5 actividades en el parque que pueden estimular el desarrollo de su hijo

PorAmanda Morin

Los parques infantiles son más que un lugar divertido en el que su hijo puede pasar su tiempo libre. Los parques pueden ayudar a cualquier niño a desarrollar habilidades importantes. A continuación le decimos cómo.

1. Columpiarse

Columpiarse es una actividad típica en los parques de juegos que puede fomentar el desarrollo de muchas áreas. Ayuda a los niños con el equilibrio y a saber dónde está su cuerpo en el espacio. También ejercita las habilidades motoras finas (agarrar las cadenas), las habilidades motoras gruesas (mover las piernas para elevarse más) y la coordinación (combinar todos los movimientos). Además, columpiarse ayuda al cerebro a entender la velocidad y la dirección.

2. Escalar

Trepar árboles o las instalaciones del parque ayuda a desarrollar la conciencia corporal de los niños: saber dónde están las partes del cuerpo y qué hacer con ellas. También puede ayudar a aprender las direcciones: arriba, abajo, derecha e izquierda.

Además, fomenta la capacidad de resolver problemas y predecir lo que sucederá. ¿Dónde debería colocar mi pie derecho? ¿Cómo me bajaré? Practicar este tipo de pensamiento flexible puede ayudar en el parque y en el salón de clase.

3. Colgarse

Colgarse de barras y otras estructuras elevadas ayuda a desarrollar habilidades motoras finas y gruesas. Los niños practican movimientos pequeños (agarrar la barra) y movimientos amplios (balancearse de una barra a otra). Son actividades excelentes para los niños que tienen dificultades con la planificación motora. Aprender a mover cada mano de una barra a la siguiente ayuda a practicar la coordinación y el equilibrio. También aprenden a determinar dónde está la próxima barra en relación con su cuerpo.

4. Juegos improvisados

El juego improvisado puede significar cualquier cosa, desde juegos organizados hasta corretear con otros niños. El juego libre ayuda a que los niños aprendan a comunicarse con otros niños y practiquen conversar y vocabulario. Los niños también tienen que seguir reglas, compartir y tomar turnos. Este tipo de interacciones sociales en el parque ayuda a que practiquen a captar señales sociales como el lenguaje corporal y el tono de voz.

5. Juegos con pelotas

Los juegos como baloncesto y fútbol fomentan el desarrollo de los niños. Al agarrar, manipular, lanzar y patear una pelota están desarrollando la coordinación. También tienen que tomar decisiones y poner en práctica estrategias en el momento, como saber a quién deberían lanzar la pelota. Esto ayuda con el pensamiento crítico y a resolver problemas.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education” y fue la directora de liderazgo intelectual en Understood.

    Revisado por

    Revisado por

    Elizabeth Harstad (MD, MPH) es pediatra del desarrollo conductual en Boston Children’s Hospital.