7 preguntas para saber cómo le fue a su hijo en la escuela

Por Gail Belsky

De un vistazo

  • Puede que sea difícil lograr que los niños hablen de cómo van las cosas en la escuela.

  • Hacer preguntas abiertas puede facilitar que hablen más.

  • Saber lo que está ocurriendo en la escuela lo ayuda a detectar problemas.

Cuando los padres preguntan a sus hijos cómo les fue en la escuela, a menudo la respuesta es mínima. Puede que se limite a un gesto como encogerse de hombros o una palabra como “bien”.

Las preguntas abiertas pueden ayudar a que los niños piensen en lo sucedido. También pueden facilitar que usted obtenga una respuesta más elaborada. Estas son siete preguntas sencillas para saber cómo le fue a su hijo en la escuela.

1. “¿Qué te hizo reír hoy?”

Pedir a los niños que piensen en algo divertido del día puede propiciar que estén más dispuestos a decirlo, y que no se limiten a responder de cualquier manera.

2. “¿Cuál fue tu asignatura favorita hoy?” 

Esta pregunta puede darle una idea de fortalezas e intereses que quizás usted desconozca. Puede continuar con: “¿Cuál fue la asignatura que menos te gustó?”.

3. “¿Cuál fue la mejor parte del día?”

Comenzar con lo positivo puede facilitar que su hijo también hable de cosas negativas que hayan ocurrido. 

4. “¿Con quién almorzaste hoy?” 

Esta es una manera sutil de averiguar si su hijo está haciendo amigos y se siente parte del grupo. 

5. “¿Qué fue lo más interesante que aprendiste hoy?” 

Si la respuesta suele ser “nada”, podría significar que su hijo no está interesado en lo que se le está enseñando o no lo entiende. 

6. ¿Qué fue lo que más te gustó hoy de la escuela? 

Con esta pregunta su hijo puede enfocarse en cualquier cosa, y usted puede enterarse de cosas nuevas sobre lo que está pensando y haciendo.

7. “¿Qué fue lo más difícil que hiciste hoy?”

Esta pregunta permite que su hijo hable de cosas que fueron difíciles en un buen sentido y de las que le fueron un reto.

¿Quiere que hacer estas preguntas se convierta en un hábito? Descargue esta actividad sencilla:

Actividad: Hacer un frasco de preguntasPDF


Seguir haciendo preguntas cuando la respuesta es mínima puede ser incómodo. No obstante, preguntar de manera regular acerca de la escuela es beneficioso. Hacer preguntas le permite:

  • Obtener información sobre una parte de la vida de su hijo que usualmente no ve. Tendrá una idea más clara de lo que su hijo está experimentando, tanto positivo como negativo.
  • Detectar dificultades para aprender o socializar que su hijo podría estar teniendo.
  • Mostrar que usted está interesado en los pensamientos y sentimientos de su hijo, y que siempre está disponible para hablar.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Gail Belsky es editora ejecutiva en Understood. Ha escrito y editado para importantes medios de comunicación, especializándose en temas relacionados con la crianza de los hijos, la salud y la vida laboral y profesional.

    Revisado por

    Revisado por

    Andrew Kahn (PsyD) es un psicólogo con licencia que ha sido evaluador y asesor en escuelas públicas durante casi 20 años. El Dr. Kahn se identifica como neurodivergente y se desempeña como experto en la materia en Understood.