Cerrar
Idioma
English
Español
¿Será que mi hijo tiene...?

Estoy preocupada de que mi hijo pudiera tener dificultades del procesamiento sensorial. ¿Ahora qué?

Por Amanda Morin

55Encontró esto útil

¿Su hijo es sensible a los olores o los sonidos? ¿Le incomoda usar ciertos tipos de prendas o algunas texturas de alimentos? Puede que le preocupe que las dificultades del procesamiento sensorial sean la causa. Si así fuera, puede ser complicado saber por dónde empezar. Estos son algunos pasos que usted puede seguir para determinar si su hijo tiene dificultades del procesamiento sensorial, y qué hacer después.

1

Infórmese sobre las dificultades del procesamiento sensorial

Conocer a profundidad lo que son las dificultades del procesamiento sensorial y lo que no son puede ayudarlo a entender lo que lo preocupa con respecto a su hijo. Conozca las señales de las dificultades del procesamiento sensorial. Y averigüe cómo esas señales pueden cambiar a lo largo del tiempo.

2

Entienda el concepto de concurrencia

La concurrencia o coincidencia es cuando un chico tiene más de una sola condición. Las dificultades de procesamiento sensorial a menudo van acompañadas de otras dificultades de aprendizaje y de atención y otras condiciones. Por ejemplo, los chicos con TDAH y autismo pueden ser muy sensibles o poco sensibles a la información sensorial. Puede que les molesten cosas que ven, sonidos, texturas, sabores u olores. O puede que no respondan a cierto tipo de información sensorial, como ser tocados en el hombro.

3

Tome notas de lo que le preocupa

Observe a su hijo y anote las cosas que le llaman la atención. Los problemas de su hijo con la información sensorial común, como la ropa o la comida, pueden ser fáciles de notar. Incluso pueden desencadenar crisis emocionales. No obstante, las dificultades del procesamiento sensorial también pueden causar problemas con las habilidades motoras. Por ejemplo, su hijo podría tener dificultad para subirse en los juegos del parque infantil.

4

Hable con el médico de su hijo

Lleve sus anotaciones y discuta con el pediatra lo que le preocupa acerca de su hijo. Es recomendable programar una cita en la que su hijo no esté presente.

Tenga en cuenta que hay desacuerdos en los círculos médicos sobre las dificultades del procesamiento sensorial. No hay un diagnóstico oficial en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V), que es el manual que recoge los criterios necesarios para que los especialistas hagan un diagnóstico. La mayoría de los médicos están de acuerdo con que algunos niños tienen problemas sensoriales, pero no todos están de acuerdo con que es un trastorno por sí mismo. Si esa es la opinión de su médico, usted puede pedir una segunda opinión.

5

Descarte o confirme otras dificultades de aprendizaje y de atención

Su pediatra puede recomendarle un especialista del desarrollo y un terapeuta ocupacional (OT, por sus siglas en inglés). Un especialista del desarrollo puede examinar en detalle todas las habilidades del desarrollo de su hijo para ayudar a identificar o descartar otras dificultades de aprendizaje y de atención. Un OT puede realizar pruebas específicas para tener una idea de las habilidades sensoriales de su hija. Eso en ocasiones se conoce como “perfil sensorial”.

6

Hable con el maestro de su hijo sobre las dificultades del procesamiento sensorial

Es importante hablar con el maestro de su hijo sobre cómo lo afectan sus dificultades del procesamiento sensorial. Coméntele lo que usted ha venido observando en la casa (y estrategias que funcionaron). Saber cómo se manifiestan esas dificultades puede ayudar al maestro a reconocer sus problemas y encontrar maneras de ayudarlo en el salón de clases.

7

Pregunte qué ha estado ocurriendo en la escuela

Pregunte al maestro de su hijo cuáles son las señales que ha observado en la escuela. ¿Le cuesta permanecer sentada o se tropieza con los niños en la fila? ¿Se agobia en la clase de gimnasia, de música o durante las asambleas? ¿Tiene problemas con el equilibrio o la escritura? También es importante que hable sobre el uso de apoyos informales para ayudar a su hijo.

8

Hable acerca de una evaluación para obtener apoyos en la escuela

Considere solicitar una evaluación educativa gratuita. Los chicos que tienen dificultades del procesamiento sensorial pueden tener otras dificultades de aprendizaje o de atención, y puede que se confundan con el TDAH. Evaluar a su hijo proporcionará información que ayudará a determinar el tipo de apoyo que su hijo recibirá en la escuela, como adaptaciones o enseñanza especializada.

9

Reúnase con la escuela

Reúnase con el personal de la escuela para hablar sobre los apoyos y servicios. Usted podría considerar presentar los resultados de cualquier evaluación que se haya realizado fuera de la escuela para apoyar la información obtenida a través de la evaluación de la escuela. Ambas pueden ayudar a determinar si su hijo es elegible para un Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés)o un plan 504.

10

Aprenda sobre tratamientos y terapias

Hable con la escuela y el especialista de su hijo sobre las opciones de tratamiento para las dificultades del procesamiento sensorial, como la terapia ocupacional. También es útil conocer los términos que podría escuchar de los profesionales.

11

Busque otras maneras de ayudar a su hijo

Busque estrategias para ayudar a su hijo con retos específicos en la casa. Investigue maneras de explicar las dificultades sensoriales a los amigos y familiares. Y considere unirse a nuestra comunidad, donde las familias con experiencias similares intercambian ideas y consejos.

Acerca del autor

Retrato de Amanda Morin

Amanda Morin es una madre defensora, exmaestra y autora de The Everything Parent's Guide to Special Education.

Revisado por

Retrato de Vanessa Pastore

Vanessa Pastore, MA, OTR/L, es una terapeuta ocupacional pediátrica especializada en integración sensorial. Tiene una clínica privada en Nueva York.

¿Le resultó esto útil?

Lo más reciente en Understood