Por qué la escuela de su hijo puede rechazar su solicitud de evaluación

Por The Understood Team

De un vistazo

  • Si no existe evidencia de que su hijo tiene una discapacidad, la escuela puede rechazar su solicitud de evaluación para educación especial.

  • Sin embargo, si la escuela sospecha o debería sospechar que tiene una discapacidad, tiene la obligación de hacer la evaluación.

  • La escuela debe proporcionarle una explicación por escrito de por qué rechaza su solicitud.

Usted hizo una solicitud por escrito para que su hijo fuera evaluado para educación especial, pero la escuela la rechazó. ¿Puede realmente la escuela decir que no a su solicitud? Y ¿qué motivos debe tener la escuela?

A continuación conozca por qué la escuela de su hijo puede rechazar su solicitud de evaluación.

La obligación que tiene la escuela de cumplir Child Find

Según la Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus siglas en inglés), las escuelas deben proporcionar servicios de a cualquier niño que tenga una discapacidad que califique. Estos servicios se ofrecen a través de un IEP.

Pero IDEA exige más. Las escuelas deben buscar, encontrar y evaluar a cualquier chico que pudiera calificar según la ley. Si una escuela sospecha o debería sospechar que un niño tiene una discapacidad, debe evaluarlo. Esto se conoce como Child Find.

Al solicitar una evaluación, usted está pidiendo que la escuela cumpla con su responsabilidad. Debido a Child Find, solo existe una razón válida para que la escuela pueda rechazar su solicitud: Debe creer razonablemente que no existe evidencia de que su hijo tenga una discapacidad.

Una explicación del rechazo

Si la escuela decide no evaluar, debe informárselo por escrito y explicar sus motivos. IDEA se refiere a esto como notificación previa por escrito.

Generalmente, la escuela debe dar una explicación de por qué considera que no existe evidencia de que su hijo tenga una discapacidad. Tenga en cuenta que la explicación depende de cada solicitud. Lo que podría ser un motivo para rehusarse a evaluar a un niño, podría no aplicar en otro.

A continuación, algunas de las explicaciones más comunes que ofrecen las escuelas.

Su hijo fue evaluado recientemente. Si la escuela realizó una evaluación hace algunos meses y determinó que su hijo no califica, probablemente rechazará una nueva solicitud. Usted necesitará nuevos datos e información para lograr que la escuela acepte realizar otra evaluación. O usted puede solicitar una evaluación educativa independiente si no está de acuerdo con la evaluación previa.

Su hijo acaba de empezar la primaria. En los primeros grados, los niños pueden tener dificultades debido a las diferencias que se dan en el cumplimiento de los pilares del desarrollo. Por ejemplo, si su hijo está en kínder y está un poco atrasado en lectura, el personal escolar puede pensar que su hijo se pondrá al día. Para que la escuela acepte realizar una evaluación, debe existir algún tipo de evidencia de que las dificultades de un niño podrían deberse a un problema subyacente.

Su hijo está desempeñándose al nivel de grado o por encima. Si su hijo es un poco mayor y no está teniendo problemas académicos, la escuela también puede alegarlo como un motivo. Sin embargo, esto puede que no aplique a todos los chicos, como aquellos que son doblemente excepcionales. (IDEA específicamente dice que los chicos que aprueban y avanzan de grado puede que igualmente necesiten ser evaluados para recibir servicios).

Su hijo está teniendo dificultades, pero es debido a un comportamiento deliberado. Si su hijo se porta mal en clase, pierde el tiempo o no participa, la escuela puede alegar que las dificultades de su hijo se deben a que se porta mal intencionalmente. La escuela puede creer que no existe una dificultad subyacente. Aunque esto es una explicación común, en muchos casos los problemas de conducta deberían ser una razón para que la escuela sospeche de que se trata de una discapacidad que califica, como el TDAH.

La escuela está ofreciendo ayuda y las calificaciones de su hijo están mejorando. Muchas escuelas ofrecen ayuda académica tan pronto como un estudiante presenta problemas. Una manera de hacerlo es a través de la respuesta a la intervención (RTI, por sus siglas en inglés). Si su hijo está recibiendo ayuda y está aprendiendo, la escuela puede argumentar que esto demuestra que no existe un problema. Aunque la escuela no puede usar la RTI como una excusa para retrasar una evaluación, la información proporcionada por la RTI podría indicar que un niño no necesita educación especial.

Su hijo es un estudiante del idioma inglés (ELL, por sus siglas en inglés). Los chicos que están aprendiendo inglés por primera vez podrían retrasarse académicamente. Eso no necesariamente significa que tienen una discapacidad: algunos sí, otros no. La escuela puede considerar que el niño necesita más enseñanza del idioma, en lugar de educación especial.

De nuevo, es importante tener en cuenta que estas explicaciones dependen de cada niño. Un estudiante podría estar desempeñándose al nivel de grado y seguir teniendo derecho a una evaluación. Lo mismo ocurre con los estudiantes del idioma inglés o con niños que hayan sido evaluados recientemente. Lo importante es que la escuela puede negar una solicitud solamente si no existe evidencia de una discapacidad, y debe explicar su decisión.

Si el personal de la escuela rechaza su solicitud de evaluación, eso no significa que estén en lo correcto. Existen pasos que usted puede seguir para continuar la conversación. Estos pasos incluyen hablar en persona con los que toman las decisiones en la escuela, solicitar una mediación y presentar una queja de debido proceso.

Solicitudes de evaluación no escritas y negativas imprecisas

Uno de los peligros a tener en cuenta es una solicitud no escrita. A veces, los padres que son nuevos en el proceso de solicitar servicios de educación especial, podrían expresar su deseo de una evaluación en una reunión escolar. Pero, en la confusión, la solicitud es ignorada y la escuela simplemente nunca responde. Como resultado, no existe un rechazo formal ni una respuesta a dicha solicitud.

Usted puede evitar ese problema al realizar su solicitud de evaluación por escrito. Este es un modelo de carta de solicitud que puede usar.

Puntos clave

  • Cuando solicite una evaluación es importante hacerlo por escrito.

  • Hay muchas explicaciones que las escuelas pueden brindar sobre por qué consideran que no hay evidencia de que su hijo tenga una discapacidad.

  • Si la escuela rechaza su solicitud, usted tiene opciones y puede objetar la decisión.

    Díganos qué le interesa

    Comparta