¿Qué profesiones son apropiadas para los chicos cuya velocidad de procesamiento es lenta?

PorEllen Braaten (PhD)

Mi hija de 15 años tiene velocidad de procesamiento lenta. Hemos empezado a hablar de las posibles carreras y no estoy segura de cómo orientarla ¿Existen profesiones que son mejores o peores para jóvenes como ella?

Esta es una excelente pregunta. Sin embargo, no puedo contestarla de forma directa debido a ciertos motivos. Primero, no hay dos chicos con velocidad de procesamiento lenta que sean exactamente iguales. Algunos podrían ser rápidos en hockey sobre hielo y tener dificultad para responder verbalmente con rapidez, mientras que otros con velocidad motora lenta son buenos escritores. Eso dificulta generalizar acerca de carreras particulares.

Segundo, considero que entregar una lista de posibles carreras a padres y jóvenes puede ser limitante. Los chicos con velocidad de procesamiento lenta pueden ser exitosos en casi cualquier profesión que elijan. Lo que es importante es el ritmo en el lugar del trabajo y no la carrera. ¿Pueden ser médicos? Claro que sí, pero puede que sean mejores radiólogos que médicos en los servicios de emergencias.

Tercero, las carreras de hoy en día no necesariamente son las carreras del futuro. A menudo encuentro que son los chicos que tienen perfiles de aprendizaje y de procesamiento únicos los que se ajustan a estos nuevos campos del saber. No obstante, es difícil predecir qué oportunidades existirán que pudieran ser o no adecuadas.

Dicho esto, su hija tendrá que elegir algo en los próximos años y tengo algunas sugerencias.

Olvídese de lo “perfecto”. A veces olvidamos que elegir una carrera no es acerca de seguir el camino perfecto. Se trata de encontrar algo que le interese y que disfrute haciendo. Eso es especialmente cierto en el caso de los chicos que tienen que evitar ciertos obstáculos. Tenga en cuenta que muchos jóvenes cambiarán muchas veces la carrera que han seleccionado, y eso no es un problema.

Hablen de los retos. Ambas saben cómo las dificultades de procesamiento la afectan en la escuela. Es importante que su hija reflexione acerca de cómo esos retos podrían afectar su futuro trabajo. Si está interesada en estudiar derecho, discutan las diferentes maneras de ejercer la profesión de abogada. No tiene por qué trabajar en un vertiginoso tribunal para poder practicar su profesión.

Céntrese en las fortalezas e intereses. ¿Su hija es una persona analítica que reflexiona a profundidad? Ese es un tipo de fortaleza común en personas con velocidad de procesamiento lenta, pero además todos los chicos tienen talentos particulares. Haga una lista de las mejores cualidades, habilidades, talentos e intereses de su hija. Después, investigue carreras que valoren esas características.

No apresurarse en decidir. Los chicos con velocidad de procesamiento lenta a menudo tardan más en tomar decisiones. Esto no es necesariamente desfavorable. Generalmente, las personas toman mejores decisiones cuando tienen tiempo para procesar la información. Permita que su hija se tome el tiempo que necesite para sopesar las ideas. Todavía tiene mucho tiempo para pensar quién es ella y dónde se imagina siendo feliz y exitosa.

Las pasantías y los trabajos de verano son buenas maneras de explorar diferentes campos. Hablar con personas que trabajan en esas áreas también puede ser de utilidad. Usted puede ayudar a crear oportunidades para que su hija tenga esas conversaciones.

Elegir la carrera correcta es abrumador para los jóvenes. Y puede ser un proceso estresante, sobre todo si usted es el padre de un chico con diferencias de aprendizaje. Sin embargo, la mayoría de los chicos que tienen dificultades de aprendizaje y de atención prosperan en el entorno adecuado. Usted puede ayudar a su hija a pensar en ambientes en los que pueda usar sus fortalezas y evitar sus limitaciones.

    Díganos qué le interesa

    Comparta

    Acerca del autor

    Acerca del autor

    Ellen Braaten (PhD) es la directora del programa Learning and Emotional Assessment y codirectora de Clay Center for Young Healthy Minds, ambos en Massachusetts General Hospital.