Cerrar
Idioma
English
Español
Desafíos financieros

¿Cómo puedo pagar un tutor para mi hijo?

Por Whitney Hollins

Mi hija tiene dificultades del aprendizaje y recibe servicios de educación especial en la escuela. Nosotros también queremos contratar a un tutor para que la ayude en la casa, pero me enteré que son muy caros. ¿Hay alguna manera de conseguir opciones accesibles o gratuitas para los chicos con necesidades especiales?

Whitney Hollins

Instructora adjunta, Hunter College

Los servicios de tutoría son una muy buena manera de ayudar a sus hijos a progresar académicamente. La tutoría privada puede ser cara. Sin embargo, encontrar ayuda accesible puede ser más fácil de lo que usted piensa.

Hable con la escuela de su hijo. Este es un buen lugar para comenzar a explorar sus opciones. Algunos programas después del horario escolar son gratuitos y ofrecen ayuda para hacer la tarea. Muchas escuelas también ofrecen servicios de tutores para ayudar a los estudiantes a prepararse para los exámenes estandarizados.

Algunos distritos escolares trabajan con las organizaciones locales para ofrecer a los estudiantes servicios de tutores voluntarios. Usted podría preguntar al ayudante del maestro acerca de las tutorías. Estos ayudantes, por lo general cobran menos que un maestro certificado. Otra ventaja es que los ayudantes de maestro ya están familiarizados con el currículo y con las expectativas de los maestros.

Busque en las universidades locales. Este es un recurso común para obtener tutoría a bajo costo. Los universitarios que están estudiando para maestros podrían cobrarles menos que los maestros certificados. Una manera de encontrar a estos estudiantes es poner un aviso en los periódicos de las universidades o un aviso en línea.

Busque sesiones grupales de tutoría. Esta es otra manera de mantener los costos bajos. Busque en línea las sesiones de tutoría grupales cerca de donde usted vive. Las familias en nuestra comunidad en línea podrían conocer a alguien en su zona.

Por lo general, los grupos son pequeños, entre tres y cinco estudiantes. Piense si su hija se sentiría cómoda trabajando con otros chicos que no conocen. Tenga presente que usted será responsable por el transporte a los lugares de tutoría. Además, si usted cancelara alguna sesión en el último minuto, podrían cobrarle un honorario.

Contacte organizaciones locales sin fines de lucro. Algunas de estas organizaciones ofrecen servicios de tutoría gratuitos. Por ejemplo, el Scottish Rite Masons tiene más de 50 centros para chicos con dislexia en aproximadamente doce estados. Estos centros ofrecen dos años de instrucción uno a uno gratuita, enseñanza multisensorial estructurada del lenguaje para los estudiantes que han sido formalmente diagnosticados con dislexia.

Averigüe si puede recibir una deducción en sus impuestos por la tutoría. Esto no es fácil de conseguir, pero algunas veces es posible deducir los servicios de tutoría, como gastos médicos relacionados. Hable con un contador para ver qué es lo que el doctor de su hija necesitaría para que usted pueda hacer esa deducción.

Además, si usted es elegible para las deducciones por cuidados infantiles, y la tutoría pudiera ser parte de esos cuidados, entonces podría ser gastos deducibles. ¡Cada pequeña cosa ayuda!

Busque en Internet. Hay muy buenos sitios que están dirigidos a desarrollar las habilidades y a estimular el conocimiento. Algunos de estos sitios no son gratuitos. Usted podría pedir a la escuela que obtenga una subscripción. Muchas escuelas están registradas a sitios de tutoría. La suscripción da a los estudiantes acceso a los sitios desde casa y también desde la escuela.

Hay también muchos sitios que son gratuitos. Incluso si su hija no tiene una computadora en casa, ella puede acceder a estos sitios yendo a la biblioteca pública.

Explore el Buscador de tecnología para informarse sobre aplicaciones o apps y juegos que pueden ayudar a su hija con las matemáticas, la lectura, la escritura y más.

Conviértase en un defensor. Presionar por servicios puede ser una buena manera de obtener tutoría para su hijo en la escuela. Asista a las reuniones de la Asociación de Padres y Maestros, (PTA, por sus siglas en inglés). Reúnase con el director de la escuela para solicitar los servicios de tutoría y las subscripciones a los sitios de Internet. Reúnase con otras familias y comience su propio grupo de sesiones de tutoría.

Con un poco de esfuerzo usted puede volverse un defensor eficaz para su hija y, también, ayudar a obtener más recursos para otros chicos con dificultades de aprendizaje y de atención.

Acerca del autor

Retrato de Whitney Hollins

Whitney Hollins

Whitney Hollins es maestra de educación especial y profesora adjunta en Hunter College.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email