Cinco pasos para reanudar las rutinas escolares de niños con TDAH

Regresar a los horarios y las rutinas escolares puede ser difícil después de unas largas vacaciones. Esto es especialmente cierto en el caso de niños con TDAH que tienen dificultad con las habilidades de la como el pensamiento flexible, la organización y la memoria funcional. La clave es adoptar gradualmente los horarios y las rutinas escolares con suficiente antelación. No esperar a que falten solo uno o dos días antes del comienzo de las clases.  

Utilice este plan de cinco pasos para que su hijo retome las rutinas de la temporada escolar.

1. Comenzar el cambio al menos una semana antes del primer día de clases

Cuánto más tiempo tenga su hijo para volver a la rutina escolar, más fácil será la transición. Avise a la familia con anticipación cuál es el plan. Por ejemplo: “El lunes volvemos a nuestra rutina escolar.” Incluso puede anotarlo en el calendario: Comienza el regreso a clases.

2. Recordarle lo que incluye el horario escolar

Es posible que su hijo no recuerde cómo eran sus días hace dos meses. Recuérdele que el regreso a la escuela significa acostarse y levantarse más temprano. Que hay horarios para cosas como bañarse y comer. Significa que hay que elegir la ropa la noche anterior. También que hay rutinas matutinas para prepararse para ir a la escuela y para hacer los deberes escolares.

3. Usar herramientas de organización para ayudarlo a estar al día

Herramientas como listas, gráficos y horarios visuales pueden ayudar a su hijo a seguir las rutinas. Comience por la parte más difícil del día. Para muchos niños con TDAH suelen ser las mañanas. Haga un ensayo general la semana previa al comienzo de las clases. Incluya tiempo suficiente para que su hijo complete cada paso. Sea específico. Por ejemplo, puede establecer que lo despierta a las 7:15 a.m. y que vuelve a decirle que se levante a las 7:20 a.m. Luego, que tiene que estar vestido y listo para el desayuno a las 7:40 a.m.

4. Prepararlo para las actividades extraescolares

Establezca una hora específica en la que su hijo hará los deberes escolares cuando empiecen las clases. A esa misma hora durante las vacaciones, haga que su hijo realice una actividad tranquila que le guste. Podría ser leer, escuchar música, dibujar. Cualquier cosa que no requiera una pantalla. Practicar esta rutina para las tareas antes de que comience la escuela puede beneficiar a los niños que tienen problemas con la planificación y la gestión del tiempo.

5. Si su hijo usa medicación para el TDAH, incorpore esa rutina

Tal vez tenga que ajustar la rutina de su hijo teniendo en cuenta la hora en que toma su medicación para el TDAH. Esto es especialmente necesario si su hijo dejó de tomar la medicación durante las vacaciones. Consulte con el médico cuándo volver al horario de la medicación que sigue su hijo cuando va a la escuela, así como cualquier otra duda que tenga en relación con la medicación.

Conozca más:

Comparta

Próximos pasos