Mi hijo tiene TDAH, pero no me llamen “mamá TDAH”

PorThe Understood Team

En ocasiones las personas que no tienen hijos con dificultades de aprendizaje o de atención se maravillan de lo que hago diariamente. Esto puede sonar como falsa modestia, pero no lo es. La verdad es que no hago más que lo que hace cualquier otra mamá.

Cuando las personas le dicen a madres como yo, “ustedes, madres TDAH son tan inspiradoras” o “¡eres una supermamá!”, no sé qué decir. En realidad, no somos diferentes a otras mamás.

Cuando hablo sobre niños que tienen dificultades de aprendizaje y atención escojo usar algo llamado el lenguaje “primero las personas”. Este lenguaje pone en primer plano al niño y en segundo plano la dificultad. Yo no digo que mi hijo más pequeño es “”. Yo digo que tiene TDAH.

Su TDAH no lo define. Antes que nada, él es tan solo un niño. A él le encanta reír con sus amigos, revolcarse en el lodo y jugar con camiones de juguete.

La última vez que alguien me llamó supermamá, me di cuenta que también debíamos tener un “lenguaje de primero la mamá”.

Ante todo, yo soy sólo una mamá. Me gusta reír con mis amigos. Me enfado cuando mi hijo mancha la casa con lodo e intento imaginar cómo aguantar otra sesión de jugar con camiones de juguete.

Visto desde afuera, nuestras vidas pueden parecer ajetreadas para otros padres. Y hay algo de cierto, hay mucho que hacer Tengo que ser más cuidadosa para asegurarme que el día transcurra sin problemas. Asisto a reuniones del . Llevo el control de las citas con doctores y terapeutas y manejo las crisis sensoriales. En ocasiones, también cometo errores, incluso cuando trato de hacerlo lo mejor que puedo.

Para mí, eso es tan solo ser una mamá. Como madres, hacemos lo que tenemos qué hacer para asegurarnos que nuestros hijos obtengan lo que necesitan para crecer y tener éxito. Para mí, lo que estoy haciendo para criar a un hijo con TDAH es circunstancial.

Los expertos nos dicen que la mejor manera de elogiar a los niños es apreciando su esfuerzo, no sus características personales. Creo que debería ser igual para las mamás.

Así que por favor no me llamen “mamá TDAH” o “supermamá”, solo por tener hijos con dificultades de aprendizaje y de atención.

Los días que logro que mis tres hijos salgan de casa a tiempo en la mañana, comidos, vestidos con ropa limpia, con la tarea lista, con dinero para el almuerzo, la ropa del gimnasio en la mochila y recuerdo que tengo que ir como chaperona a una excursion de la escuela. Vamos, eso sí es esfuerzo.

En días como esos, siéntanse libres de llamarme supermamá.

Las opiniones, puntos de vista, información y cualquier contenido en los blogs de Understood.org son responsabilidad únicamente del escritor del blog y no necesariamente reflejan los puntos de vista, valores, opiniones y creencias, ni están avaladas por Understood.

    Díganos qué le interesa

    Comparta