Ir a contenido

El problema del acoso: Lo que necesita saber

Por El equipo de Understood

De un vistazo

  • El acoso (bullying) es cuando alguien usa su poder para controlar o perjudicar a otra persona.

  • No todo el acoso es físico, burlarse o molestar a una persona puede ser igual de dañino.

  • Los niños que piensan y aprenden de manera diferente son más propensos a ser acosados.

Cuando usted estaba en la escuela, ¿observó a niños acosando a otros? Hoy en día, más del 70% de los estudiantes afirman que han sido acosados (bullying en inglés) en la escuela. Los niños que son acosados, pueden que sientan dolor e inseguridad toda la vida. Es un problema muy grande, pero usted puede hacer algo al respecto.

Continúe leyendo sobre el acoso y cómo proteger a los niños.

¿Qué es el acoso?

Todos los niños se pelean de vez en cuando. En el recreo uno puede querer jugar fútbol, mientras que otro quiere jugar baloncesto. O, un niño puede hacer un comentario desagradable sobre la apariencia de un compañero. Esto puede ocasionar un conflicto y los niños se enojan, se insultan e incluso se dan puñetazos.

Sin embargo, el acoso es algo más que un conflicto. Es cuando alguien utiliza su poder para controlar o perjudicar a otra persona. Es violento y tiene como finalidad hacer daño. Los acosadores (bullies) suelen ser físicamente más grandes o más populares en la escuela que sus víctimas, y ahí reside su poder.

El acoso no siempre es físico. El acosador puede agredir insultando a alguien. Tampoco tiene que ser en persona. Los acosadores pueden hacerlo desde cualquier lugar a través de Internet.

Estos son algunos ejemplos de acoso:

  • Insultar o hacer bromas pesadas.

  • Burlarse de alguien.

  • Amenazar con causar daño.

  • Golpear o patear.

  • Empujar, pegar o hacer tropezar a una persona.

  • Esparcir rumores.

  • Robar o dañar los bienes de otra persona.

  • Publicar mensajes en las redes sociales o enviar textos (“ ciberacoso”).

Los niños acosan por muchos motivos. Unos quieren lo que otros tienen (“¡Dame el dinero de tu almuerzo!”). Aunque a menudo, los acosadores quieren sentirse poderosos y escogen a los que les parecen débiles o menos capaces de defenderse.

Por qué los niños que piensan y aprenden de manera diferente tienen más riesgo

Los niños que piensan y aprenden de manera diferente son más propensos a ser acosados, ya que a menudo sobresalen de la multitud. Pueden tener problemas en la escuela, como dificultad para leer o para permanecer sentados, o pueden estar recibiendo servicios especiales.

Debido a sus problemas, también pueden carecer de confianza en sí mismos o autoestima y ser blancos fáciles.

No obstante, no todas las víctimas de acoso son tímidas. Algunos niños que son hiperactivos o se comportan inapropiadamente (ya sea que lo hagan a propósito o no) también son acosados. Puede que sean agresivos o se enojen fácilmente, y que por lo tanto otros niños los acosen. Tristemente, las víctimas de acoso pueden reaccionar convirtiéndose en acosadores.

El acoso es muy dañino. Los estudiantes que son acosados suelen tener peores calificaciones que los niños que no son acosados. Participan menos dentro y fuera de la clase. Y son más propensos a ausentarse, escaparse o a abandonar la escuela.

El acoso también puede causar problemas mentales, como la depresión y la ansiedad.

Cómo detener el acoso

Usted puede tomar medidas para detener el acoso. Primero, cerciórese de que los niños se sienten seguros para decir que estén siendo acosados. Y anímelos a que hablen si ven que alguien está siendo acosado. Dígales que reporten el acoso al personal escolar o que intervengan y detengan al acosador, si se sienten capaces y no corren peligro.

Algunas personas llaman a esto ser una persona consciente en lugar de ser solamente un testigo. A menudo el acoso ocurre cuando los adultos no pueden vigilar a los niños, como en el parque, en los pasillos o en el autobús escolar. Los niños que lo denuncian, pueden ayudar a detener el problema.

Otra cosa que se puede hacer es enseñar buen comportamiento y dar el ejemplo. Los niños se guían por la forma de actuar de los adultos. Si ven que los adultos se burlan o humillan a alguien por ser diferente, pueden pensar que está bien actuar de ese modo y comportarse de la misma manera con sus compañeros de clase.

Finalmente, es importante saber que existen leyes antiacoso en los 50 estados de los Estados Unidos que exigen que las escuelas reporten e investiguen el acoso. Estas leyes son herramientas poderosas para detener el acoso, el cual no solo es inhumano sino también ilegal.

¿Ha visto o escuchado que alguien esté acosando a un niño? Conozca qué pasos puede seguir si un niño está siendo acosado en la escuela. Concientice a otras personas compartiendo esta hoja informativa sobre el acoso.

Puntos clave

  • El acoso puede afectar el desempeño de los niños en la escuela.

  • Las víctimas de acoso pueden a su vez convertirse en acosadores.

  • Ayude a detener el acoso alentando a los niños a denunciarlo.

Comparta

Comparta El problema del acoso: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom

Comparta El problema del acoso: Lo que necesita saber

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Correo electrónico
  • Mensaje de texto
  • PróximamenteGoogle Classroom