Cerrar
Idioma
English
Español
Soledad, tristeza y aislamiento

A mi hijo le gusta estar solo. ¿Eso significa que se siente solo?

Por Donna Volpitta

Mi hijo pasa mucho tiempo solo. Él se sumerge totalmente en construir robots y otros proyectos solo. Sin embargo, me sigo preguntando si a él genuinamente le gusta estar solo o si secretamente se siente solo. ¿Cómo puedo saber la diferencia?

Donna Volpitta

Fundadora, Center for Resilient Leadership

Es maravilloso que su hijo parezca sentirse cómodo pasando tiempo solo. Suena a que tiene grandes proyectos también. Está muy bien que lo apoye para que haga lo que le gusta.

La pregunta de si se siente solo es un poco difícil. Hay realmente dos partes en esa pregunta. Una es la situación de cómo se siente. ¿Él se siente feliz estando solo o está triste al respecto?

La segunda parte de la pregunta es si sería bueno, incluso si él está feliz solo, para él pasar más tiempo con otros chicos de su edad.

La primera cosa para saber es si él se siente mal acerca de pasar tiempo solo. Sería bueno habla con su maestro para saber si él juega con amigos en la escuela o escoge estar solo también. Puede preguntar al maestro quiénes son sus amigos o con quién cree que se lleva bien.

Aquí hay algunas preguntas específicas que puede intentar:

  • “Durante los fines de semana, Juan parece que pasa mucho tiempo solo. Cuando está en la escuela ¿usted lo ve solo muchas veces o él se reúne con otros chicos?”.
  • “Me gustaría invitar a algún compañero de Juan este fin de semana. ¿Podría sugerirme a algún chico que usted crea que es buena idea de invitar?”.
  • “¿Podría sugerirme algunas actividades que sean apropiadas para cuando los tenga en casa juntos?”.
  • “¿Usted cree que hay cosas que podamos hacer en casa para ayudar a Juan a ser más sociable en la escuela?”.
  • “¿Está bien Juan con otros estudiantes en su clase? ¿Usted cree que él está haciendo amigos fácilmente?”.

Si su hijo está en algún tipo de actividades o deporte organizado, puede también preguntarle al entrenador o líder de grupo las mismas cosas.

También, puede ser de ayuda preguntarle a su hijo si está haciendo relaciones sociales. Cuando llegue a casa, en lugar de preguntar “¿Cómo estuvo la escuela?”, hágale preguntas más específicas. Aquí hay algunos ejemplos de preguntas que podría hacer:

  • “¿Con quién te sentaste almorzar? ¿De qué hablaron?”.
  • “¿Qué hiciste en el descanso? ¿Con quién estuviste?”.
  • “¿Hiciste algún trabajo con amigos? ¿Te gustó con las personas con las que trabajaste?”.
  • “¿Alguien hizo algo gracioso o interesante? ¿Qué hiciste tú?”.
  • “¿Tuviste tiempo libre en tu clase? ¿Qué hiciste? ¿Por qué escogiste eso?”.
  • “¿Llegaste a tiempo a clase? ¿Qué hiciste antes de que empezaran las clases?”.
  • “¿Hay alguien en tu clase que te gustaría invitar a casa?”.

Este tipo de preguntas pueden darle una idea no solo de si su hijo se siente solo o no, sino de si él está aprendiendo las habilidades sociales para estar con otras personas. Tenga en cuenta que los niños nacen con diferentes personalidades. Algunos niños tienden a sentirse más cómodos con amigos y otros se sienten más cómodos estando solos.

Algunas veces los padres necesitan animar a sus hijos para que salgan de su zona de comodidad.

Aunque es importante dar a su hijo tiempo para que esté solo, trate de equilibrar ese tiempo con el tiempo que él está con amigos. Si su hijo no ha identificado alguien con el que le gustaría ser amigo, hable con su maestro o entrenador para identificar a alguien que pueda invitar a casa. Luego, tome tiempo para trabajar con su hijo en cómo ser un anfitrión exitoso.

Ayuda moverse gradualmente. Comience invitando amigos a casa por períodos cortos de tiempo y planee una actividad estructurada. A lo mejor puede proponer un proyecto en el que su hijo y el otro chico puedan trabajar juntos. Quizá pueden ir a jugar bolos o a ver una película.

Dependiendo de la edad de su hijo, los chicos pueden empezar con “juegos paralelos”, o sea, haciendo algo uno al lado del otro. Incluso si están jugando juegos de video por un rato, lo están haciendo juntos, y eso es un buen comienzo.

También puede necesitar mantener un ojo puesto mientras su hijo tiene amigos en casa. Puede darse cuenta de que su hijo incluso ha olvidado que es el anfitrión y se ha aislado para hacer algo por su cuenta. Dulcemente, recuérdele que tiene que estar con su amigo mientras es el anfitrión. El Entrenamiento para padres tiene muchas ideas sobre cómo ayudar a su hijo a interactuar con otros niños y a hacer amigos.

A medida que su hijo se sienta más cómodo estando con amigos, es más probable que quiera estar con ellos. Él puede no sentirse solo ahora. Pero una vez él comience a divertirse y tener éxito interactuando con otros niños, se dará cuenta de que le gusta. Su papel como padre es ayudarlo a mantener ese balance.

Acerca del autor

Retrato de Donna Volpitta

Donna Volpitta

Donna Volpitta, Ed.D., es coautora del libro The Resilience Formula: A Guide to Proactive, Not Reactive, Parenting.

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email