Celebridades con dislexia, TDAH y discalculia

Renombradas personalidades del cine, la música, las ciencias y el deporte son personas que tuvieron dificultades en la escuela debido al TDAH, la dislexia o la discalculia. Muchas de ellas encontraron su pasión y sus fortalezas gracias a sus diferencias en la manera de pensar y aprender.

Salma Hayek (dislexia)

Cuando Salma Hayek llegó a Los Ángeles con 25 años proveniente de México, apenas podía leer un letrero en la calle. Casi no hablaba inglés y sabía que aprenderlo sería un reto por tener dislexia. “Aprendo con rapidez. Siempre ha sido así, y quizás por eso no se dieron cuenta en el bachillerato de que tenía dislexia. Aprobé sin estudiar demasiado”. La aclamada actriz, productora y directora no permitió que sus dificultades con la lectura se interpusieran en su pasión por la actuación. Para Salma, tener dislexia es parte de su identidad.

Thalía (dislexia)

En el caso de la cantante y actriz mexicana, la dislexia está presente en su familia. Thalía reveló que su tendencia a olvidar o cambiar la letra de las canciones se debe a la dislexia. También es la razón por la que tiene dificultades para hablar inglés. Pero a pesar de las dificultades que ha enfrentado por ese motivo, Thalía ha conseguido desarrollar su talento y su carrera musical. “Gracias a mi dislexia me han sucedido cosas maravillosas en la vida”. También atribuye a su dislexia el haber conocido a su marido.

Alejandro González Iñárritu (TDAH)

Alejandro González Iñárritu es conocido por ser un director atrevido e innovador. Sus películas han ganado muchos premios, incluyendo varios Oscar. De niño le gustaba la música y la literatura, pero en la escuela no ponía atención ni podía concentrarse. “Fui un estudiante terrible. Tenía el trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Pero en ese entonces se decía que eras un ‘niño fastidioso’”. El TDAH ha tenido un rol en muchos eventos en la vida de este talentoso director mexicano. También ha influenciado sus películas.

Olga Tañón (dislexia) 

Pasaron muchos años sin que la famosa cantaautora puertorriqueña de merengue y pop latino supiera que tenía dislexia. La ganadora de varios Grammy dijo en un mensaje que publicó en su cuenta de Instagram para conmemorar el día mundial de la dislexia: "Me río de mí misma. De cómo escribo y de mi forma de leer. Porque a mí hasta las letras me bailan".

Luz Rello (dislexia)

Investigadora y lingüista española que ha encauzado su vida y su profesión a favor de la dislexia. También es doctora en informática y autora de libros. Luz pasó sus primeros años de colegio pensado que era tonta. “Recuerdo las risas en clase y el miedo a leer en voz alta”. Desde muy niña supo que quería ser científica y la dislexia no se lo impidió. Se licenció en Lingüística, “la carrera más difícil para un disléxico”. Luz Rello es consciente de que su capacidad de trabajo y su tolerancia a los errores son regalos que le ha otorgado la dislexia. “Procuro ser cada vez mejor, pero mi punto de partida soy yo misma. Siempre compito contra mí misma”, concluye. Desde 2016 se centra en ayudar a otros con la detección precoz de la dislexia con su empresa social Change Dyslexia.

Steve Jobs (dislexia)

Fue un exitoso empresario, innovador diseñador industrial y cofundador y presidente ejecutivo de Apple. Fue uno de los pioneros de las microcomputadoras. Sin embargo, tuvo muchas dificultades en la escuela y muchas veces le dijeron que no llegaría a ninguna parte. Jobs consideraba que su dislexia era un don que le había otorgado la capacidad de ver el mundo a través de imágenes. Le resultaba fácil leer las caras de las personas, construir estructuras, paisajes y todas las demás partes visuales del mundo. "Tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna manera en tu futuro. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Este enfoque nunca me ha defraudado y ha marcado una gran diferencia en mi vida”.

Michael Phelps (TDAH) 

El nadador Michael Phelps posee el récord de medallas olímpicas. Tiene TDAH y de niño era hiperactivo. “Era el niño que siempre estaba corriendo alrededor”, ha dicho. “Literalmente no podía quedarme quieto.” Su madre utilizó el interés de Michael en la natación para ayudarlo a enfocarse. 

Steven Spielberg (dislexia) 

El legendario director de películas como Tiburón y Parque Jurásico no fue diagnosticado con dislexia hasta que cumplió 60 años. Fue un mal estudiante y pensaban que era flojo. Ha confesado que estaba atrasado en lectura dos años con respecto al resto de su clase y que fue acosado por sus compañeros de clase. Cuenta que descubrir que tenía dislexia siendo un adulto fue como encontrar “la última pieza del rompecabezas de un gran misterio bien guardado”. Otro ejemplo de que vivir con dislexia no impide triunfar.

Whoopi Goldberg (dislexia) 

Mucho antes de que Whoopi Goldberg fuera diagnosticada con dislexia y supiera lo común que es esta diferencia del aprendizaje, los niños en la escuela la llamaban “tonta”. Su madre le decía que no les hiciera caso, que ella podía hacer lo que se propusiera. Goldberg creyó en ella. Se convirtió en comediante y presentadora de programas de televisión, además de ser una de las pocas personas que ha ganado un Grammy, un Premio de la Academia, un Emmy y un Premio Tony. Ella considera que pensar de manera diferente ha sido un factor que la ayudó a tener éxito. 

Estas celebridades son tan solo algunos ejemplos de personas que han sido exitosas en sus profesiones teniendo dislexia, TDAH y discalculia. Pero no es necesario ser famoso para tener una vida exitosa. Hay infinidad de personas que han tenido éxito a su manera y tienen una vida plena.

Share

Revise temas relacionados