Qué hacer cuando los amigos y la familia no apoyan a su hijo

De un vistazo

  • Aunque los amigos y familiares deberían ser un apoyo para usted y su hijo, quizás este no sea su caso.

  • Puede ser decepcionante que personas que usted ama y con quiénes cuenta no sean comprensivas con su hijo.

  • Hay muchas maneras de responder a la situación y mejorarla.

En un mundo ideal, su familia y amigos serían siempre un apoyo para su hijo que piensa y aprende de manera diferente. Serían sensibles a las necesidades de su hijo y a las suyas. Preguntarían con tacto cómo van las cosas en la escuela, y sobre los recursos de apoyo que recibe.Y estarían en contacto constante con usted para ofrecerle ayuda.

Pero la familia y los amigos no siempre son tan solidarios como podrían ser. Tal vez sus familiares y amigos simplemente no entienden las diferencias de aprendizaje de su hijo. O tal vez se niegan a tomar en serio el diagnóstico. Ellos podrían ver cómo habla o actúa su hijo y hacer críticas o juicios. O tal vez, pueden criticar en voz alta (e injustamente) la manera en que cría a su hijo.

Sentirse decepcionado por familiares y amigos

Cuando la familia o los amigos dicen cosas insensibles o tratan de interferir con su manera de educar a su hijo, usted puede sentirlo como una agresión. Usted podría pensar:

  • “Nunca entenderán quién es realmente mi hijo”.
  • “Tienen una idea equivocada acerca de esta diferencia común de aprendizaje”.
  • “Pensé que lidiar con los otros niños podría llegar a ser difícil, pero no esperaba que lidiar con los adultos lo fuera”.
  • “Estoy decepcionada de que nuestra relación no fuera tan fuerte como pensaba”.
  • “Pensé que podía esperar más de esta persona”.

Maneras de manejar a familiares y amigos poco solidarios

Es normal sentirse triste, decepcionado o enojado cuando la familia y los amigos no lo apoyan. Pero es posible que no tengan la intención de ser insensibles o hirientes. Estas son algunas cosas que usted puede hacer para mejorar la situación:

Infórmelos. Si el problema es que no comprenden los desafíos de su hijo, trate de educar con amabilidad a estos miembros de su familia o amigos. No tiene que entrar en muchos detalles acerca de las experiencias de su hijo. Simplemente dé información suficiente para que ellos tengan una idea de las diferencias de aprendizaje y lo que su familia está haciendo para ayudarlo.

Encuentre aliados. Hable primero con las personas de su familia o con sus amigos más cercanos que son un apoyo para su hijo. Estos aliados podrían pasar la voz, con su permiso, a las personas que pudieran ser menos sensibles.

Hable uno-a-uno. Hablar con alguien en forma personal facilita que ponga toda su atención a lo que usted le dice, y luego pueden hacerle preguntas de manera directa.

Dé a su hijo un guion de qué decir. Trabaje con su hijo en una explicación corta que él pueda dar cuando alguien no se muestre insensible con él: “Me cuesta mantenerme enfocado. Estoy trabajando en eso con mi maestra de recursos en la escuela ¡pero usted tendría que verme cómo juego en el campo de fútbol!”

Confróntelos. Si los comentarios insensibles continúan, está bien ser más firme. Usted no tiene que disculparse por poner un alto a las personas groseras: “Gracias por tu interés en la condición de Noé pero él es nuestro hijo y vamos a lidiar con esto nosotros mismos. Agradeceríamos que no hable más de él”.

Evítelos. Cuando todo lo que anterior falla, trate de no interactuar con un pariente o amigo que es ofensivo. En vez de eso, pase más tiempo hablando con las personas que reconocen y aprecian las fortalezas de su hijo.

Considere también conectarse con otros padres en nuestra comunidad. Podría encontrar que sus experiencias son similares a la suya y que pueden intercambiar consejos e historias.

Puntos clave

  • Las personas que no entienden las diferencias en la manera de pensar y aprender de su hijo pueden ser insensibles.

  • Usted puede educar a familiares y amigos sobre los desafíos. Hágalo de manera suave al principio pero sea más firme si es necesario.

  • Usted no tiene que soportar a personas sensibles. Pase su tiempo con aquellas personas que pueden ser un apoyo para usted y su hijo.

Share