Ir a contenido

Reforzar las aptitudes: Mi consejo para superar el miedo a fracasar en la escuela

Durante una charla que di recientemente en el sitio de Understood, una mamá me preguntó acerca de su hijo de 9 años que tiene mucho estrés y ansiedad debido a la escuela. El niño tiene y . Cuando se enfrenta a una nueva tarea en la escuela, le preocupa tener más problemas que los otros chicos debido a sus dificultades de aprendizaje y de atención. Aunque él es capaz de hacerla, el miedo lo invade.

Esta es una situación difícil para los padres. Es natural querer decir a su hijo que no se preocupe por la escuela. Pero incluso las palabras de aliento a menudo no son suficientes para ayudar a los niños a no temer los retos que se les presentan.

Es por ello que para enfrentar el miedo le sugerí a esa mamá algo que yo llamo “reforzamiento de la competencia”.

¿Por qué reforzar la competencia ayuda a los chicos a manejar el estrés escolar?

Los chicos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención a menudo experimentan más fracasos en la escuela que sus compañeros. Como resultado, pueden empezar a creer que no pueden hacer cosas nuevas y difíciles.

Nota: Este video de Youtube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles“ y haga clic en la opción “Spanish”. Asegúrese que la función “CC” esté activa.

Este es el truco: Si un estudiante piensa que el trabajo será difícil y cree que no puede hacerlo, en su cerebro se estimulará la función de huida, incluso en tareas que él sí puede hacer. Su voz interior grita: “¡Esto va a ser complicado para mí! ¡Tengo que escapar!” El propósito del refuerzo de la competencia es modificar ese pensamiento.

Cuando un niño se enfrenta a una nueva actividad que es complicada, se usa un reforzamiento de la competencia para desencadenar el recuerdo de una actividad parecida que el niño hizo bien en el pasado. Cuando él lo recuerda vuelve a sentir la confianza y alegría que sintió haciendo esa actividad en aquel momento. Tan solo pensar en ese logro pasado puede reducir la ansiedad ante una nueva actividad.

Piénselo de esta manera: ¿Se ha encontrado alguna vez ante una situación difícil y se ha sentido ansioso porque no estaba seguro de que podía enfrentar esa situación? Y luego un amigo le dijo: “Tú eres capaz de hacerlo. No es más difícil que _________, lo cual hiciste muy bien”. Ese es un reforzamiento de la competencia.

Cómo reforzar la competencia

1. Señale algo que él puede hacer. Recuérdele un trabajo escolar de un cierto nivel de complejidad que lo hizo sentirse exitoso y capaz. Puede escoger un ejemplo en la asignatura que lo está haciendo sentir, “yo no puedo hacer esto” o “si hago esto, voy a parecer tonto”.

Si piensa que trabajar a ese nivel inferior es “cosa de bebés”, explíquele que usted quiere que recuerde una situación donde se sintió capaz y en control (puede usar estas palabras: “Quiero recordarte algo que puedes hacer bien, y cómo te sentiste. Si te sientes de esa manera cuando te asignan tareas más difíciles, será más fácil que tu cerebro las haga”).

También puede buscar algo fuera de la escuela donde su hijo se sienta capaz. Puede ser un deporte, un pasatiempo (como Legos) o un talento (como la música o cocinar).

2. Haga que se detenga a saborear sus logros. Estimule a su hijo a tener conciencia de ese sentimiento de satisfacción que sintió en el pasado. Si su hijo lee una palabra u oración correctamente, pregúntele cómo se sintió. Si resolvió un problema matemático, pregúntele cómo se sintió al tener la respuesta correcta. Si anotó un gol en el fútbol, pídale que recuerde cómo fue. ¡Al cerebro le encanta tener éxito! Esos recuerdos positivos tienden a permanecer.

3. Relacione el éxito pasado con el nuevo reto. Ahora que él ya tiene un reforzamiento de competencia en mente, haga que lo relacione con el nuevo reto. Recuérdele lo bien que hizo esa actividad y después dígale: “Este nuevo problema es muy parecido al pasado”. Otra manera de decirlo es: “Me dijiste que crees que eres bueno en _______. Yo diría que es muy probable que también hagas esto bien”.

4. Háblele del mensaje que envía su cerebro. Finalmente, pídale que esté consciente de los mensajes que su cerebro le está enviando. Si él dice: “Mi cerebro me dice que no puedo hacer esto”, anímelo a que envíe a su cerebro otro mensaje como: “Esto podría ser difícil, pero creo que puedo hacerlo”.

Si su hijo es lo suficientemente maduro puede explicarle por qué lo está ayudando a enfocarse en logros pasados. Explíquele las palabras confiado (te sientes seguro de ti mismo) y capaz (puedes hacer esta actividad muy bien). Este es el momento en el que él se siente totalmente en control, muy capaz y muy confiado. Dígale que esa es la sensación que lo ayudará cuando intente algo nuevo.

¿No está seguro cómo ayudar a su hijo a reconocer sus fortalezas y pasiones? Puede comenzar siguiendo estos pasos. Además puede descargar una actividad divertida para ayudar a los niños a identificar sus fortalezas.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no reflejan necesariamente los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

Díganos qué le interesa

Vea sus recomendaciones

Díganos qué le interesa

Seleccione los temas sobre los que desea más información

Vea sus recomendaciones

Comparta

¿Sabía que tenemos un app para una comunidad de padres?

Descargue Wunder en App Store

dislexia

TDAH

Comparta Reforzar las aptitudes: Mi consejo para superar el miedo a fracasar en la escuela

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Reforzar las aptitudes: Mi consejo para superar el miedo a fracasar en la escuela

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom