Cómo organizar la ropa en los cajones de la cómoda de su hijo

Por Amanda Morin

¿Su hijo usa la misma camisa día tras día o se queja de que nunca encuentra sus pantalones favoritos? Mantener ordenada la cómoda puede ser un reto para muchos chicos. Pero si su hijo tiene problemas con la organización o puede que sea aún más difícil.

Usted puede reducir la frustración de todos, ayudando a su hijo a organizar la ropa en las gavetas o cajones. Es buena idea escuchar sus ideas antes de hacer cualquier cambio. Una vez que él haya establecido un sistema, es mucho más fácil mantenerlo. Le damos algunas ideas para hacerlo.

1. Despeje un espacio y desocupe los cajones

Despeje la cama de su hijo o un área del piso. Si su ropa está tirada en el piso, pídale que lo ayude a separar la sucia de la limpia. Coloque la ropa sucia en un cesto y la ropa limpia en un canasto vacío. A continuación, pueden juntar el contenido del canasto de ropa limpia y la ropa de las gavetas en un montón en el piso o sobre la cama.

2. Clasifique según el tipo de ropa

Siéntese con su hijo y empiecen a ordenar la ropa en montones distintos. Por ejemplo, coloquen todas las camisetas en un montón y todas sus camisas de manga larga en otro. Al principio es mejor ser más específico, como por ejemplo separar los jeans de los shorts en lugar de agruparlos en un solo montón de pantalones. Más adelante puede combinarlos, si así lo desea.

3. Deshágase de la ropa vieja o que ya no usa

Cuando tiene toda la ropa de su hijo fuera de las gavetas, es un buen momento para deshacerse de la ropa desgastada o que ya no le queda. Tenga a la mano una bolsa plástica para poner la ropa en buen estado que ya no le queda o no usa, y dónela a alguien que la necesite o a alguna institución de caridad. Tenga otra bolsa lista para poner las calcetas con hoyos u otras prendas que estén muy usadas.

4. Decida un sistema

Revise si tiene suficientes cajones para cada montón y decida un sistema. Si no tuviera suficientes cajones, ayude a su hijo a elegir qué tipo de ropa pueden guardarse en la misma gaveta. Por ejemplo, ¿quiere que sus camisetas y camisas de manga larga estén juntas?

Además usted puede decidir si tiene más sentido separar la ropa según la estación. Podría colocar los pantalones cortos y las camisetas en una gaveta y las camisas de manga larga y los pantalones en otra.

Otra opción es ordenar de acuerdo a como se viste su hijo en las mañanas. A los chicos que tienen problemas con las secuencias les puede resultar más fácil tener la ropa interior en la gaveta de arriba, las camisas en la siguiente, los pantalones en la gaveta abajo de las camisas y los calcetines y suéteres en la última gaveta.

5. Prepare y etiquete los cajones

Dado que la meta es que su hijo mantenga este sistema de organización, puede ser de ayuda etiquetar las gavetas. Los niños pequeños pueden beneficiarse de tener una imagen pegada en cada gaveta. Los chicos mayores podrían necesitar solamente una etiqueta que diga: “camisas” o “pantalones”.

Tal vez quiera comprar divisores para mantener los calcetines y la ropa interior de su hijo más organizada dentro de una misma gaveta. También podría hacer divisores de cartón o colocar cosas en una caja de zapatos dentro de la gaveta.

6. Enseñe a su hijo a doblar su ropa

Si su hijo tiene dificultades con las habilidades motoras, puede que tenga problemas para mantener su ropa organizada porque le resulta complicado doblarla. Guíelo en cada uno de los pasos. Muéstrele cómo doblar sus camisetas, sus pantalones y otras prendas en rectángulos de aproximadamente el mismo tamaño.

Si doblar la ropa continúa siendo un problema para él, o si también es complicado para usted, existen otras opciones. Podría adquirir una tabla para doblar ropa. Es una manera divertida y rápida para que su hijo pueda doblar todo de manera uniforme. También puede probar enrollar las prendas de forma compacta en lugar de doblarlas.

7. Considere guardar la ropa verticalmente

Muchos chicos apilan la ropa en sus cajones una encima de otra. Esa puede ser una razón por la que su hijo usa las mismas prendas una y otra vez. Solo alcanza a ver la ropa de encima y rara vez usa la ropa que está debajo.

Acomodar la ropa de manera vertical, empezando desde la parte delantera de la gaveta hacia atrás, tiene muchos beneficios. Ahorra espacio, pero también ayuda a que su hijo vea más opciones cuando abre la gaveta. También le permite ordenar por color, textura y otras características de su preferencia. (Si no sabe cómo acomodar la ropa verticalmente, vea cómo puede hacerlo en el video.)

Limpiar una habitación desordenada no siempre es divertido o sencillo. Pero empezar por la cómoda puede ayudar a que la ropa no esté en el piso y enseña a su hijo cómo mantener su habitación ordenada. Explore otras ideas para organizar y mantener la organización. Y conozca las estrategias de organización que una mamá puso en práctica después de que su hijo extraviara muchos pares de guantes.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Amanda Morin es la autora de “The Everything Parent’s Guide to Special Education” y fue la directora de liderazgo intelectual en Understood.

    Revisado por

    Revisado por

    Cindy Goldrich (EdM) es consejera psicológica y capacitadora certificada en TDAH que educa y apoya a familias y profesionales.