TDAH y trastornos alimentarios

ADHD and eating disorders, woman standing in front of an open fridge

De un vistazo

  • El TDAH suele coexistir con los trastornos alimentarios.

  • Los síntomas del TDAH como la impulsividad y la dificultad para enfocarse pueden jugar un papel en el trastorno por atracón (BED, por sus siglas en inglés).

  • El trastorno alimentario que coexiste con mayor frecuencia con el TDAH es el trastorno por atracón.

Los trastornos alimentarios y el TDAH pareciera que no están relacionados. Pero estas dos condiciones suelen coexistir. La investigación muestra un vínculo fuerte entre el TDAH y el trastorno por atracón.

Conozca más acerca de la conexión entre el TDAH y los trastornos alimentarios.

El TDAH y el trastorno por atracón

Existen varios tipos de trastornos alimentarios. Estos incluyen la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón (BED, por sus siglas en inglés). La condición que coexiste más frecuentemente con el TDAH es el trastorno por atracón. También es el trastorno alimentario más común.

El trastorno por atracón afecta a alrededor del 3,5% de las mujeres y al 2% de los hombres en Estados Unidos. Se estima que un 30% de ellos tiene TDAH. Los investigadores creen que síntomas del TDAH como la impulsividad y la falta de atención juegan un papel.

Las personas con el trastorno por atracón a menudo ingieren grandes cantidades de comida rápidamente, incluso cuando están satisfechos. A diferencia de la bulimia, no intentan eliminar la comida provocándose el vómito o haciendo ejercicio excesivo. Sin embargo, a menudo se sienten avergonzados después. (Es importante saber que la obesidad frecuentemente coexiste con el TDAH y con el trastorno pore atracón).

Los expertos creen que las personas con TDAH comen en exceso para satisfacer la necesidad de estimulación de sus cerebros. Además, los problemas con la pueden dificultar el autocontrol y la .

La falta de atención también puede ser un factor. Las personas con TDAH puede que no sean tan conscientes de sus hábitos alimenticios o no se enfoquen en ellos. Por ejemplo, puede que no reconozcan que sienten hambre y comen en exceso más tarde. Es posible que tampoco se den cuenta que están satisfechas y sigan comiendo.

Parece que existe una relación genética. Los investigadores han identificado genes comunes en personas que tienen TDAH, trastorno por atracón y obesidad. Estos genes están involucrados en la transmisión de una sustancia química en el cerebro llamada dopamina. Esa transmisión no es muy eficiente cuando se tiene TDAH.

TDAH, bulimia y anorexia

La conexión entre la bulimia y el TDAH no es tan sólida como la que existe entre el trastorno por atracón y el TDAH. Sin embargo, los atracones también pueden ser parte de este tipo de trastorno alimentario. Por lo tanto, no es inusual que las personas tengan tanto TDAH como bulimia.

En lo que respecta a la anorexia, los estudios no muestran ningún vínculo con el TDAH. Las conductas asociadas con ambas condiciones son totalmente diferentes. Las personas con TDAH son impulsivas. Las personas con anorexia son compulsivas. Limitan la cantidad de comida que ingieren, en lugar de comer en exceso.

Ansiedad, depresión y trastornos alimentarios

Los problemas de salud mental también pueden contribuir al desarrollo de trastornos alimentarios. Dos de los más comunes, la ansiedad y la depresión, a menudo coexisten con el TDAH. Las personas con TDAH pueden tener un riesgo aún mayor de desarrollar un trastorno alimentario si además tienen un problema de salud mental.

Tratar el TDAH, los trastornos alimentarios y los problemas de salud mental

El TDAH, los trastornos alimentarios y los problemas de salud mental como la ansiedad se deben tratar por separado. No obstante, algunos tratamientos pueden ayudar con más de una de esas condiciones.

Por ejemplo, los medicamentos estimulantes para el TDAH pueden ayudar con los atracones, ya que pueden mejorar el autocontrol. Además, tienen el efecto secundario de reducir el apetito.

La terapia es un tratamiento importante para los trastornos alimentarios y otros problemas de salud mental. También puede ayudar con el TDAH. Un tipo de terapia común es la terapia cognitivo-conductual (CBT, por sus siglas en inglés). Otra es la terapia dialéctico-conductual (DBT, por sus siglas en inglés).

Es importante buscar ayuda profesional para tratar cada una de estas condiciones. Los padres pueden comenzar por hablar con el profesional de atención médica de su hijo, quien pudiera referirlos a un profesional de la salud mental. Los adultos pueden hablar con su proveedor de atención médica o de salud mental.

Conozca más sobre:

Puntos clave

  • Las investigaciones no muestran ningún vínculo entre la anorexia y el TDAH. Sin embargo, sí existe una relación entre el TDAH, el trastorno por atracón y la bulimia.

  • Las personas con TDAH puede que coman en exceso para satisfacer la necesidad de estímulo de sus cerebros.

  • Es importante buscar ayuda profesional para tratar estas condiciones.

Comparta

Revise temas relacionados

Próximos pasos