Qué decir cuando su hijo de escuela media se frustra

Por Amanda Morin

De un vistazo

  • Es común que los estudiantes de escuela media estén de mal humor o sean groseros.

  • A veces los niños se enojan porque están frustrados por cosas que les resultan difíciles.

  • Saber qué causa las reacciones de su hijo puede ayudar a que ambos mantengan la calma.

La mayoría de los estudiantes de escuela media se ponen dramáticos o de mal humor de vez en cuando. No obstante, si los niños se sienten realmente frustrados pueden reaccionar de maneras aún más sorprendentes. Podría parecer que están siendo groseros o desafiantes.

Los niños que piensan y aprenden de manera diferente tienden a frustrarse más que otros niños. Es posible que tengan una reacción muy intensa a cosas aparentemente insignificantes pero que en realidad les están ocasionando muchos problemas. Es por eso que puede ser difícil entender el comportamiento que usted está observando. ¿Se trata del típico mal humor de los estudiantes de escuela media? ¿O su hijo está reaccionando a un desafío?

Saber la causa del comportamiento puede ayudarlo a mantener la calma y responder de una manera que reduzca la frustración de ambos, en lugar de aumentarla.

Frustración por aprender de manera diferente

Comportamiento que usted observa: Usted encuentra una tarea arrugada en el piso. Cuando le pregunta a su hijo, él responde con brusquedad: “Esta tarea es una estupidez y el maestro no la explicó. ¡No la voy a hacer!”.

Antes de comprenderlo, usted podría pensar: Su hijo está siendo grosero y evitando hacer la tarea.

Frustración que origina el comportamiento: Puede que su hijo no entienda la tarea. También podría estar reaccionando a las exigencias cada vez mayores de la escuela media.

Manera útil de responder: “Quiero ayudarte. ¿Le pediste al maestro que la explicara? ¿Quieres que te ayude a averiguar cómo hacer la tarea?”.

Frustración por seguir indicaciones

Comportamiento que usted observa: Es hora de que su hijo ordene antes de ir a la casa de un amigo. Cuando usted le pregunta si ya lo hizo, él responde: “No, todavía no he terminado. Y no cuentes con que vaya a estar listo antes de irme”.

Antes de comprenderlo, usted podría pensar: Su hijo se está comportando de manera desafiante.

Frustración que origina el comportamiento: Es posible que su hijo no sepa cómo luce un espacio “ordenado”. Algunos niños tienen dificultad para organizarse y mantenerse organizados, y no quieren admitirlo.

Manera útil de responder: “No me gusta cuando utilizas un tono sarcástico. Estoy dispuesto a ayudarte. Busquemos un sistema para mantener el orden”.

Frustración por situaciones sociales

Comportamiento que usted observa: Cuando su hijo regresa a casa después de la clase de música, usted le pregunta cómo le fue. Él lo ignora, y cuando usted le pregunta otra vez responde: “¿Por qué me sigues molestando con eso? Déjame en paz”.

Antes de comprenderlo, usted podría pensar: Su hijo está siendo reservado e irrespetuoso.

Frustración que origina el comportamiento: Puede que su hijo tenga dificultad para integrarse. Algunos niños tienen dificultad para captar las señales sociales y saber cómo conectar con los demás.

Manera útil de responder: “Mi intención no era molestarte. Te pregunté otra vez porque no respondiste. Pero no está bien ser grosero. Avísame si quieres hablar sobre la clase de música”.

Aprenda más sobre cómo ayudar a su hijo a manejar el enojo y la frustración.

Puntos clave

  • Los niños que piensan y aprenden de manera diferente pueden frustrarse más frecuentemente que otros niños.

  • Los estudiantes de escuela media podrían tener dificultad en situaciones sociales o con las exigencias académicas.

  • Entender cuál es la causa de la frustración de su hijo puede ayudarlo a reaccionar de maneras más útiles.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la directora de liderazgo intelectual en Understood y la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education.” Fue maestra y especialista en intervención temprana durante más de una década.

    Revisado por

    Revisado por

    Mark J. Griffin (PhD) fue el director fundador de Eagle Hill School, una escuela para niños con discapacidades específicas del aprendizaje.