Amanda Morin desea “igualdad de condiciones” para los padres

¿Qué significa “igualdad de condiciones” para los padres”?

Esta es una pregunta que Amanda Morin se hace constantemente. Ella fue maestra y especialista en , y tiene hijos que piensan y aprenden de manera diferente.

El libro de Amanda, The Everything Parent’s Guide to Special Education, es un manual que explica a los padres el proceso de paso a paso. Esta es la conversación que tuvimos con Amanda sobre su libro.

¿Por qué escribió este libro?

Amanda: Cuando hablamos de servicios de educación especial para niños, surge con frecuencia la frase “igualdad de condiciones”. Esto significa que tratamos de colocar a los niños que piensan y aprenden de manera diferente en igualdad de condiciones que sus compañeros. Logramos esto apoyándolos y proporcionándoles servicios.

Los padres también necesitan apoyo. Escribí este libro para establecer condiciones igualitarias para los padres. Muchos de ellos sienten que es difícil trabajar con las escuelas. Hasta cierto punto, creo que esto se debe a que hay desigualdad. No es intencional, pero existe. Por lo general, los padres están empezando a aprender sobre educación especial. Hay un proceso de aprendizaje.

El objetivo de The Everything Parent’s Guide to Special Education es facilitar ese proceso.

¿Podría mencionar uno de los consejos que incluye en su libro?

¡Hay tantos! Pero este es uno en el que creo que la mayoría de los padres no se detienen a pensar.

Al hablar con el personal escolar, puede ser útil “usar la terminología legal”. Esto significa referirse a su situación con frases que se utilizan en el ámbito legal.

Este es un ejemplo. Supongamos que usted está en una reunión con el personal de la escuela. Ellos le ofrecen a su hijo un programa de lectura con el cual usted no está de acuerdo. En lugar de decir que no está de acuerdo porque no es el “mejor programa”, es mejor decir que usted considera que no es un “programa apropiado”. Esto hace referencia al derecho legal que tiene su hijo a una educación pública, apropiada y gratuita, no necesariamente a la “mejor” educación.

Usted ha dicho que espera que este libro contribuya a reducir la tensión entre las escuelas y los padres en lo que respecta a educación especial. ¿Podría explicar por qué?

Uno de los mejores y más incómodos cumplidos que he recibido sobre este libro es que estoy promoviendo que los padres estén informados y puedan enfrentarse a las escuelas.

Antes que nada, me encanta la idea de que estoy ayudando a que los padres estén informados. Pero no creo que la mentalidad de “nosotros contra ellos” beneficia a los niños. Yo he sido “nosotros” y “ellos” en la mesa de negociaciones. Mi preocupación siempre ha sido asegurarme de que el niño tenga lo que necesita para aprender.

Cuando reducimos las cosas a “nosotros contra ellos”, se crea una situación en la que se asume que solamente uno de los lados se preocupa por el niño. Y eso rara vez es cierto.

No soy tan ingenua como para pensar que todos los desacuerdos se pueden resolver mediante la colaboración. Sin embargo, sí creo que el respeto mutuo es necesario para que todos tengamos en mente el objetivo final: el niño.

Share

Revise temas relacionados