8 recomendaciones para hablar sobre la dislexia con el maestro de su hijo

Por Bob Cunningham (EdM)

8 tips for talking to your child’s teacher about dyslexia, teacher working with a student in a library with a book

Es importante hablar con el maestro sobre la dislexia. Es la mejor manera de que el maestro comprenda los desafíos, fortalezas y necesidades de su hijo, y así poder ayudarlo. Estas son ocho recomendaciones para ayudarlo a tener conversaciones productivas.

1. Programe una cita

Los maestros tienen su agenda diaria sobrecargada. En lugar de intentar hablar con el maestro en el pasillo antes o después de clases, programe una cita de 15 a 20 minutos. Esto suele ser tiempo suficiente para tener una conversación productiva, pero lo suficientemente corto como para que el maestro no se preocupe de que la reunión le ocupará mucho tiempo.

2. Comparta su conocimiento sobre la dislexia

Trate de no asumir cuánto sabe o no sabe el maestro sobre la dislexia. Sin importar cuánto conocimiento tenga, ambos tienen información valiosa que puede ayudar a su hijo.

Pregúntele si ha encontrado algún material sobre la dislexia que considere útil. Comparta artículos u otra información que a usted le hayan resultado útiles. Al hacerlo, usted puede crear las bases para la conversación.

3. Explique lo que ha funcionado (y lo que no)

El maestro tal vez tenga experiencia trabajando con niños con dislexia. Pero podría no saber qué estrategias funcionan mejor para su hijo. Háblele de lo que ha ayudado en el pasado. Por ejemplo, obtener los apuntes del maestro quizás lo ayudó a repasar para los exámenes. También mencione lo que no ha funcionado. Por ejemplo, es posible que la revisión con compañeros lo hizo sentir avergonzado o ansioso.

4. Sea claro, pero no crítico

Es importante ser directo sobre lo que usted cree que necesita su hijo. Sea específico, en lugar de insinuar lo que podría beneficiarlo o hacer generalizaciones. Usted no quiere que el maestro tenga que adivinar lo que realmente quiere.

Al mismo tiempo, trate de no ser demasiado insistente o crítico. Esto podría perjudicar en lugar de ayudar. Posiblemente no motivará al maestro a dedicar más tiempo y esfuerzo a entender mejor la dislexia.

5. Muestre ejemplos

Usted puede explicar al maestro cómo la dislexia afecta el desempeño de su hijo. Pero el maestro tendrá una idea mucho más clara si usted le muestra ejemplos.

Por ejemplo, lleve tareas de escritura del año pasado. O el primer borrador del reporte de libro que su hijo acaba de entregar. Muéstrele los apuntes que tomó en clase esa semana. Las muestras de su trabajo pueden ayudar al maestro a ver exactamente dónde está teniendo dificultad su hijo.

6. Hable también de las fortalezas de su hijo

A los maestros les toma tiempo conocer a sus estudiantes. Y cuando su hijo tiene dislexia, el maestro tiene que dedicar tiempo y esfuerzo para entender sus desafíos.

Pero también es importante hablar con el maestro sobre lo que su hijo hace bien. Háblele de sus fortalezas e intereses. Destaque que la dislexia es solo una parte de lo que es su hijo. Incluso puede animar al maestro a crear oportunidades para que su hijo se destaque.

7. Dé información sobre las adaptaciones actuales

No asuma que el maestro está familiarizado con el o el , en caso de que su hijo tenga uno. Dele una copia y pídale que revise las .

Dígale que usted está disponible para hablar sobre cómo las adaptaciones para la dislexia ayudan a su hijo. Al mismo tiempo, deje claro que usted espera que su hijo haga lo posible por cumplir con las expectativas académicas, siempre y cuando tenga el apoyo necesario.

8. Pregunte cómo puede ayudar

Los maestros trabajan mejor con los padres que quieren ser parte de la solución. Pregunte qué puede hacer en casa para apoyar lo que el maestro está haciendo en la escuela. Si usted tiene ideas sobre lo que puede hacer, coméntelas.

Colaborar con el maestro le permite reforzar las estrategias de lectura que su hijo está aprendiendo en la escuela. También permite que su hijo sepa que usted y su maestro están trabajando en equipo para proporcionarle el mejor apoyo posible.

Cuanta más información pueda proporcionar al maestro de su hijo, mejor. Descargue una tarjeta 3x3 para presentar a su hijo al maestro. Y enséñele frases a su hijo para iniciar conversaciones sobre la dislexia con sus maestros en primaria y en la escuela media.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Bob Cunningham (EdM) es director ejecutivo del desarrollo del aprendizaje en Understood.

    Revisado por

    Revisado por

    Ginny Osewalt es una maestra certificada, tanto en educación primaria como en educación especial, con más de 15 años de experiencia en educación general, inclusión, sala de recursos y aulas autocontenidas.