Ir a contenido

Trastorno del procesamiento auditivo: Lo que necesita saber

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • El trastorno del procesamiento auditivo (APD, por sus siglas en inglés) dificulta entender lo que dicen las personas.

  • No está relacionado con problemas de audición ni con la inteligencia.

  • Este trastorno puede afectar a personas de todas las edades y de diferentes maneras.

Si usted conoce a alguien que tiene dificultad para entender lo que dicen las personas, puede que haya escuchado el término trastorno del procesamiento auditivo (APD, por sus siglas en inglés). Es un término para los problemas con el reconocimiento de los sonidos del habla.

Los desafíos no están relacionados con la audición. Las personas escuchan los sonidos que emiten los demás al hablar, pero tienen dificultad para procesar y entender esos sonidos a nivel del cerebro.

Tampoco está relacionado con la inteligencia. Las personas que tienen este trastorno son tan inteligentes como cualquier otra. Solo tienen dificultad con un grupo específico de habilidades.

Conozca más sobre el trastorno del procesamiento auditivo y el efecto que tiene en la comprensión de sonidos y palabras.

¿Qué es el trastorno de procesamiento auditivo?

Este trastorno se refiere a desafíos en cuanto a cómo el cerebro entiende el habla. Los sonidos pueden ser fuertes y claros, pero las personas con el trastorno del procesamiento auditivo no perciben las diferencias sutiles entre ellos.

Por ejemplo, puede que no reconozcan la diferencia entre gato, pato y plato. Las palabras siete y diecisiete les puede sonar igual. También las palabras podrían mezclarse, por lo que la pregunta “¿en qué se parecen la silla y el sofá?” puede sonar como “¿en qué se mecen la niña y el papá?”.

Las personas con el trastorno del procesamiento auditivo pueden tener dificultad con:

  • Discriminación auditiva: Reconocer, comparar y distinguir sonidos distintos.

  • Discriminación auditiva figura-fondo: Enfocarse en los sonidos importantes en un entorno ruidoso.

  • Memoria auditiva: Recordar lo escuchado, ya sea de inmediato o en el futuro.

  • Secuenciación auditiva: Entender y recordar el orden de los sonidos y las palabras.

No está claro qué causa el trastorno del procesamiento auditivo, pero sus dificultades afectan a personas de todas las edades y de diferentes maneras. Estas son algunas señales comunes de este trastorno:

  • Dificultad para seguir instrucciones verbales, especialmente las de varios pasos.

  • Pedir frecuentemente a las personas que repitan lo que han dicho o decir “eh” o “¿qué?”.

  • Dificultad para seguir una conversación, especialmente si hay varias personas hablando o mucho ruido de fondo.

  • Distraerse con facilidad por ruidos de fondo o ruidos repentinos y fuertes.

  • Dificultad para recordar detalles de cosas que se han leído o escuchado.

  • Problemas para leer o de ortografía, los cuales requieren procesar sonidos.

  • Tardar en responder cuando alguien les habla.

  • Dificultad para distinguir de dónde provienen los sonidos o el habla.

Las conversaciones pueden ser difíciles para las personas con el trastorno del procesamiento auditivo. A menudo tardan en responder a lo que las personas dicen. Y pueden responder cosas sin sentido cuando no entienden.

Cómo se diagnostica el trastorno del procesamiento auditivo

El trastorno del procesamiento auditivo es controversial. No hay consenso entre los expertos en que sea un trastorno en sí mismo, y existen múltiples definiciones de él. Sin embargo, se sigue usando el término para describir estos desafíos.

El primer paso para identificarlo es descartar que se trate de una pérdida de audición. Los profesionales médicos usualmente lo pueden hacer, pero las pruebas las realizan los audiólogos. Estos especialistas llevan a cabo pruebas avanzadas de audición, donde los pacientes escuchan y responden a diferentes sonidos.

El trastorno del procesamiento auditivo a menudo se evidencia en la infancia. Sin embargo, los niños no suelen ser evaluados antes de los 7 años porque antes de esa edad sus habilidades auditivas todavía están desarrollándose. También pueden realizarse estas pruebas en adultos para determinar la presencia de estas dificultades.

Este trastorno no es lo único que dificulta seguir lo que dicen las personas. Los problemas con la memoria funcional pueden causar desafíos similares. Y los problemas para enfocarse que conlleva tener TDAH pueden hacer más difícil prestar atención cuando otros hablan.

El trastorno del procesamiento auditivo y el TDAH pueden parecerse tanto que  se confunden entre sí y son diagnosticados erróneamente. Además, las personas a menudo tienen ambas condiciones, lo cual lo hace aún más complicado.

Otra condición que dificulta entender lo que dicen las personas es el trastorno del lenguaje receptivo. Pero el problema en este caso es con la comprensión del significado del lenguaje, no con los sonidos.

Qué puede ayudar con el trastorno del procesamiento auditivo

Hay muchas maneras de apoyar a las personas que tienen este trastorno, algunas de ellas son:

  • Dar instrucciones sencillas de un solo paso.

  • Hablar más lento o con más volumen.

  • Proporcionar un lugar silencioso para trabajar.

  • Ser paciente y repetir las cosas que las personas no entendieron.

Las escuelas pueden dar apoyo adicional a los estudiantes a través de un programa de educación especial conocido como , por sus siglas en inglés. Por ejemplo, los niños pueden sentarse al frente del salón alejados de distracciones. O pueden recibir instrucciones por escrito en lugar de verbalmente. Estos tipos de apoyos también pueden ser útiles en el trabajo. Conozca más sobre adaptaciones para el trastorno del procesamiento auditivo y tecnología que puede ayudar.

El tratamiento principal para el trastorno del procesamiento auditivo es la terapia del habla (también llamada logopedia). Las escuelas pueden ofrecer terapia de manera gratuita a través del IEP, si el estudiante tiene un trastorno del lenguaje. También hay patólogos del habla y el lenguaje que trabajan en clínicas o consultas privadas. Cuanto antes comience el tratamiento, mejor.

El trastorno del procesamiento auditivo puede crear desafíos en la escuela, en el trabajo y en la vida diaria. Pero con la ayuda y el apoyo adecuados, las personas que lo tienen pueden progresar.

Puntos clave

  • Las personas con el trastorno del procesamiento auditivo tienen dificultad para reconocer los sonidos en las palabras.

  • El tratamiento principal es la terapia del habla.

  • Para averiguar si una persona tiene este trastorno, primero es necesario descartar los problemas de audición.

Comparta

IEP

Comparta Trastorno del procesamiento auditivo: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta Trastorno del procesamiento auditivo: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom