Cerrar
Idioma
English
Español
Dificultades con el procesamiento sensorial

5 situaciones difíciles para los chicos con dificultades del procesamiento sensorial

Por El equipo de Understood

835Encontró esto útil

Los chicos con dificultades del procesamiento sensorial pueden ser más sensibles, menos sensibles que otros a su entorno, o pueden ser ambos. Lo que desencadena una reacción negativa para un niño, puede que no tenga un impacto en otro niño. Estos son algunos puntos problemáticos para los chicos con dificultades del procesamiento sensorial.

835Encontró esto útil
Madre ayudando a su hija a quitarse la franela
1 de 5

Situación #1: Vestirse para la escuela

Los niños con problemas de procesamiento sensorial pueden ser exageradamente sensibles a la manera en la que las diferentes texturas de la ropa se sienten en su piel. Inclusive, pueden ser capaces de no tolerar zapatos nuevos porque son demasiado rígidos o están sin amoldarse a su pie. Sus reacciones a vestimentas como suéteres que pican o jeans ásperos pueden variar de lo molesto hasta la negarse a usarlos. Estar consciente de lo que dispara las reacciones negativas en su hijo puede ayudar. Por ejemplo, corte las etiquetas que lo molestan. Los pequeños ajustes pueden reducir las quejas y ayudarlo salir para la escuela más rápido.

Averigüe qué hacer si su hijo se niega a usar la ropa de invierno.

Madre abrazando su hijo y su hija en el parque infantil
2 de 5

Situación #2: Reuniones sociales

A algunos niños con dificultades de procesamiento sensorial no les gusta que los toquen. Las situaciones en donde hay roces con otras personas o saludos de mano puede ser muy difícil para ellos. Otros niños con dificultades del procesamiento sensorial están ansiosos por tocar objetos y personas, inclusive cuando esta conducta no es apropiada. Por ejemplo, los niños que son demasiado “tocadores” en un cumpleaños pueden pensar que no hay nada de malo en tocar el pelo o la ropa de alguien, en vez de solo comentar lo bien que esa otra persona se luce. Estas son algunas ideas de cómo preparar a su hijo para reuniones sociales.

Padres con su hija pequeña en un restaurante
3 de 5

Situación #3: Comer en restaurantes

Un restaurante ruidoso puede parecer un asalto a los sentidos para niños con dificultades de procesamiento sensorial. Los niños pequeños pueden esconderse debajo de la mesa o levantarse y moverse para escapar del ruido. Pueden rechazar las comidas que son “crocantes” (cereal, zanahorias), “pegajosas o viscosas” (melón, espagueti) u “olorosas” (pescado, queso). Los niños con dificultades del procesamiento sensorial pueden tener una fuerte preferencia por la temperatura a la que le sirven las diferentes comidas. Por ejemplo, pueden rechazar las bebidas con hielo. Llevar un registro de la conducta de su hijo puede ayudarlo a anticipar y evitar situaciones molestas en la casa y en público.

Madre comprando con sus dos hijos pequeños
4 de 5

Situación #4: De compras

Una tienda llena de gente puede ser una experiencia abrumadora para los chicos con dificultades del procesamiento sensorial. Las luces fluorescentes muy brillantes pueden ser irritantes para niños que son hipersensibles a ciertos tipos de iluminación. Para los niños que no les gusta que los toquen, el roce repetido con gente extraña en una tienda muy concurrida, puede ponerles de mal humor (inclusive disparar crisis emocional). A medida que crecen, pueden hasta temer entrar a una tienda o simplemente decidir evitar visitar lugares públicos.

Niño sentado solo en el parque infantil
5 de 5

Situación #5: En el patio de juegos

Los niños con dificultades del procesamiento sensorial frecuentemente batallan en el patio de juegos. Se pueden dar cuenta, cuando están al tope de una escalera, que no les gusta la sensación del metal de los escalones en sus manos. Pueden estar preocupados con chocar con parte de los objetos del patio o con otros niños. Algunos niños con dificultades del procesamiento sensorial tienen miedo de lastimarse. Como resultado se ponen a jugar en los juegos para niños más pequeños. Se mantienen lejos de los otros niños o evitan el patio de juegos por completo. Estos son algunos consejos acerca de cómo lidiar con el comportamiento limitado del patio de juegos.

Empiece la presentación nuevamente o explore más

Desafíos del verano para los niños con dificultades del procesamiento sensorial

El verano es una época para relajarse. Sin embargo, algunos de los sonidos, olores y sensaciones que acompañan la diversión pueden agobiar a los niños con dificultades del procesamiento sensorial. Estas recomendaciones pueden ayudar a su hijo a controlar las situaciones difíciles y a disfrutar el verano.

Acerca del autor

El equipo de Understood Graphic

El equipo de Understood

El equipo de Understood está compuesto por escritores apasionados, editores y moderadores para la comunidad, mucho de ellos tienen hijos con dificultades de aprendizaje y de atención.

Más de este autor

Revisado por Sheldon H. Horowitz, Ed.D. ene 27, 2014 ene 27, 2014

¿Le resultó esto útil?

Comentario(s)

Lo más reciente en Understood

facebook
twitter
pinterest
googleplus
email