¿Puede la escuela exigir que mi hijo tome medicamentos para el TDAH?

PorLindsay Jones (JD)

Mi hijo con TDAH está teniendo problemas en una escuela pública. No hemos usado medicación para el TDAH, pero me preocupa que la escuela nos diga que debemos hacerlo para que él pueda asistir. ¿Se les permite a las escuelas hacer eso?

Las escuelas públicas no están autorizadas a exigir que ningún estudiante tome medicación para el TDAH. La ley de educación especial IDEA cubre específicamente aquellos medicamentos que son sustancias controladas, y los medicamentos para el TDAH pertenecen a esa categoría.

La ley es muy clara. Las escuelas públicas (junto con los distritos y estados) no pueden exigir que ningún estudiante, ya sea que reciba o no los servicios de educación especial, tome ese tipo de medicación.

Esto significa que las escuelas no pueden obligar a los estudiantes a usar medicamentos para poder asistir. Tampoco pueden convertirlo en un requisito para obtener una evaluación y los servicios de educación especial.

Sin embargo, a las escuelas se les permite compartir sus inquietudes con los padres sobre la conducta o el desempeño de su hijo en la escuela. Los maestros podrían describir lo que han observado o de qué manera el comportamiento de un niño está interfiriendo con su aprendizaje. Incluso pueden sugerir o solicitar que un niño sea evaluado para educación especial.

Tampoco hay nada en la ley que prohíba a los maestros sugerir el uso de medicamentos. Pero es una práctica inapropiada y deberían evitar hacerlo.

Si el maestro de su hijo o un miembro del equipo del IEP lo presiona o comenta que su hijo requiere medicación, hay pasos que usted puede seguir. Puede hablar de la situación con un administrador de la escuela. También puede dirigirse directamente al director de educación especial del distrito. Explique lo que le dijeron y documéntelo por escrito.

El director de educación especial debería estar muy familiarizado con esta exigencia en la ley y ponerle un alto. Usted también puede hablar con el superintendente. No obstante, si estos pasos no funcionan, usted puede presentar una queja ante el departamento de educación de su estado.

Hasta ahora hemos estado refiriéndonos a las escuelas públicas. Las escuelas privadas son diferentes ya que no están obligadas a cumplir la ley federal de educación especial.

No existe una ley específica que impida que una escuela privada requiera que los estudiantes usen medicación para el TDAH. Una escuela privada no puede negarse a admitir a su hijo solo porque tiene TDAH: eso es discriminación por discapacidad. Pero las escuelas privadas no están obligadas a admitir a todos los estudiantes y pueden negarse por diversas razones.

Aunque es de esperar que esta no sea la situación en su caso. Los mejores resultados para su hijo se obtienen al colaborar estrechamente con la escuela para encontrar el apoyo que satisfaga las necesidades de su hijo.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Lindsay Jones (JD) es directora ejecutiva de National Center for Learning Disabilities (NCLD).