Cerrar
Idioma
English
Español
Dificultades relacionadas con el lenguaje hablado

¿Por qué mi hijo tiene problemas para encontrar la palabra correcta cuando habla?

Por Kelli Johnson

Mi hija dice este y si muchas veces. Esto es como si las ruedas en su cerebro estuvieran dando vueltas mientras ella trata de pensar en la palabra que ella quiere decir. Cuando finalmente la dice, por lo general no la pronuncia bien. También pasa que ella se conforma con una palabra que no es exactamente la que quería, como diciendo silla cuando en realidad quería decir sillón. ¿Qué es lo que está pasando? ¿Por qué mi hija está teniendo tanta dificultad en encontrar la palabra correcta para decir?

Kelli Johnson

Patóloga educacional del habla y el lenguaje

Todos tenemos la experiencia frustrante de tener en la punta de la lengua la palabra que queremos decir, pero no nos sale. Nosotros sabemos la palabra, la hemos usado antes y estamos seguros que está allí en algún lugar. Acostumbramos a asociar este problema, conocido como dificultad para encontrar o recuperación de palabra con los adultos, en especial en la medida que envejecen.

Sin embargo, los niños también pueden tener estos problemas para encontrar palabras. Como los adultos, todos los niños tendrán dificultad de vez en cuando. Pero, para algunos niños esto puede ser mucho más que un problema ocasional. Además, puede tener un gran impacto en la habilidad de los niños para comunicarse y aprender.

Cuando los niños tienen problemas para encontrar palabras, no es raro que utilicen oraciones largas y confusas con un amplio vocabulario poco preciso (como cosa o esto). Usted mencionó que su hija con frecuencia utiliza “palabras de relleno” tales como esto o si. Esto es muy común, así como también es común la pronunciación equivocada de ciertas palabras o la substitución de una palabra por otra, tal como decir efelante cuando se quiere decir elefante.

Nombres, direcciones e incluso los conceptos matemáticos pueden ser difícil de recordar. Estas dificultades pueden ser muy frustrantes para los niños y también para los padres.

¿Por qué algunos niños parecen tener que esforzarse mucho para recordar, mientras que otros expresan sus ideas con facilidad? La verdad es que recuperar las palabras es un proceso bastante complejo.

Este comienza con la identificación de la idea básica de lo que se quiere decir. Por ejemplo, imagínese una manzana roja y brillante. Luego, usted tiene que encontrar la palabra manzana en su cerebro como si fuera un diccionario.

Este paso es más fácil para las personas que tienen un almacenamiento bien organizado de palabras, con conexiones fuertes entre palabras que están relacionadas de alguna manera. Por ejemplo, recuperar la palabra manzana es más fácil si el que habla la conecta con palabras como fruta, pastel , árbol o semilla. Cada una de estas palabras es un camino para el almacenamiento de palabras donde está la palabra manzana.

El último paso requiere la parte de diccionario en su cerebro que conecta con el área que le dice cómo debe de sonar la palabra. Solo asó usted podrá completar el proceso y decir la palabra. Si alguno de estos pasos en el proceso no se llevan a cabo, el resultado será una “traba” para encontrar la palabra, una pausa profunda, una substitución (como naranja), o una equivocación en la pronunciación (como manaz).

No siempre hay una causa médica para los problemas para encontrar palabra. Para los niños con una historia de lesión cerebral traumática o un diagnóstico de TDAH, las dificultades para la recuperación de palabras, son comunes. Sin embargo, nosotros vemos con frecuencia problemas para encontrar palabra en niños con trastornos del lenguaje, problemas con fluencia del habla (o tartamudeo) y dificultades de aprendizaje como la dislexia.

El estrés, la ansiedad y la falta de sueño, pueden dificultar aún más para los niños encontrar las palabras que ellos quieren decir.

La buena noticia es que hay muchas maneras de mejorar las habilidades de su hija para encontrar palabra. Si usted todavía no lo ha hecho, converse sobre esta preocupación con el pediatra de su hija, o con el equipo de educación especial de la escuela de su hija. Si su hija ya está recibiendo ayuda a través de la escuela o en una clínica, el patólogo del lenguaje y el habla, el maestro de lectura o de educación especial pueden darle ideas para trabajar con su hija en su hogar.

Después de todo, sepa que es mejor que se comunique honestamente con su hija acerca de sus dificultades. Déjele saber que está bien que ella a veces, se encuentre “trabada” o que tenga errores en relación a las palabras. Si usted puede lograr estar relajada y estar confiada, su hija probablemente va a seguir su actitud.

Acerca del autor

Retrato de Kelli Johnson

Kelli Johnson

Kelli Johnson es una patóloga educacional del habla y el lenguaje en Minnesota

Más de este autor

¿Le resultó esto útil?

¿Tiene su propia pregunta?

Obtenga y dé respuestas en nuestra comunidad. Es un lugar seguro para conectarse con otras familias y expertos. Únase a nuestros grupos.

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email