Gracias papá: Citas de jóvenes que piensan y aprenden diferente

¿Esté buscando citas inspiradoras sobre padres escritas por sus hijos? Estos jóvenes piensan y aprenden de manera diferente y pertenecen todos a la red de mentores Eye to Eye. Lea lo que tienen que decir sobre sus papás.

Jeremy Lustig

Gracias papá por enseñarme que a veces es necesario pelear para alcanzar los sueños. Me enseñaste que no todo llegará directamente a mis manos. Pero siempre lo hiciste de una manera que me motivó. Si no hubiera sido por ti, yo no sería el soldado que soy ahora, el marido en el que me convertí o el hombre que con la cabeza bien alta vislumbra un futuro lleno de oportunidades.

Jeremy Lustig, soldado del Ejército de los Estados Unidos que tiene y una .

Jess Fang

Gracias papá por ser tan comprensivo y paciente conmigo, en especial cuando me sentía frustrada en la universidad y llamé a casa porque no podía concentrarme. Gracias por el consejo y el apoyo que me diste, y por inspirarme a seguir esforzándome dentro y fuera de la escuela. ¡No hubiera llegado tan lejos sin tu amor!

Jess Fang, estudiante universitaria en Northwestern University que tiene TDAH.

Emily Bosak

¡Gracias papá por haber mantenido la unidad en nuestra familia! Durante el bachillerato, mientras recibía tutoría y me quedaba hasta tarde luchando con las tareas junto con mamá, tú mantenías la casa en funcionamiento. Siempre te aseguraste de que hubiera una cena saludable en la mesa. Te aseguraste de que tuviera ropa limpia para la escuela y que saliera a tiempo en las mañanas. Ahora que estoy en la universidad, no puedo agradecerte lo suficiente por haberme hablado por teléfono y ayudado con los cursos de finanzas y contabilidad. ¡Sin ti no hubiera podido enfrentar la escuela!

Emily Bosak, estudiante en East Carolina University que tiene .

Christie Saccomanno

Gracias papi por motivarme sin descanso para que diera lo mejor de mí, por asistir a mis partidos de fútbol, por enseñarme fracciones y ayudarme a entender lo que significa ser una buena persona. Tú me enseñaste, y ahora me convertí en maestra. Me ayudaste y gracias a eso yo ahora puedo ayudar a otros.

Christie Saccomanno, graduada en California State University-Sacramento que tiene TDAH.

Hayley Rodriguez

Gracias papá por motivarme a intentar cosas nuevas. Cuando me enseñaste a reparar autos, me ayudaste a entender que aprendo mejor a través de la práctica. Aprendo mejor cuando me explican las cosas, en lugar de leer un libro. Comprender la lectura, ese fue mi mayor desafío. Cuando tenga hijos, quiero enseñarles de la misma manera en que tú me enseñaste, y apoyarlos como tú me apoyaste. Gracias por todo. Te amo.

Hayley Rodriguez, estudiante en Western Wyoming Community College que tiene TDAH y dificultad con la lectura.

Matt Pashby

Gracias papá por apoyarme siempre. Gracias por trabajar para darme la mejor vida posible y por todos los sacrificios que has hecho. Espero un día ser tan buen padre como tú. ¡Te amo papá!

Matt Pashby, estudiante en Loyola University New Orleans que tiene una discapacidad de aprendizaje.

Mariel Henkoff

Gracias papá por ayudarme con mis solicitudes de admisión para la universidad. Los cuatro años que pasé en la universidad fueron los mejores y los más formativos de mi vida, pero me sentía tan intimidada por la escritura y la organización que se requería para aplicar, que casi no lo logro. Me orientaste y me apoyaste a través del proceso de solicitud. Tú me enseñaste cómo ser una mejor escritora. Me mostraste cómo dividir tareas complicadas grandes en partes más pequeñas y manejables. Las habilidades de escritura y organización que aprendí de ti me ayudaron a entrar a la universidad, y después a tener éxito y ¡encontrar mi camino hacia el mundo laboral!

Mariel Henkoff, graduada en Northwestern University que tiene TDAH.

Kory Ingersoll

Gracias papá, por ayudarme a darme cuenta que está bien usar los recursos a mi alrededor para tener apoyo en la escuela y en mi vida diaria. Gracias por enseñarme que, cuando se trata de tener una vida plena, tener dificultad para poner atención y recordar pequeñas cosas insignificantes es lo menos preocupante. No veo la hora de hacerme un adulto y ser la mitad del hombre que tú eres.

Kory Ingersoll, graduado en Utah State University que tiene TDAH y una discapacidad de aprendizaje.

Comparta

Próximos pasos