4 maneras de mantener la calma en momentos de tensión con su hijo

Conozca estrategias sencillas para mantener la calma, y averigüe por qué es posible que esto sea lo más importante que podrían hacer los padres cuando sus hijos están enojados.

Por Andrew Kahn (PsyD)

Actualizado el 11 de diciembre de 2023

Mantener la calma (o “reflejar estar calmado”) tal vez sea la cosa más importante que los padres pueden hacer en situaciones tensas. Mostrar enojo o estrés puede intensificar la reacción de su hijo. En cambio, actuar de manera positiva puede ayudar a mejorar la situación.

“Reflejar calma” tiene que ver con ser consciente de cómo sus acciones pueden afectar la situación. Significa hacer pequeños cambios para ayudar a aliviar emociones intensas. Cosas sencillas pueden marcar la diferencia, como prestar atención a su lenguaje corporal y no levantar la voz. 

Mantener la calma no siempre es fácil para los adultos o los niños. Pero ayuda si practican juntos. Estas son cuatro maneras en que usted y su hijo pueden tratar de reflejar calma en momentos acalorados.

1. Hacer una autoevaluación

Sea consciente de sus expresiones faciales y su tono de voz. Pregúntese: “¿Cómo estoy reaccionando? ¿Qué es lo que muestra mi cuerpo?”. Anime a su hijo a hacer lo mismo. 

2. Practicar la respiración profunda

Los ejercicios de respiración pueden calmar el cuerpo. Pruebe hacer una cuenta regresiva con su hijo empezando por el número 20.   

3. Modificar el lenguaje corporal

Tanto los padres como los niños a menudo muestran tensión en el rostro y en el cuerpo cuando se sienten frustrados o estresados. Aflojar la mandíbula y relajar sus hombros pueden hacer una gran diferencia. 

4. Utilizar un mantra 

Un mantra es una frase corta o incluso una sola palabra que usted repite una y otra vez.  Los mantras pueden ayudarlo a cambiar su atención de lo que lo molesta a la frase positiva que está repitiendo. 

Estos son algunos ejemplos de mantras:

  • “Yo controlo mis acciones”. 
  • “Puedo pensar con tranquilidad y estar en calma”.
  • “Puedo mantener la calma. Me puedo mantener enfocado. Puedo ser paciente”. 

¿Quiere saber más sobre cómo manejar problemas de conducta? Conozca algunos consejos prácticos para manejar problemas de conducta en niños pequeños. Y ponga en práctica ejercicios de conciencia plena.

Share