Ruido marrón, blanco y rosa: Qué son y cómo pueden ayudar con el TDAH

El ruido blanco, marrón y rosa pueden ayudar a algunas personas con TDAH a enfocarse y dormir mejor. cada uno ellos tienen sonidos diferentes. Pero hacen lo mismo: bloquean sonidos repentinos que interrumpen la concentración y el sueño.

Por Margie DeSantis

Revisado por experto Andrew Kahn (PsyD)

Actualizado el 9 de febrero de 2024

Probablemente usted haya oído hablar del “ruido blanco”. Se refiere a un tipo de sonido que bloquea ruidos que distraen. Y pese a que no existe evidencia clara de sus beneficios, muchas personas encuentran que los ayuda a relajarse, dormir y enfocarse mejor.

Pero el ruido blanco no es el único tipo de sonido que puede causar este efecto. También existe el “ruido rosa” y el “ruido marrón”.

Todos estos sonidos sirven para el mismo propósito, pero las personas prefieran uno más que otro. (Algunas personas encuentran que el “ruido verde”, que es otro tipo de sonido, ayuda con el sueño).

Este tipo de sonidos pueden ser especialmente beneficiosos para las personas con TDAH y ansiedad. Los problemas para dormir y concentrarse son comunes en este tipo de condiciones.

Usted puede encontrar diferentes sonidos en aplicaciones, sitios web y dispositivos electrónicos. También se producen de forma natural en nuestro entorno. Piense en el sonido de la lluvia o una cascada.

Conozca más sobre los ruidos de color y cómo podrían ayudar.

Las diferencias entre estos tipos de sonidos

La diferencia entre estos ruidos tiene que ver con las frecuencias sonoras. (La frecuencia es el número de veces que una onda sonora se repite en un segundo). Los tonos bajos son sonidos de baja frecuencia y los tonos altos son sonidos de alta frecuencia.

Por lo general, el ruido blanco incluye todas las frecuencias, como el sonido suave de las olas del mar. El ruido marrón es un sonido con frecuencias más graves (tono bajos), como un oleaje más fuerte o una tormenta con truenos. El ruido rosa es un sonido intermedio, como una lluvia ligera.

Cómo pueden ayudar con la concentración 

Los ruidos marrón, blanco y rosa ayudan a algunas personas a concentrarse. Cada uno de ellos proporciona un ruido de fondo constante. Esto puede bloquear los ruidos que distraen e interfieren con la concentración. Cualquier cosa que reduzca la distracción es beneficioso para las personas con TDAH.

Estos ruidos de color también pueden mejorar la concentración, estimulando el cerebro con TDAH. Activan la dopamina que el cerebro necesita para transmitir la información de una neurona a otra.

Los ruidos de color son como hacer garabatos: se usa una parte del cerebro en segundo plano para facilitar la atención a otra cosa.

Cómo pueden ayudar con el sueño

A muchas personas les cuesta conciliar el sueño, permanecer dormidas y despertarse. Estos son problemas comunes en las personas con TDAH.

El ruido general del ambiente no es lo que suele interrumpir el sueño. Es más probable que sea un sonido repentino, como algo que cae al suelo. Los ruidos de color pueden bloquear estos sonidos. 

Hay otra forma en que estos ruidos de color pueden ayudar a que las personas con TDAH duerman mejor. La estimulación que proporcionan al cerebro puede aliviar la ansiedad que a menudo acompaña al TDAH. De esta manera permite que el cerebro se relaje para dormir. 

Estos ruidos no son una cura para el TDAH ni para otros desafíos. Pero es una opción a probar y ver si ayudan. Conozca más acerca de cómo funciona la atención. Encuentre recomendaciones sobre cómo dormir mejor.

Share