenden diferente

De un vistazo

  • Un mentor es un joven o adulto que puede actuar como ejemplo a seguir para su hijo.

  • Los mentores ofrecen apoyo, motivación y diversión a los niños.

  • A los niños que tienen un mentor les suele ir mejor en la escuela y tienen una mayor autoestima.

A algunos niños les podría venir bien ayuda adicional y fortalecer su confianza más allá del entorno escolar. Los padres y los maestros pueden hacer una gran diferencia en la vida de estos niños. Pero a veces es beneficioso la presencia de otra persona, que aún no forma parte de la vida cotidiana de su hijo. En muchos casos, esta persona puede ser un mentor. Alguien que puede ofrecer orientación, generar confianza y ser un amigo para su hijo.

Beneficios de tener un mentor

Un mentor puede hablar con su hijo sobre los problemas que pudieran surgir y ayudarlo a establecer metas profesionales a futuro. O el mentor y su hijo podrían simplemente divertirse juntos. Tener un mentor puede aumentar la autoestima del niño y mejorar su desempeño escolar. También puede contribuir a que los niños sean menos propensos a consumir alcohol o drogas ilegales.

En el caso de los niños que piensan y aprenden de manera diferente, podría ser especialmente beneficioso tener un mentor que sepa lo que se siente tener este tipo de desafíos. Algunos niños son reacios a pedir ayuda cuando la necesitan. Tal vez se avergüencen de las dificultades que tienen en la escuela o en otros entornos. Tener un mentor que haya tenido una experiencia similar puede eliminar ese obstáculo.

Un mentor es un ejemplo positivo para su hijo, así como una persona que le puede proporcionar apoyo y motivación. Esa relación puede ayudar a que a su hijo le vaya mejor en la escuela e incluso mejorar su autoestima.

Tipo de mentores

Existen muchos tipos de personas que podrían ser buenos mentores. Encontrar al adecuado para su hijo podría requerir tiempo. Estas son algunas de personas que usted podría querer considerar:

  • Un entrenador de deportes o un maestro de arte o música.

  • Un maestro de la escuela, tal vez de un año escolar anterior.

  • Estudiantes universitarios o jóvenes que piensen y aprenden de manera diferente.

  • Un vecino o amigo de la familia.

  • Un compañero de su lugar de trabajo.

Nota: Este video de YouTube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles” y haga clic en la opción “Spanish”. Asegúrese de que la función “CC” esté activa.

Cómo encontrar un mentor

  • Comience por considerar a las personas que conoce. Piense en los intereses de su hijo. ¿Le gusta dibujar o pintar? Quizás conozca un maestro de arte o un artista que esté dispuesto a ir a un museo o hablar de arte con su hijo.

  • Trate de conversar primero en privado con el posible mentor. Tenga ese primer encuentro con la persona que tiene en mente sin que su hijo esté presente. De esta manera, usted no comprometerá a la persona frente a su hijo. Es posible que algunas personas quieran ser mentores pero no dispongan de tiempo.

  • Busque un programa de mentores. Es posible conectar a su hijo con un mentor voluntario a través de un programa de mentores Pregunte en la escuela si saben de programas de mentores en su localidad. Big Brothers Big Sisters y Eye to Eye son organizaciones excelentes. De hecho, los mentores de Eye to Eye tienen desafíos como TDAH y dislexia. Por lo tanto, podrían ser una combinación perfecta para un niño que piensa y aprende de manera diferente.

Puntos clave

  • Cualquier niño se puede beneficiar de tener un mentor.

  • Usted podría encontrar un buen mentor para su hijo a través de personas que ya conozca. También podría encontrarlo a través de una organización de mentores.

  • Puede ser particularmente beneficioso para los niños que piensan y aprenden de manera diferente tener un mentor que también creció con ese tipo de desafíos.

Comparta

Revise temas relacionados

Próximos pasos