Cómo reforzar las aptitudes puede ayudar a superar el miedo a fracasar en la escuela

Por Jerome Schultz (PhD)

No hace mucho tiempo atrás, una mamá me preguntó acerca de su hijo de 9 años que tiene mucho estrés y ansiedad por la escuela. El niño tiene y . Cuando enfrenta una tarea nueva en la escuela, le preocupa tener más problemas que los demás debido a sus diferencias en la manera de pensar y aprender. A pesar de que puede hacer el trabajo, el miedo lo invade.

Esta es una situación difícil. Es natural querer decir a los niños que no se preocupen por la escuela. Sin embargo, incluso las palabras más reconfortantes pueden ser insuficientes para ayudarlos a enfrentar los retos sin temor.

En este caso, sugerí algo que yo llamo “refuerzo de aptitudes”.

Por qué reforzar las aptitudes puede ayudar con el estrés escolar

Los niños que piensan y aprenden de manera diferente a menudo experimentan más fracasos en la escuela que sus compañeros. Como resultado, pueden empezar a creer que no pueden hacer cosas nuevas y desafiantes.

Nota: Este video de YouTube tiene subtítulos en español. Comience a reproducir el video. En la parte inferior de la pantalla vaya a “Settings”, seleccione “Subtitles“ y haga clic en la opción “Spanish”. Asegúrese de que la función “CC” esté activa.

Este es el truco: Si creen que el trabajo será difícil y no podrán hacerlo, se activa en sus cerebros la reacción de huida, incluso con tareas que sí pueden hacer. La voz interna les dice: “¡Esto va a ser muy difícil! ¡Tengo que escapar de aquí!”. El propósito de reforzar las aptitudes es modificar ese pensamiento.

Cuando un niño enfrenta una actividad nueva y complicada, se utiliza un refuerzo de aptitudes para activar el recuerdo de una actividad parecida que haya hecho bien en el pasado. Ese recuerdo los ayudará a traer a la memoria la sensación de confianza y alegría que tuvieron al realizar esa actividad. Solo pensar en ese logro pasado puede reducir la ansiedad ante una tarea nueva.

Imagine que alguien está en una situación difícil y se siente ansioso. No está seguro de poder hacer la tarea. Entonces un amigo le dice: “Tú puedes hacerlo. Es parecido a _________, que aprendiste a hacer muy bien”. Ese es un reforzamiento de aptitudes en acción.

Cómo reforzar las aptitudes

1. Recordar logros pasados.

Recuérdeles un trabajo escolar de un cierto nivel que los haya hecho sentir exitosos y competentes. Elija un ejemplo de la asignatura que actualmente les está ocasionando sentimientos del tipo “yo no puedo hacer esto, o “si hago esto, voy a parecer tonto”.

A veces los niños piensan que trabajar a ese nivel inferior es “cosa de bebés”. Es importante recordarles una experiencia o habilidad en la que sintieron competentes y en control. (Diga algo como: “Quiero recordarte algo que haces bien, y cómo se siente hacerlo. Si tienes ese sentimiento cuando te asignan tareas más difíciles, será más fácil que tu cerebro las haga bien”).

También ayuda buscar algo fuera de la escuela que su hijo haga bien. Puede ser un deporte, un juego o un talento o habilidad como la música o cocinar.

2. Detenerse a saborear los logros.

Anímelos a ser conscientes de ese sentimiento de logro pasado. Si leyeron una palabra u oración correctamente, pregúnteles cómo se sintieron. Si resolvieron un problema de matemáticas, pregúnteles cómo se sintieron al hacerlo bien. Si anotaron un gol en fútbol, pregúnteles: "¿Recuerdas cómo te sentiste?". ¡Al cerebro le encanta tener éxito! Esos recuerdos positivos tienden a permanecer.

3. Relacionar el éxito pasado con el desafío nuevo.

Cuando los niños tienen en mente una aptitud que ha sido reforzada, pueden conectarla con el desafío nuevo. Recuérdeles lo bien que hicieron esa tarea en el pasado y después dígales: “Este problema nuevo es muy parecido al anterior”. Otra manera de decirlo es: “Me dijiste que crees que eres bueno en _______. Yo diría que es muy probable que también seas bueno en esto”.

4. Hablar de los mensajes que envían sus cerebros.

Pida a los niños que sean conscientes de los mensajes que se envían a ellos mismos. Si dicen: “Mi cerebro me dice que no puedo hacer esto”, anímelos a que se envíen otro mensaje como: “Esto podría ser difícil, pero creo que puedo hacerlo”.

Si los niños son lo suficiente maduros, tal vez pueda explicarles por qué los beneficia enfocarse en logros pasados. Explique el significado de las palabras confiado (cuando nos sentimos seguros de nosotros mismos) y competente (cuando podemos hacer una tarea muy bien). Ayúdelos a entender que esa sensación de sentirnos seguros y capaces los ayudará cuando intenten algo nuevo.


    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Jerome Schultz (PhD) es un neuropsicólogo clínico y conferencista en el departamento de psiquiatría infantil de Harvard Medical School.