Cuando los abuelos cuidan o son los tutores legales de los niños que piensan y aprenden diferente

Por Peg Rosen

De un vistazo

  • Muchos abuelos cuidan o tienen bajo su tutela a niños que piensan y aprenden de manera diferente.

  • Los abuelos de niños que piensan y aprenden de manera diferente pueden enfrentar desafíos únicos.

  • Encontrar apoyo puede ser más difícil para los abuelos que para los padres.

Ser abuelo de un niño que piensa y aprende de manera diferente viene acompañado de una serie de retos particulares. Esto es cierto sin importar cuán involucrado esté en el día día de su nieto.

Cuando los abuelos son los tutores legales es aún más complicado. Ellos tienen que entender cómo la ley los protege a ellos y a su nieto, y cómo funciona la educación especial. Puede que también enfrenten presión o exigencias financieras debido a las necesidades de su nieto.

Si usted es el abuelo de un niño que piensa y aprende de manera diferente puede que sea difícil encontrar una red de apoyo, así como hablar con los padres de su nieto u otros miembros de la familia. Entender las diferencias en la manera de pensar y aprender es complicado.

Conozca más acerca de estos obstáculos y cómo los abuelos pueden ayudar a un nieto que piensa y aprende de manera diferente.

Abuelos como cuidadores

Muchos abuelos actúan como cuidadores primarios cuando los padres están trabajando o temporalmente imposibilitados de cuidar a sus hijos. Esta puede ser una labor gratificante (y en ocasiones agotadora), pero es un papel muy diferente al de ser el tutor legal o tener la custodia de un niño.

Los cuidadores no tienen derechos legales para actuar en nombre de sus nietos en la escuela o con profesionales médicos. Si usted cuida a su nieto, pero no es el tutor legal, puede colaborar con los maestros pero no podrá firmar o supervisar los servicios de educación especial.

Abuelos como tutores

Los abuelos son los tutores legales de aproximadamente un millón de niños en los Estados Unidos (1,9 millones adicionales de niños son cuidados por otros parientes). Ese papel a menudo recae en ellos cuando los padres son incapaces de cuidar a sus hijos, ya sea porque están enfermos, desempleados, consumiendo drogas o en prisión.

Ser tutor legal otorga los mismos derechos a los abuelos que a los padres, por lo tanto están amparados por todas las leyes de educación especial y derechos de los discapacitados. Eso significa que ellos participan en el proceso de evaluación, y son parte del equipo del IEP si el nieto tiene un IEP. También tienen derecho a disputar decisiones que la escuela tome.

Quizás usted sea tutora legal de un nieto que va a vivir con usted. Si ese es el caso, sepa que no hay garantía de que los servicios de su nieto se transfieran automáticamente si tiene que cambiar de distrito escolar. Puede dirigirse al comité escolar local para saber qué tiene que hacer para asegurar que los servicios sean transferidos.

Estrés financiero que podrían enfrentar los abuelos

Rara vez los abuelos planean cuidar a sus nietos. Muchos terminan usando sus ahorros y sus cuentas de retiro para hacerlo.

Los niños que piensan y aprenden de manera diferente generan presiones financieras adicionales. Es más probable que necesiten tutoría académica, evaluaciones independientes y terapia de conducta. Los seguros médicos puede que no cubran los costos de la y la terapia física.

De acuerdo con Affordable Care Act (Ley de Asistencia Médica Asequible u ObamaCare), muchos de estos costos se pueden deducir de los impuestos. Si es posible, busque la ayuda de un contador para asegurarse de recibir las deducciones y los subsidios a los que tiene derecho.

Conductas difíciles que podrían enfrentar los abuelos

Algunas diferencias en la manera de pensar y aprender pueden causar conductas difíciles. Estas incluyen el , las y las .

Pero tan solo tener diferencias en la manera de aprender puede causar frustración y mala conducta. Los que piensan y aprenden diferente también tienen más riesgo de tener problemas mentales como la ansiedad y la depresión.

Esos problemas pueden ser particularmente difíciles para los abuelos. Puede que los padres no revelen información que facilitaría entender el comportamiento del niño. Y puede que los abuelos no hablen con los padres acerca de cómo manejar los problemas de conducta.

Ls abuelos que son tutores puede que observen incluso más dificultades de comportamiento. Sus nietos puede que hayan vivido en un ambiente familiar caótico e inseguro. Puede que se sientan enojados y tristes porque sus padres no puedan cuidarlos. Y puede que pierdan rutinas y rituales que solían tener.

Los niños con diferencias en la manera de aprender y de atención son usualmente menos aptos para manejar esos problemas. Puede que se comporten inadecuadamente y tengan crisis emocionales con más frecuencia. Puede que tengan más problemas que antes para concentrarse en el trabajo escolar.

El psicólogo en la escuela puede ayudar con la transición y aconsejarla acerca de cómo puede ayudarlo en la casa.

Cómo los abuelos pueden encontrar apoyo

Los padres de un niño que piensa y aprende de manera diferente necesitan el apoyo de personas que los entiendan, al igual que lo necesitan los abuelos. Pero para los abuelos puede ser especialmente difícil encontrar personas que los asistan.

Puede que no sea fácil conocer a otros abuelos en la misma situación para pedir consejo u obtener información. Los amigos u otros miembros de la familia puede que no sepan mucho acerca de las diferencias en la manera de pensar y aprender, o que tengan ideas erróneas que sean un obstáculo para que ayuden.

Si usted no tiene una red de apoyo, necesita desarrollar una. Eso puede requerir tiempo y esfuerzo, pero es importante. Sentirse comprendida facilita que apoye a su nieto y a sus hijos, y que se mantenga motivada para enfrentar los retos diarios.

Usted podría encontrar grupos de apoyo en su área, aunque pueden que no sean solo para abuelos. Nuestra comunidad en línea es un lugar seguro para que se relacione con otros abuelos en situaciones similares.

Si usted es la tutora legal, puede preguntar al equipo del IEP si existe en la escuela un grupo de apoyo de padres. También el equipo podría presentarle a padres con hijos que tienen problemas similares a los de su nieto.

No se preocupe de la diferencia de edad entre usted y los padres. Compartir experiencias, preocupaciones y consejos es suficiente terreno en común.

Además, no tema pedir un descanso. Si usted es la cuidadora o la tutora, puede que periódicamente se encuentre fatigada. Contacte a otras personas. Quizás un amigo o un niño mayor del vecindario pueden ayudar a su nieto con la tarea escolar. O quizás otro miembro de la familia puede cuidarlo una noche a la semana para que usted pueda salir.

Los niños que piensan y aprenden de manera diferente son tan inteligentes como sus compañeros, tan solo necesitan más apoyo. Mientras más entienda acerca de las diferencias de su nieto, mejor podrá ayudarlo a él y a sus padres.

Averigüe acerca de los apoyos y servicios que recibe en la escuela. Obtenga recomendaciones para mejorar su autoestima

Puntos clave

  • Los abuelos que ejercen la tutela tienen los mismos derechos que los padres.

  • Ellos pueden enfrentar problemas financieros y de conducta.

  • Los abuelos pueden jugar un papel importante independientemente de cuán involucrados estén.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Peg Rosen escribe para publicaciones digitales e impresas, incluyendo

    Revisado por

    Revisado por

    Claudia Rinaldi (PhD) es la catedrática Joan Weiler Arnow ’49 Professor en Lasell University, donde es presidenta del programa educativo.