Niños con múltiples diferencias en la manera de pensar y aprender: Lo que necesita saber

Por Amanda Morin

De un vistazo

  • Es común que los niños piensen y aprendan de maneras diferentes.

  • Desafíos diferentes necesitan diferentes tipos de apoyo.

  • Los niños con múltiples desafíos pueden progresar en la escuela y fuera de ella.

¿Se pregunta por qué su hijo sigue teniendo problemas para escribir, si sus dificultades con la escritura están siendo abordadas en la escuela? ¿Qué pasa con las crisis emocionales que usted pensaba que se debían a la frustración por los retos en matemáticas? ¿Por qué no han disminuido ahora que su hijo está recibiendo el apoyo necesario?

Es común que los niños tengan varias diferencias en la manera de pensar y aprender. A esto se le conoce como coexistencia (o comorbilidad). Lea más.

Por qué son frecuentes las diferencias múltiples

Generalmente, las personas creen que los niños que piensan y aprenden de manera diferente solo tienen problemas en un área. Por ejemplo, muchos podrían pensar que los niños con dislexia solo tienen problemas con la lectura. O que a los niños con lo único que les cuesta trabajo es prestar atención.

Pero generalmente ese no es el caso. La investigación ha demostrado, por ejemplo, que los niños que tienen problemas con la lectura suelen tener también problemas con las matemáticas, y viceversa. La y la son diferentes, pero a menudo coexisten.

Los problemas con la lectura y las matemáticas no son los únicos que coexisten. Los niños con TDAH también presentan a menudo otras condiciones. La dislexia y el TDAH suelen coexistir. Y muchos niños con TDAH tienen problemas de salud mental, como depresión o ansiedad.

Los desafíos con la función ejecutiva son la parte central del TDAH, y también pueden ser un factor en las diferencias de aprendizaje. Conozca más sobre las habilidades del funcionamiento ejecutivo.

Ayudar a los niños con diferencias múltiples

Cuando diferentes dificultades implican desafíos similares, podría parecer que se pueden tratar con el mismo enfoque. Pero no funciona de esa manera. Obtener el apoyo adecuado para un lector con dificultades no lo ayudará de manera automática con las matemáticas. Cada diferencia de aprendizaje necesita abordarse de manera distinta.

Incluso la misma dificultad podría no manifestarse de la misma manera todo el tiempo. Por ejemplo, los problemas con la atención no lucen igual en la lectura, las matemáticas y el TDAH.

Cómo ayudar en la escuela

Este puede ser un tema difícil para los padres y las escuelas, especialmente cuando se trata de los y los . Las escuelas pueden usar términos como dislexia y discalculia. Pero darle un nombre a todas las dificultades que tiene un niño no es lo más importante. Lo más importante es identificar los retos que están ocasionando y brindar el mejor apoyo.

De hecho, las evaluaciones escolares puede que no lleven a un diagnóstico. En cambio, identifican desafíos específicos. Esto permite que los niños reciban el tipo de ayuda apropiada para salir adelante en la escuela.

Los servicios y apoyos escolares no son específicos de un diagnóstico, sino que están diseñados para satisfacer las necesidades particulares de un niño. Cuando los niños tienen un IEP, el equipo debe analizar cómo les va en cada una de las áreas, para establecer metas anuales. De esa manera los niños pueden trabajar en áreas problemáticas y seguir fortaleciendo habilidades al mismo tiempo.

Entender la raíz del desafío

Ya es suficientemente difícil comprender qué está sucediendo y cómo ayudar cuando hay solo una dificultad en juego. Con dificultades múltiples, puede ser aún más complicado.

Tenga presente que el diagnóstico de un niño no puede ser delimitado con precisión. Lea la historia de una mamá que tuvo problemas para separar las dificultades de sus hijos en categorías definidas.

Aún así, es importante revisar sus preocupaciones. Si no está seguro por dónde empezar, pruebe llevar un registro de frustración. Puede ayudarlo a identificar cuándo y por qué tiene dificultades su hijo.

Si su hijo tiene dificultades incluso con apoyo, conviene buscar más ayuda. Puede significar que hay algo más sucediendo.

Por ejemplo, cuando los niños son diagnosticados con TDAH a temprana edad podría ser demasiado pronto para ver señales de una diferencia de aprendizaje. Por lo tanto, los problemas que se manifiesten más adelante podrían ser atribuidos al TDAH, cuando en realidad se trata de algo más. (Lea el consejo de un experto para los padres de niños diagnosticados con TDAH a temprana edad).

Los niños que piensan y aprenden de manera diferente tienen además un riesgo mayor de presentar problemas mentales como la ansiedad y la depresión. Pero puede que usted no lo note hasta llegar a la escuela media o al bachillerato.

Manejar sus propios sentimientos

Enterarse de que un hijo tiene más de una dificultad puede ser un duro golpe para algunos padres y cuidadores. Algunos padres se sienten culpables. Pero tenga en cuenta que los niños pueden salir adelante incluso cuando tienen múltiples dificultades.

Vea cómo familias con niños que tienen diferencias múltiples en la manera de pensar y aprender abordan temas delicados, como la culpa. Y escuche a Marcos, un joven con dislexia, TDAH y otras diferencias de aprendizaje, hablar sobre lo que significa tener que enfrentar múltiples desafíos a la vez.

Nota: Este video de Youtube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles“ y haga clic en la opción “Español” . Ahora podrá reproducir el video con subtítulos en español. Asegúrese que la función “CC” esté activa.

Puntos clave

  • Los niños con TDAH a menudo tienen otros desafíos.

  • Es común que los niños que tienen problemas con la lectura también tengan problemas con las matemáticas.

  • Una evaluación escolar puede señalar cosas específicas con las que los niños tienen problemas.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la directora de liderazgo intelectual en Understood y la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education.” Fue maestra y especialista en intervención temprana durante más de una década.

    Revisado por

    Revisado por

    Mark J. Griffin (PhD) fue el director fundador de Eagle Hill School, una escuela para niños con discapacidades específicas del aprendizaje.