Entender el TDAH de su hijo

El TDAH es una condición muy común en niños y adultos. Sin embargo, los niños que lo tienen a menudo son incomprendidos. Puede que usted aún no sepa si su hijo tiene TDAH (también conocido como TDA). Pero si su hijo tiene dificultad para enfocarse, o es hiperactivo e impulsivo, existen muchas maneras de ayudarlo en la escuela y en el hogar.

Uno de los mitos acerca del TDAH es que no es “real”. Algunas personas piensan que los niños simplemente son flojos o carecen de fuerza de voluntad. Sin embargo, el TDAH es una condición biológica causada por diferencias en ciertas áreas del cerebro. Además, es hereditario.

Este resumen lo puede ayudar a entender lo básico sobre el TDAH y guiarlo hacia información más detallada. Si le preocupa que su hijo pudiera tener TDAH, estos son pasos que puede seguir. Y si su hijo acaba de ser diagnosticado con TDAH, averigüe qué hacer a continuación.

Señales del TDAH

Todos mostramos señales del TDAH en algún momento. Pero los niños con TDAH tienen más dificultad con ellas que otros niños de su edad. El síntoma principal es la dificultad para enfocarse. Muchos niños también tienen dificultad con el autocontrol o son hiperactivos.

El TDAH es un problema con un grupo de habilidades conocidas como la función ejecutiva. Estas habilidades incluyen la organización y el manejo de las emociones, con las cuales suelen tener dificultad los niños con TDAH.

El TDAH no luce de la misma manera en todos los niños. Y las señales son diferentes dependiendo de la edad. Aunque el TDAH no desaparece, algunos de los síntomas pueden desaparecer a medida que los niños crecen.

Hay una señal del TDAH que es confusa. Los niños que tienen dificultad para enfocarse la mayor parte del tiempo se pueden “hiperconcentrar” o enfocarse muy bien en las cosas que les interesan mucho. Por ejemplo, se podrían concentrar durante horas en la práctica de un deporte, pero solo unos minutos en hacer la tarea.

Estas son algunas señales del TDAH que usted podría ver en diferentes grados escolares.

Preescolar–Grado 2

  • Ignora las indicaciones o no las sigue.
  • Agarra cosas sin permiso.
  • Necesita que frecuentemente se le recuerde que se detenga y escuche.
  • Se levanta, se mueve mucho o habla cuando se espera que permanezca en silencio.

Grados 3–7

  • Parece estar soñando despierto y distraído, y se desconcentra con facilidad.
  • Suele perder u olvidar cosas.
  • A menudo está inquieto.
  • No piensa en las consecuencias antes de hacer las cosas.

Adolescentes

  • Tienen dificultad para organizarse y establecer prioridades.
  • Actúan de manera impulsiva o arriesgada.
  • Se mueven y hablan demasiado.
  • Tienen dificultad para cumplir con los plazos límite y completar las tareas.

Profundice

Averiguar si su hijo tiene TDAH

No existen exámenes médicos para el TDAH. Por lo tanto, los evaluadores utilizan otros métodos para diagnosticarlo. Piden a los padres que completen cuestionarios detallados sobre el comportamiento de sus hijos. (Puede que también los maestros reciban un cuestionario).

Los evaluadores también entrevistan a los niños y a sus padres o cuidadores. Solicitan un historial detallado de la salud del niño. También preguntan cómo se desempeña en la escuela, en la casa y en situaciones sociales.

Hay diferentes tipos de profesionales que pueden diagnosticar el TDAH en niños. Trabajan principalmente fuera de las escuelas, y muchos pueden examinar si hay otras condiciones que suelen estar presentes en los niños con TDAH. Dos de las más comunes son la ansiedad y las diferencias del aprendizaje.

Los niños también pueden ser evaluados de manera gratuita en la escuela. Este tipo de evaluación no conduce a un diagnóstico del TDAH. Sin embargo, puede identificar algunos de los desafíos que enfrentan los niños con TDAH.

Profundice

Cómo los profesionales pueden ayudar con el TDH

Existen algunas opciones de tratamiento para el TDAH. Diversos profesionales ayudan con opciones diferentes.

Los proveedores de atención médica pueden recetar y supervisar medicamentos para el TDAH. También pueden ajustar o cambiar de medicamento hasta encontrar el adecuado para cada niño. Los expertos coinciden en que la medicación es el tratamiento más efectivo para la mayoría de los niños.

Los profesionales de la salud mental ayudan a los niños y las familias a comprender y convivir con el TDAH. Puede que algunos utilicen la terapia conductual, que consiste en un sistema de recompensas para convertir los comportamientos y hábitos negativos en positivos.

Y los psicólogos escolares pueden ayudar a crear planes para proporcionar apoyo adicional en la escuela a los niños con TDAH. Por ejemplo, un niño podría recibir adaptaciones para facilitar su concentración en clases.

Profundice

Cómo puede ayudar a su hijo con TDAH

Los niños pueden aprender a manejar los síntomas del TDAH y salir adelante. Apoyar a su hijo empieza por entender qué es el TDAH y qué no lo es.

Usted también puede:

Hay una parte importante del apoyo a su hijo que no tiene que ver con las habilidades. El TDAH puede afectar en gran medida la autoestima. Usted puede ayudar a que su hijo se sienta mejor por tener TDAH y sea optimista acerca de que las cosas pueden mejorar. Tan solo saber que usted lo apoya puede hacer una gran diferencia.

Puntos clave

  • El TDAH es común en niños.

  • El TDAH no es un problema de pereza o de falta de voluntad.

  • Con el apoyo adecuado, los niños con TDAH pueden salir adelante.

Share